Ennio Morricone es un antes y después en la historia del cine, una afirmación que Giuseppe Tornatore en ‘Ennio: El maestro’ declara con certeza en su documental

Ennio: El maestro | StyleFeelFree
Imagen de la película Ennio: El maestro | StyleFeelFree

Ennio Morricone no es sólo un compositor y director de orquesta, es la persona que dio alma a las bandas sonoras más celebradas del cine. Este hecho se deja claro en el documental Ennio: El maestro de Giuseppe Tornatore ya que antes de su presencia la música cinematográfica tenía una visión simplista. Toda banda sonora se percibía como arte de segunda. Un producto sin intención expresiva relegado a un acompañamiento para la imagen. A pesar de ello, Ennio arremetió en contra del pensamiento establecido. A través de películas como La misión entre muchas otras, el maestro compuso las piezas de mayor calidad de su generación y, aun así, logró mucho más. Gracias a composiciones en las que mezcla melodías clásicas como en Questi Vent Anni Miei canción de Catherine Spaak, música concreta y sonidos reales desarrolla un nuevo plano expresivo. Hizo consciente al cine de la necesaria fusión imagen-sonido.

En consecuencia a todo lo mencionado, se entiende el acercamiento del documental. Giuseppe Tornatore no busca una dirección compleja en la que se marque su autoría al estilo de Jeremy Thomas, una vida de cine de Mark Cousin. Todo lo contrario, la cinta persigue un estilo claro e invisible. Nos muestra a Ennio Morricone tal y como era. Por medio de numerosas entrevistas que abarcan desde parientes a figuras célebres como Quentin Tarantino, Bernardo Bertolucci o Dario Argento crea un relato desnudo. Una biografía que fluye de forma natural en forma de anécdotas y recuerdos. Debido a este método, se comprende la duración del metraje. Aunque por momentos puede llegar a sentirse largo no llega a suponer un problema. La vida de Ennio es apasionante, sobre todo porque es el propio maestro quien la narra.

Desde una perspectiva más general, Ennio: El maestro se siente imprescindible, más aún tras su visionado. A pesar de ser una figura mundialmente reconocida y aclamada poca gente es consciente de su importancia y su camino. La visión reduccionista de su época lo sentenció al rechazo. Tanto sus compañeros de escuela como su maestro Goffredo Petrassi, institución de su generación, lo menospreciaban. Sin embargo, Morricone se mantuvo firme impulsando el arte un paso más adelante. El documental de Tornatore es una lección pedagógica y motivadora al mismo tiempo. Un recordatorio sobre la necesidad revolucionaria del arte y las personalidades que lo componen.
 

Consulta los ESTRENOS DE LA CARTELERA DE CINE DEL 2022 con valoraciones de películas