El artista multidisciplinar Gus Van Sant demuestra su faceta pictórica con una serie de retratos abstractos que reinterpretan la famosa obra de la Mona Lisa

Gus Van Sant | Vito Schnabel Gallery | StyleFeelFree
Obras de izquierda a derecha: Mona Lisa #8 y Mona Lisa #4, 2021 de © Gus Van Sant | StyleFeelFree

Gus Van Sant (Louisville, Kentucky, 1952) no solo es conocido por sus grandes trabajos cinematográficos, sino que también es internacionalmente admirado por sus pinturas. Su estudio en pintura se mueve dentro y fuera del primer plano de su carrera multidisciplinar, convirtiéndose nuevamente en una prioridad en la última década. Debido a esta extraordinaria faceta, la Galería Vito Schnabel de St. Moritz, en Suiza, presenta Gus Van Sant: Mona Lisa, una exposición de sus nuevas pinturas. Esta muestra, la primera del artista en Suiza, enseña una serie de lienzos a larga escala de la Mona Lisa ejecutados mediante distintas técnicas. Desde pan de oro, hasta crayón u óleo, Van Sant mantiene como tema principal la obra maestra renacentista de Leonardo Da Vinci.

Este enigmático retrato de Da Vinci es un arquetipo de belleza que se ha arraigado en la conciencia colectiva como un objeto de veneración generalizada. Para La Gioconda, el artista cumplió con la solicitud de la familia Medici de hacer una pintura para un hijo ilegítimo alejado de su madre. Da Vinci llevó a cabo esta petición solicitando a su asistente favorito, Salai, sentarse como su modelo. Debido a su belleza y el afecto que el artista sentía por su asistente, inspiró su visión de su propia madre desconocida. Por eso, La enigmática figura de la Mona Lisa continúa seduciendo a día de hoy la imaginación del espectador.

Una cuestión de perspectiva

Gus Van Sant despliega aquí una técnica que evoca el puntillismo haciendo uso de grandes extensiones de color. De este modo, la elusiva narrativa de la Mona Lisa se apropia y se subvierte a medida que su imagen se deconstruye mediante esta experimentación. Los bloques que construye con exactitud disuelven el modelo por lo ancho de una rejilla oscura con pinceladas táctiles y repetidos puntos de crayón pastel. Así pues, el público primero observa a corta distancia y se envuelve en su color y forma abstracta. Después, se puede descubrir a una mayor distancia que esas superficies fracturadas se materializan en un personaje coherente y legible, esto es, una mujer sonriente. En consecuencia, estas nuevas pinturas invitan a la meditación en el espacio que existe entre la experiencia óptica pura y el campo de la imaginación.

El artista comenzó a aislar y particionar los tonos inspirado en un anuncio de LEGO. En él, la famosa compañía utilizaba sus bloques de plástico para construir la Mona Lisa junto a otras pinturas de renombre. La paleta de pintura utilizada se extiende desde los de suaves y pasteles a los fuertes y vibrantes tecno-colores. También abarca superficies reflectantes y metálicas de oro, plata y bronce. Sus manchas sueltas y gruesas de pintura y capas de empastes en óleo se contraponen a las casi imperceptibles pinceladas de sfumato de Da Vinci. Con ello Van Sant reflexiona sobre la noción del sujeto o no-sujeto y sobre lo figurativo o abstracto. A su vez, se cuestiona qué es lo que uno pinta. Su enfoque ondea entre el material, el color y la forma. Mientras, la mirada vigilante de la Mona Lisa se disuelve en el vasto campo pictórico de su superficie.

La mirada personal de Gus Van Sant

Gus Van Sant es un creativo visualizador cuya proclividad para la narración es elemental en su modus operandi. Su trabajo tiene un interés global en retratar a individuos marginados y el respeto por los protagonistas desubicados que viven al margen de la sociedad. Así, el artista, con gran sensibilidad y proeza, llama al sentido de la percepción y proximidad del espectador en su obra. De esta forma el público participa con distancia emocional en la desubicación que cubre la verdadera historia de la Mona Lisa. Tanto su trabajo en cine como en pintura ha sido objeto de aclamadas críticas que le han llevado a su éxito internacional. De hecho, su faceta de cineasta y pintor se unen en su primer musical titulado Andy. Una obra inspirada en la vida del icónico artista pop Andy Warhol que hará un tour europeo este 2022 que acaba de comenzar.
 

DATOS DE INTERÉS DE LA EXPOSICIÓN

Título: Gus Van Sant: Mona Lisa
Artista: Gus Van Sant
Lugar: Vito Schnabel Gallery, St. Moritz
Fechas: del 27 de diciembre de 2021 al 19 de febrero de 2022
Horarios y tarifas: consultar
Últimas entradas de SFF Magazine (ver todo)