Rosana G. Alonso
Conecta
Últimas entradas de Rosana G. Alonso (ver todo)

Con una trama clásica, ‘Una receta familiar’ busca la conciliación entre culturas, a través de la gastronomía. Un recorrido que invita a degustar con los ojos las más conocidas recetas culinarias japonesas y singapurenses

Una receta familiar | StyleFeelFree
Fotograma de Una receta familiar | StyleFeelFree

Una receta familiar lo inunda todo de sabores y olores que logran amplificar el sentido de la vista

Si hay algo que caracteriza a algunas de las películas asiáticas más suculentas que han tomado la gastronomía como decorado que envuelve el relato, es que abren el apetito. Como en Comer, beber, amar de Ang Lee y más recientemente Una pastelería en Tokio de Naomi Kawase, Una receta familiar lo inunda todo de sabores y olores que logran amplificar el sentido de la vista sin caer en el manierismo. La intención de Eric Khoo, que consigue no desentonar en los momentos más álgidos, es celebrar el cincuenta aniversario de las relaciones diplomáticas entre Japón y Singapur, a propuesta de su productor Yutaka Tachibana. Y aunque no sorprenden los recursos que emplea para tal intención, Una receta familiar alcanza el objetivo con una trama clásica que no lleva a sorpresas y que sin embargo resulta agradable e incluso didáctica.

El interés por la gastronomía ya lo había mostrado Khoo en su anterior filme, Wanton Mee. Ahora vuelve sobre la misma temática, se recrea en ella, pero no se queda en la superficie. La usa como obsequio para la conciliación entre personas y estados, como gesto de cordialidad que incita a abrirse a los demás. Más sobrio y comedido que en My Magic, una película con un realismo extraordinario en la primera parte, que luego va decayendo hasta quedar reducido a cenizas, Eric Khoo no pretende aquí sentar las bases de la cinematografía singapurense, no obstante, todavía incipiente y bastante desconocida, aunque con grandes sorpresas como Retratos de familia, de Anthony Chen, estrenada en España hace poco más de tres años.

Eric Khoo todavía parece estar buscando la fórmula que lo defina realmente

A pesar de haber dirigido ya una decena de largometrajes, con algunas películas destacadas como Shier lou, Be with me o Tatsumi, Eric Khoo todavía parece estar buscando la fórmula que lo defina realmente. Si en Una receta familiar se aproxima es porque se deja llevar por su instinto para crear un nuevo plato tratando de encontrar el equilibrio entre opuestos y complementarios que le permiten elaborar un ramen muy especial, tomando como referencia tanto el cine asiático más sosegado, como la impronta estadounidense que se recrea en la moraleja. Quizás un poco dulce la combinación que surge, pero se sostiene sin necesidad de recurrir a estrategias que limiten la capacidad de elección de los personajes.
 

Tráiler de Una receta familiar | StyleFeelFree Youtube

 

SINOPSIS
Masato, un joven cocinero japonés, se embarca en un viaje hasta Singapur interesado en su cultura gastronómica. Guiado por Miki conocerá los secretos de la cocina japonesa y algo más. Lo que no imagina es que esta aventura le abrirá la puerta a un pasado que desconocía, mientras se deja seducir por nuevos sabores y olores.
FICHA TÉCNICA
Título original: Ramen Teh / Ramen Shop
Duración: 90 minutos
Dirección: Eric Khoo
Guion: Tan Fong Cheng y Wong Kim Hoh
Fotografía: Brian Gothong Tan
Vestuario: Meredith Lee
Música / banda sonora: Christine Sham y Kevin Mathews
Montaje: Natalie Soh (Infinite Frameworks)
Reparto: Takumi Saito, Jeanette Aw, Mark Lee, Beatrice Chien, Tsuyoshi Ihara, Tetsuya Bessho, Seiko Matsuda
Distribuidora en España: Avalon
Fecha de estreno en España: 31 de octubre de 2018
FESTIVALES Y PREMIOS
Festivales:
Kulinarisches Kino Berlinale (2018)
66 SSIFF – Culinary Zinema – Donostia Zinemaldia (2018)
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2018 con valoraciones de películas