Con un eje común que se sitúa en América del Norte, la exposición ‘Paisajes emocionales’ reúne, en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, algunas creaciones del artista Ragnar Kjartansson en diálogo con obras de arte americano de la colección Thyssen

Ragnar Kjartansson | Museo Thyssen | StyleFeelFree
Imagen de The Visitors, 2012 de © Ragnar Kjartansson | StyleFeelFree

En la exposición Paisajes emocionales, título extraído de una canción de Björk, Ragnar Kjartansson (Reikiavik, 1976) presenta, en el Museo Thyssen, algunas de sus obras. Concretamente, podrán verse en las salas del museo madrileño cuatro de sus videoinstalaciones más reconocidas, y una serie de acuarelas. Estas videoinstalaciones, nunca antes expuestas en la capital, pertenecen a la colección de TBA21 que organiza este recorrido dentro del programa de actividades para celebrar su 20 aniversario. La fundación TBA21, creada por Francesca Thyssen-Bornemisza, presenta con esta muestra parte de los 15 años de colaboración con el artista islandés. Además, esta exposición es la séptima colaboración de la fundación con el Museo Thyssen después de Under My Feet de Walid Raad que cerraba el pasado mes de enero.

Ambientado en las Montañas Rocosas de América del Norte este recorrido nos traslada a una granja junto al río Hudson. El sonido blues y jazz envuelve el espacio. La performance, la música, la puesta en escena y las emociones transportan al espectador a lugares desde los que reflexionar sobre la condición humana. Todo ello, en diálogo con la nueva selección de obras de arte americano de los siglos XIX y XX que puede verse en la colección del museo. Francesca Thyssen señala al respecto que “experimentar sus obras en el contexto de la imaginería estadounidense agrega una dimensión de resonancia a su arte”. Asimismo, añade que “asumir el desafío del museo de encontrar la interacción y el diálogo entre las respectivas colecciones es un viaje fascinante”.

Un viaje por América a través de la música y la performance

Entre las 4 videoinstalaciones que componen esta muestra encontramos una de las piezas más célebres de Kjartansson, The Visitors (2012). Esta videoinstalación de nueve canales fue creada por un grupo ecléctico de músicos, amigos del artista. También con la música como elemento central The Man recoge una interpretación completa del repertorio del célebre músico de blues de Mississippi Pinetop Perkins, de 97 años. En la obra podemos ver al piano al viejo músico de blues en medio de una vasta pradera que alberga un viejo granero. La puesta en escena y la simulación se convierten en herramientas clave en el intento de Ragnar Kjartansson por ofrecer una experiencia genuina.

Otro de los trabajos que pueden verse en la exposición, God (2007), interactúa con las obras estadounidenses modernas de las colecciones Thyssen. En este video, de treinta minutos, el artista se presenta con la pose de un crooner al frente de una banda de jazz de once músicos. Aquí, la puesta en escena remite a la cultura pop estadounidense de mediados del siglo XX envuelta en satén rosa. Por último, The End (2009) sirve a Kjartansson para cuestionar la idea romántica del artista y su conexión con el paisaje. Lo consigue utilizando las Montañas Rocosas canadienses como escenario. The End se instala junto a la serie de acuarelas From the Valley of World-Weariness in British Columbia (2011) pintadas en el mismo paisaje, después de un incendio, lo que transmite una sensación dramática y de nostalgia desesperanzada.
 

DATOS DE INTERÉS DE LA EXPOSICIÓN

Título: Paisajes emocionales
Artista: Ragnar Kjartansson
Comisariado: Soledad Gutiérrez, comisaria jefe de TBA21
Lugar: Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Madrid
Fechas: del 22 de febrero al 26 de junio de 2022
Horarios y tarifas: consultar
Últimas entradas de SFF Magazine (ver todo)