Últimas entradas de José Carlos Redondo (ver todo)

A diferencia de lo que hace su protagonista en el ring, ‘La forja de un campeón’, de Daniel Graham, no logra dar el golpe maestro

La forja de un campeón | StyleFeelFree. SFF magazine
Imagen de la película La forja de un campeón | StyleFeelFree. SFF magazine

Las historias de boxeo siempre brindan la oportunidad de contar procesos de superación de sus protagonistas. De hecho, películas como Rocky, Cinderella man o Toro salvaje, se han arraigado tanto en la cultura popular que prácticamente se las puede considerar como un subgénero propio. Sin embargo, La forja de un campeón no logra engrandecer la conexión entre el boxeo y el séptimo arte en ningún momento. Esto se debe a que, a pesar de que la ambientación y los aspectos más técnicos queden bien logrados, al director, Daniel Graham, como ya le ocurriera en su primera película Opus Zero, le cuesta abordar el desarrollo dramático. Además, el guion escrito por el actor protagonista Matt Hookings carece de la profundidad necesaria para abordar un arco de transformación en los personajes. De hecho, es curioso ver una película de esta índole sin ninguna subtrama.

Este biopic narra la historia de Jem Belcher, que, siguiendo los pasos de su abuelo, se convierte en el campeón de boxeo más joven de la historia. Esta figura de mentor es interpretada por Rusell Crowe, que a pesar de ser uno de los personajes que menos aparece en pantalla, es el elemento más destacable de esta obra. Las dudas sobre esta cinta se generan por su previsibilidad. Las acciones de este joven luchador se pueden intuir con facilidad ya que la puesta en escena deja demasiado en evidencia las intenciones del relato. No obstante, no todo es vacuo. Las escenas de pelea en el ring están muy bien logradas, por lo que probablemente, los aficionados más fieles del boxeo disfruten de estas. Además, el acierto del diseño del sonido, acompañado de una gran banda sonora, logra engrandecer el ambiente pugilístico.

En definitiva, a pesar de que la historia real en la que se basa La forja de un campeón es más que interesante, esta no logra mantenerse a la altura de las expectativas generadas. Pese a ello, hay detalles en la ambientación de la época que generan gran interés. Buenos ejemplos de ello son la implementación de los guantes como herramienta para el combate o la popularización del champagne como bebida en la alta sociedad. Y aunque la trama y los personajes rocen constantemente el cliché, la energía que impregnan los combates salva a la película de besar por completo la lona.
 

Consulta los ESTRENOS DE LA CARTELERA DE CINE DEL 2022 con valoraciones de películas