Últimas entradas de Nana (ver todo)

Bajo una apariencia de horror cósmico, Jordan Peele estrena su tercer largometraje, ‘NOP’, en el que la mirada constante de un UFO vigila a una familia desde el cielo conformando cierto paralelismo con el mundo del cine

Nop | StyleFeelFree. SFF magazine
Imagen de la película NOP | StyleFeelFree. SFF magazine

Siempre que se menciona al director Jordan Peele se habla de terror afroamericano. Ya con sus anteriores películas Déjame Salir o Nosotros, el autor consiguió mantener una perfecta relación entre la crítica social y el entretenimiento, desarrollando un lenguaje muy personal. Ahora, nos sorprende con NOP, donde la ciencia ficción se mezcla con el terror para sumergirse en el mundo del espectáculo y la explotación. Todo comienza con la insólita muerte de Otis Haywood, el jefe de la famosa compañía Haywood Hollywood Horses, que lleva generaciones entrenando caballos para el mundo del espectáculo. Ahora, el negocio ha pasado a manos de sus hijos, OJ y Esme, que tan sólo desean pasar página y alejarse del establo. Sabiendo que tienen que comenzar desde cero, el dinero empieza a ser un problema hasta que un día son testigos de un fenómeno extraterrestre.

De improviso, ya no son los únicos en ese páramo. Un OVNI se esconde detrás de una nube inmóvil desde la cual lleva meses vigilando todos los alrededores. Así, la primera parte de la historia disfraza el suspense bajo un tono épico que mezcla los lenguajes de la ciencia ficción, la comedia y el wéstern. Por momentos, el extraterrestre se convierte en un verdadero milagro y, como tal, el lenguaje visual se vuelca para mostrar la grandiosidad de los hechos. De un momento a otro, el cielo se convierte en protagonista mediante el uso de planos abiertos que enfocan al horizonte. Mientras tanto, lo que subyace a esos planos va tejiendo un ambiente agónico y angustioso, gracias a la sonorización de los espacios y la banda sonora. A la vez que presenciamos la majestuosidad del OVNI y el cielo, las voces y sonidos se van distorsionando adquiriendo un aire espectral.

Y es que, ya se conoce el potencial que tiene el cine de terror para enmascarar las más crudas críticas sociales y, en este caso, no se queda atrás. NOP, además de ser un verdadero homenaje al cine, también habla de la representación y la supervivencia de la comunidad negra en el séptimo arte. De hecho, una de las primeras secuencias introduce estos temas a la perfección. Durante una producción, OJ y Esme tratan de presentar la empresa familiar y explicar las normas frente a un equipo de rodaje que ni siquiera intenta escuchar. Al final, se habla de una revisitación a la historia del cine y de un cambio de paradigmas. Pero también de todas las fallas que conlleva la fama y estar bajo las cámaras. Tal vez por ello ese UFO que permanece alerta recuerde al objetivo de una cámara. O contrariamente, tan solo es un simple depredador.
 

Consulta los ESTRENOS DE LA CARTELERA DE CINE DEL 2022 con valoraciones de películas