Últimas entradas de D. Díaz (ver todo)

Al frente de un elenco sobresaliente, Viola Davis encarna en ‘La Mujer Rey’ un personaje que representa a la mujer guerrera durante la era de la esclavitud

La mujer rey | StyleFeelFree. SFF magazine
Imagen de la película La mujer rey | StyleFeelFree. SFF magazine

Se estima que, desde el siglo XVI hasta mediados del XIX, más de 12.000.000 de esclavos fueron transportados desde las costas de África a Estados Unidos. La mujer rey, de Gina Prince-Bythewood, realiza una retrospectiva histórica de la abolición de la esclavitud desde el punto de vista de una tribu del África Occidental. Con un contexto como este, sería algo predecible que el mensaje que dominara la narrativa fuese la lucha por la libertad. Sin embargo, aunque esta lucha supone el detonante que motiva el desarrollo de la trama, no es el plato fuerte del menú. Sobre todo, la cinta se centra en la figura de la mujer en la cultura africana, tratándola desde el empoderamiento y la sororidad. Las Agojie, un ejército de mujeres guerreras, son las encargadas de velar por la prosperidad del reino de Dahomey.

Como película de acción, La mujer rey propone secuencias orgánicas sin abusar de efectos visuales como el CGI. En este sentido, recursos como la coreografía y las acrobacias son los que más destacan. En batalla, siempre persisten escenas donde las Agojie cooperan entre ellas para vencer. Precisamente, es este elemento el que nos habla del poder de la unión femenina, el tema clave en la obra. Nawi, la protagonista de la historia, es desconocedora de su pasado. Por tanto, su evolución pasa, inevitablemente, por el conocimiento de uno mismo. A medida que la identidad de Nawi se esclarece, el viento se levanta progresivamente. A nivel simbólico, el viento representa ese camino no escrito que guía los pasos de la joven. Asimismo, el destino es el concepto más paradigmático dentro de su arco argumental.

Con todo esto en mente, la mujer rey aúna en su desarrollo tantas claves que, para vistas en otra película, hubiese sido fácil perderse entre ellas. Para evitar que esto suceda, sus líneas argumentales respetan una jerarquía basada en la importancia relativa de cada una. Como guinda del pastel, la obra cuenta con un elenco sobresaliente. Para interpretar a Nanisca, Viola Davis opta por una actuación contenida y tensa, esperando el momento para explotar la carga dramática del personaje. Por su parte, una inmensa Lashana Lynch devora la pantalla cada vez que aparece en ella, sin encontrar rival alguno para su carisma. Con todo esto en mente, La mujer rey supone un triunfo a varios niveles. Como filme de acción es sincera y orgánica. Como drama, funcional y efectista. Como retrato geopolítico, está imbuida en un aura mágica, propia del folclore africano, tan presente en secuencias dedicadas a las danzas ceremoniales femeninas.
 

Consulta los ESTRENOS DE LA CARTELERA DE CINE DEL 2022 con valoraciones de películas