Rosana G. Alonso
Conecta
Últimas entradas de Rosana G. Alonso (ver todo)

Más escéptico que nunca, Michael Moore, a pesar de todo, no tira el hacha de guerra y sigue tratando de buscar respuestas a los problemas de EEUU en ‘Fahrenheit 11/9’

Fahrenheit 11/9 | StyleFeelFree
Fotograma de Fahrenheit 11/9 | StyleFeelFree

Michael Moore sigue haciendo de las suyas y denunciando al establishment en Fahrenheit 11/9, pero a estas alturas de metraje ya sabe que poco o nada va a conseguir mover los sistemas intocables, salvo pequeñas piezas que se transforman en atrayentes accesorios, como romas hazañas reseñables, pero que no cambian la coyuntura global, el problema de fondo. Es por ello que en esta nueva entrega se percibe menos bufón y más escéptico, si bien no desdeña algunos de sus pintorescos trucos para ganarse al espectador con sus esperadas acrobacias como la que le dedica a Rick Snyder, gobernador de Michigan, regándole su jardín con agua contaminada, haciéndole de esta manera máximo responsable de la crisis del agua en Flint.

Michael Moore mantiene su modo de hacer y sigue siendo el punto sobre las íes de EEUU

El modo de hacer de Michael Moore, que se revela como el punto sobre las íes de EEUU, sigue intacto. Pero aunque Fahrenheit 11/9 comienza con las elecciones presidenciales de 2016 que llevaron a Trump al poder y convirtieron a Hillary Clinton en una de las perdedoras más famosas de la historia reciente, el punto de partida tiene que bifurcarse sin aportar soluciones como en su anterior trabajo ¿Qué invadimos ahora?, más desenfadado. Todo porque el cineasta ganador del Oscar por Bowling for Columbine no parece encontrar un modo apropiado para dar forma a un relato con un sentido de la narratividad uniforme. En una actualidad en la que los acontecimientos se dispersan y se pasa página rápidamente, el realizador estadounidense se atisba fatigado.

Como consecuencia Moore ataja la sorpresa del triunfo de Trump vanagloriándose de que él ya lo había avisado, y busca a partir de aquí otros episodios recientes de la historiografía americana. Asuntos de interés como la crisis del agua en Flint (Michigan), las secuelas del tiroteo en la escuela Parkland que llevaron a que un grupo de estudiantes tomasen conciencia social, o los nuevos rostros de una escena política en la que las mujeres están comenzando a tener cada vez más presencia. Sin embargo, no se siente tan optimista para aportar soluciones, o bien está frustrado, en general, de la poca eficacia que ha tenido su activismo. Cuando la exposición de los hechos no sirve para cambiar las cosas, ¿qué se puede hacer?

Hay en Fahrenheit 9/11 dobles juegos, preguntas en el aire y muchas dudas dispersas con la misma pólvora que en otras ocasiones, pero menos estruendo

Bajo un título que puede llevar a confundirse con su predecesora Fahrenheit 9/11, con la que Michael Moore se llevó la Palma de Oro en 2004, hace un juego de números. ¿El mundo que tenemos con EEUU todavía a la cabeza, es consecuencia del 11 de Septiembre, tema que abordó precisamente en Fahrenheit 9/11? Hay en este esperado capítulo dobles juegos, preguntas en el aire y muchas dudas que quedan dispersas con la misma pólvora que en otras ocasiones pero menos estruendo. Aún así, Moore no deja de tener una de las miradas más imprescindibles del siglo XXI.
 

Tráiler de Fahrenheit 11/9 | StyleFeelFree Youtube

 

SINOPSIS
Partiendo de las elecciones presidenciales de 2016 que llevaron a Donald Trump al poder, Michael Moore analiza la actualidad en EEUU, intentando enfocar algunos problemas recientes como la crisis del agua envenenada en Michigan, las repercusiones del tiroteo en la escuela Parkland o las nuevas caras femeninas de la política. Escenarios que tratan de aclarar cómo se llegó hasta la crisis de valores del momento presente y si hay posibilidad de salir.
FICHA TÉCNICA
Título original: Fahrenheit 11/9
Duración: 128 minutos
Dirección: Michael Moore
Guion: Michael Moore
Fotografía: Luke Geissbuhler, Jayme Roy
Montaje: Doug Abel, Pablo Proenza
Distribuidora en España: DeAPlaneta
Fecha de estreno en España: 9 de noviembre de 2018
FESTIVALES Y PREMIOS
Nominaciones:
Critics’ Choice Documentary Awards (2018): Nominada a Mejor Documental Político
Stockholm Film Festival (2018): Nominada a Mejor Documental
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2018 con valoraciones de películas