Rosana G. Alonso
Conecta
Últimas entradas de Rosana G. Alonso (ver todo)

No hay medias tintas en ‘Mandy’, el nuevo trabajo de Panos Cosmatos, tras la asombrosa ‘Beyond the Black Rainbow’. Difícil no caer en las comparaciones entre una y otra

Mandy | StyleFeelFree
Fotograma de Mandy | StyleFeelFree

Dos lecturas y además, dos relatos predispuestos a confluir. Mandy, la nueva película de Panos Cosmatos que regresa tras su hipnótica Beyond the Black Rainbow, está partida a la mitad. Argumentalmente podríamos considerar que está inspirada en la recreación del cielo por un lado, y del infierno, por otro. Mientras en el paraíso reina el amor configurado por una atmósfera naif, envuelta, sin embargo, en cierta inquietud presagiada por el tema Starless de King Crimson; en el infierno el mal no encuentra un lugar donde retractarse de sus faltas. A este respecto, la alusión a una iconografía que comienza deleitándose en lo mitológico, para acabar sirviéndose de constantes cristianas, sirve de modelo para afianzar el horror como metáfora de la pérdida que lleva a la ira.

Mandy, la nueva película de Panos Cosmatos, tiene dos lecturas y ofrece además dos relatos predispuestos a confluir

Esta fragmentación que se evidencia en Mandy distanciándose de la sutileza argumental del anterior trabajo de Cosmatos, parece buscar claramente la aprobación del público en general, con la figura sobredimensionada de Nicolas Cage, no obstante, bien caracterizado y muy apropiado para un papel que parecía estar esperando desde Corazón salvaje de David Lynch. Pero especialmente Mandy trata de afianzar al público seguidor del cine de género de terror, descifrando los enigmáticos y asombrosos códigos de Beyond the Black Rainbow, que pierden su exquisita trascendencia ornamental y deductiva.

El nuevo proyecto de Panos Cosmatos es así una cinta que deja de lado la creación por la creación que no atiende ni se rinde al mercado (Beyond the Black Rainbow), para lanzarse a la búsqueda de un equilibrio entre las demandas de los públicos y el interés de su realizador por mantener un ideario propio muy reconocible visualmente por sus constantes al esoterismo, la metafísica y una composición narrativa que se nutre de los sueños y las pesadillas en artificios de pura psicodelia.

Hay una búsqueda de equilibrio en Mandy entre las demandas de los públicos y el interés de su realizador por mantener un ideario propio muy reconocible visualmente

Se mire por donde se mire no hay medias tintas y es difícil tomar partido como espectador. Pero puestos a sacar rédito de Mandy, se puede considerar que es una película que se posiciona frente al mundo que estamos dejando atrás y el que nos viene. La tendencia a la monstruosidad y el cinismo que se articula maravillosamente a través de un humor negro que busca desdramatizar y quitarle hierro a una cinta ya de por sí muy metalera, sirve de enorme epítome que dibuja los horrores que podría dejar tras de sí el resurgimiento de los fascismos de toda índole. Desde este enfoque Mandy ofrece una lectura muy sugerente y Panos Cosmatos se sitúa como uno de los creadores de género más clarividentes de los últimos años. De hecho Beyond the Black Rainbow, a la que es inevitable acudir, acabará convirtiéndose, tarde o temprano, en un filme de culto en su interés por desarrollar nuevamente la pérdida, pero sobre todo, la libertad.
 

Tráiler de Mandy | StyleFeelFree Youtube

 

SINOPSIS
Mandy y Red viven alejados de la civilización en un lugar remoto, The Shadow Mountains. En su cabaña de vidrio pueden disfrutar de su amor, en un mundo a su medida. Sin embargo, esta idílica existencia se ve enturbiada cuando casualmente Jeremiah Sand, líder de una malévola secta, se fija en Mandy y se obsesiona hasta tal punto con ella que decide raptarla, con la intención de convertirla en su esclava sexual. A partir de entonces Red comienza un viaje hacia el infierno, transformándose en un temible vengador.
FICHA TÉCNICA
Título original: Mandy
Duración: 121 minutos
Dirección: Panos Cosmatos
Guion: Panos Cosmatos y Aaron Stewart-Ahn
Fotografía: Benjamin Loeb
Diseño de producción: Hubert Pouille
Vestuario: Alice Eyssartier
Música / banda sonora: Jóhann Jóhannsson
Montaje: Brett W. Bachman y Paul Painter
Reparto: Nicolas Cage, Andrea Riseborough, Linus Roache, Ned Dennehy, Olwen Fouéré, Richard Brake, Bill Duke
Distribuidora en España: Surtsey Films
Fecha de estreno en España: 31 de octubre de 2018
FESTIVALES Y PREMIOS
Festivales:
Festival de Sundance
Festival de Cannes – Quinzaine des réalisateurs
Nominaciones:
Festival de Cine de Sitges (2018): Nominada a Mejor Película
Premios:
Festival de Cine de Sitges (2018): Premio a Mejor actriz (Andrea Riseborough) y Premio a Mejor Dirctor (Panos Cosmatos)
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2018 con valoraciones de películas