Jaime G.
Conecta

Heidi Hassan y Patricia Pérez cuentan su historia en ‘A Media Voz’, un catártico documental sobre encontrar tu lugar en un mundo hostil

A media voz | StyleFeelFree
Imagen de la película A media voz | StyleFeelFree

Heidi y Patricia, las dos realizadoras del filme, crecieron y estudiaron cine juntas en la Cuba de los setenta. A medida que fueron creciendo personal y profesionalmente, sus destinos las llevaron a migrar de su tierra natal, pero por caminos distintos. A Media Voz es la historia de cada una de ellas, construida por medio de las cartas grabadas en vídeo que se dedican mutuamente. Un relato acerca de la amistad entre las directoras y su reencuentro a través de correspondencias. A sus cuarenta años y con un arsenal de experiencias y de material grabado a sus espaldas, ellas protagonizan este documental autobiográfico profundamente íntimo.

En este ambicioso proyecto, Heidi Hassan y Patricia Pérez, dan un nuevo significado a sus vivencias a través del montaje cinematográfico. Así, su constante anhelo de dedicar su existencia al cine, es conquistado inesperadamente en el proceso de narrar los años más importantes de sus vidas. En el proceso de contar sus historias personales, a pesar de ser similares, se vislumbra el estilo propio de cada cineasta. Por una parte, Heidi se maneja mejor con la realidad ficcionada para trasladar sus anécdotas al audiovisual. Y por otra, las imágenes que documenta Patricia se encuentran completamente sin adulterar y se acumulan en cajas de cintas y en latas de celuloide. Aún así, el asiduo trabajo de ambas se revela como cándido y poético en forma; y ciertamente reivindicativo en contenido.

La habilidad de las directoras radica en la manera en la que logran relatar una historia con ecos universales. Si bien lo que vemos en pantalla es una sucesión de tomas sobre su día a día y sus personas cercanas, es inevitable verse reflejado. A Media Voz es una carta de amor al cine como método de expresión y al documental como medio purificador de los sentimientos. Hay una magia que rodea al acto de contar, algo especial que se intensifica cuando se hace en forma de dedicatoria. Aquello que mueve a Heidi y a Patricia a filmar no es una pretensión de exhibirse frente al espectador. Sus reflexiones, aquello que destacan dentro de sus vidas, lo hacen para ellas mismas, en un murmullo que poder escuchar se siente como un privilegio.
 

Consulta los ESTRENOS DE LA CARTELERA DE CINE DEL 2020 con valoraciones de películas