El Museo de Arte de Portland acoge una retrospectiva sobre la artista Katherine Bradford que mantiene un diálogo entre abstracción, narrativa y figuración

Katherine Bradford | Museo PMA | StyleFeelFree
Obra: Superheroes, 2020 de © Katherine Bradford | Imagen cortesía Alan Wiener | StyleFeelFree

Figuras que nadan entre paletas vibrantes. Figuras que comen. Al mismo tiempo, figuras que desafían al espectador, rehuyendo de su mirada, recelosas. Figuras simbólicas que fluyen en un espacio compositivo que más que monocroma, es un gran teatro. La artista Katherine Bradford tiene el poder de acercar al espectador a su propio cosmos. Un universo en el que los personajes se subliman convirtiéndose en mujeres, madres o superheroínas. La primera retrospectiva de la creadora de Flying Women que presenta el PMA —el Museo de Arte de Portland—, acoge su trabajo realizado desde 1999.

La obra que da nombre a la exposición, Flying Women, es también la tarjeta de presentación de Bradford. Esta pintura es fundamental en la historia del arte así como para el PMA que la expuso poco después de que fuese pintada. Como afirma Mark H. C. Bessire, director del Judy and Leonard Lauder del PMA, es “una imagen potente, vulnerable y llena de potencial”. A pesar de la importancia de esta obra, la muestra, presentada en un recorrido cronológico, se plantea como una crónica sobre la artista. En ella se observa cómo investiga los límites impuestos socialmente sobre la figura de la mujer. Con un estilo único, y un modus operandi marcado –óleo sobre lienzo-, Bradford explora la complejidad de la abstracción, la figuración y el color.

El recorrido que ofrece Flying Woman aborda, desde un enfoque íntimo, una trayectoria en la que sobresalen las características materiales y figurativas de la pintura. Esta ofrece una fluidez en su composición que rehúye cualquier imposición o expectativa. Con alrededor de 40 piezas, el Museo de Arte de Portland erige a Bradford como una de las artistas más influyentes de finales del siglo XX. Por otro lado, reivindica la universalidad de su temática. Sus personajes flotan, nadan, bucean y conversan en un cosmos de dulces colores que sugieren una abstracción etérea. Igualmente, se evidencia como la artista plasma las rutinas de la vida cotidiana.

Katherine Bradford es una creadora afincada en Nueva York que divide su tiempo entre sus dos estudios en Maine y Brooklyn. Es por eso que reconoce la importancia de ambas escenas artísticas, y el impacto de estas en sus creaciones. Su estilo propio bebe de la influencia de artistas como Rothko, Bonnard, Dodd o Hartley. Con todo, la esencia que destila su trabajo estriba en la genuinidad, sin autoimponerse etiquetas. Una artista que crea una radiografía social, mediante el recorrido de su propia vida, ahondando en la vulnerabilidad y lo genuino. De esta manera se percibe como una ingeniosa narradora en su papel de mujer, madre y lesbiana.
 

DATOS DE INTERÉS DE LA EXPOSICIÓN

Título: Flying Woman: The Paintings of Katherine Bradford
Artista: Katherine Bradford
Organización: Jaime DeSimone
Lugar: Portland Museum of Art – PMA (Estados Unidos)
Fechas: hasta el 11 de septiembre
Horarios y tarifas: consultar