La obra de Georgia O’Keeffe que puede verse en el Thyssen nos muestra a una artista que no dejó de explorar la fuerza de la naturaleza

Georgia O’Keeffe | Museo Thyssen | StyleFeelFree
Obra: Lucero de la tarde n.º VI, 1917 © Georgia O’Keeffe Museum. Donación de The Burnett Foundation | StyleFeelFree

El Museo Thyssen puede presumir de ser la pinoteca con más obra de Georgia O’Keeffe (Wisconsin, 1887 – Nuevo México,1986) fuera de su país. No obstante, que ahora presente la gran retrospectiva que le dedica, está secundado por varias razones de peso. Pionera de la no figuración, es una de las pocas mujeres asociadas a las corrientes artísticas de vanguardia de la primera mitad del siglo XX. Se convirtió, por ello, en una de las principales figuras de la modernidad estadounidense. Así se constata en la selección de alrededor de 90 obras que se ofrecen al público en el Thyssen-Bornemisza. Una exposición que ofrece un recorrido completo por su trayectoria artística, convirtiéndose en una oportunidad única para descubrir su trabajo. Con una presencia escasa fuera de los EEUU, lo que apreciamos aquí es el interés de 0’Keeffe por captar la naturaleza y sus ciclos vitales.

Si algo caracteriza la obra de Georgia O’Keeffe es su curiosidad e interés por lo desconocido. Por eso, a lo largo de su extensa vida, nunca dejó de viajar. Primero, por Estados Unidos; y ya en el último tercio de su vida, por todos los continentes. El Thyssen nos la descubre como una viajera empedernida, que además, recorre a pie los lugares que visita. Georgia caminaba para luego pintar. Por otra parte, durante estas caminatas recolectaba todo tipo de objetos, que le servirían de protagonistas de sus pinturas. Su interés radicaba en mostrar al habitante moderno los souvenirs orgánicos que pasaban desapercibidos en el ajetreo de la vida diaria. De hecho, ya desde sus tempranas pinturas —mostradas en 1916 en la galería 291 de Nueva York— la artista evocó el crecimiento y movimiento de la naturaleza. Un camino propio que deslumbró desde el principio por su modernidad y originalidad.

Dialécticas en Georgia O’Keeffe

Además de los viajes, el otro punto determinante que marca la trayectoria de Georgia O’Keeffe es su interés por la dialéctica campo-ciudad. Si por un lado era una gran entusiasta por las formas naturales, también lo era por la gran ciudad. La urbe que se levanta en los años veinte será el tema moderno por antonomasia y O’Keeffe no lo dejaría pasar. Es una de las razones por las que la artista estaba instalada en un moderno rascacielos desde el que dedicó muchas vistas a Manhattan. En el otro extremo, la llamada a la América rural la llevaría a pasar retiros en el campo, desde donde seguir explorando la naturaleza. Las flores seguirían siendo uno de los temas más predilectos que ocuparían su producción desde mediados de la década de 1920. En estos temas pasa de lo más abstracto a un enfoque nítido que simula una ampliación fotográfica.

Pero si hay un lugar privilegiado en la obra de la célebre artista conocida por su colorido repertorio de formas naturales, es Nuevo México. Allí, desde 1929, pasó muchos veranos. Quedaría fascinada por su espectacular orografía, la arquitectura vernácula, las cruces perdidas en la naturaleza, o los huesos de animales que encontraba en sus paseos. Todos estos elementos poblarían sus pinturas desde entonces. De esta forma, el paisaje que rodeaba su casa de adobe en Ghost Ranch, se convirtió en protagonista de muchas de sus obras. Así se puede ver en este trayecto en el que también se aprecian otros lugares que la propia artista denominaría White Place y Black Place. Este último, dentro de la nación Navajo. Todo un espectáculo de vida, color y luz que sigue sorprendiéndonos por su vitalidad.
 

DATOS DE INTERÉS
Título: Georgia O’Keeffe
Artista: Georgia O’Keeffe
Comisariado: Marta Ruiz del Árbol
Organización: Museo Nacional Thyssen-Bornemisza (Madrid), Centre Pompidou (París) y Fondation Beyeler (Riehen/Basilea) en colaboración con el Georgia O’Keeffe Museum de Santa Fe
Lugar: Museo Nacional Thyssen-Bornemisza (Madrid)
Fechas: del 20 de abril al 8 de agosto de 2021
Horarios y tarifas: consultar
Itinerario: Centre Pompidou, París: del 8 septiembre al 6 de diciembre de 2021
Fondation Beyeler, Riehen/Basilea: del 23 de enero al 22 de mayo de 2022
SFF Magazine