El Museo Carmen Thyssen Málaga expone la obra de Paul Strand, una de las figuras más relevantes de la historia de la fotografía, gracias a la colaboración con Fundación MAPFRE

Paul Strand | Museo Carmen Thyssen Málaga | StyleFeelFree
Obra: Muchacho, Gondeville, Charente, Francia, 1951 de Paul Strand | Colecciones Fundación MAPFRE | © Aperture Foundation Inc., Paul Strand Archive | StyleFeelFree

Es uno de los fotógrafos más sobresalientes e influyentes del siglo XX. Paul Strand (EEUU, 1890 – Francia, 1976) se convirtió en el principal promotor de la llamada fotografía directa (Straight Photography). Su estilo es reconocido mundialmente por su mirada nueva y directa, sin artificios. Lo que reivindicaba con esto era el valor artístico de una imagen que no era el resultado de composiciones previamente organizadas o estudiadas. En ello, se divisaba una modernidad que es la que recoge el Museo Thyssen de Málaga en la exposición La belleza directa. Fotografías de las Colecciones Fundación MAPFRE. En colaboración con la Fundación MAPFRE presenta por primera vez la colección completa del artista que dicha fundación posee. Un recorrido que comprende 131 fotografías que permitirá al público descubrir o reencontrarse con las imágenes más icónicas del célebre artista.

Como fotógrafo de Nueva York Paul Strand, en sus inicios, se dedicaba a recorrer sus calles capturando retratos en primer plano a todo tipo de transeúnte. Además, exploró nuevas temáticas y soluciones estéticas próximas a la abstracción. Esas indagaciones ponen de manifiesto su interés por las artes plásticas contemporáneas y la asimilación de la fotografía como vanguardia. La obra de Strand de este primer período comprende rotundos y monumentales retratos en primer plano de personas que observaba en la calle. Durante las décadas siguientes, el fotógrafo viajaría a América y Europa movido por la curiosidad. Influenciado por fotógrafos como Alfred Stieglitz y Lewis W. Hine, Paul Strand desarrolló una vida dedicada a la observación directa del mundo. Así, de Hine, su primer maestro, conservaría la idea de la fotografía como arma de denuncia, como elemento político, característica que definirá su dilatada trayectoria.

Recorrido por la exposición: de Nueva York a Orgeval, del retrato a la abstracción

En la exposición se pondrán ver todas las etapas de la obra de Paul Strand. Desde las imágenes iniciales en la década de 1910 hasta las que tomó al final de su vida. Entre medias, las que realizó en sus viajes por América, Europa o África. Hijo de una familia inmigrante de la República Checa, aunque nació en Nueva York, su curiosidad le llevó a recorrer el mundo después de un éxito temprano. En su juventud expuso en la galería 291 que regentaba Alfred Stieglitz y en The Modern Gallery. Igualmente, apareció en los dos últimos números de la revista Camera Work. De esta forma, exploró los principios de la estética moderna y profundizó en la corriente de la Nueva Objetividad con sus paisajes urbanos y sus fotografías de máquinas.

Hay que señalar que Strand desempeñó un papel fundamental en el establecimiento de la fotografía como medio para crear una estética moderna. Al mismo tiempo, exploraba su potencial como disciplina humanística. En este sentido, en la segunda sección de la muestra se presentan sus investigaciones sobre la capacidad de la fotografía para captar las cualidades del mundo rural. En estas fotografías plasma entornos rurales y sus modos de vida. La aspiración de Strand era hacer un retrato de una comunidad, una idea que pondrá en práctica en distintos países y culturas.

Durante la exposición también apreciaremos la obra de sus últimos años, en la que investigó regiones remotas amenazadas por la modernización global. Motivado por una afinidad ideológica, en los años sesenta se dedicó a documentar la vida de algunos países socialistas como Ghana, Rumanía o Egipto. Las instantáneas que se conservan retratan a gente humilde y natural. Tal y como menciona Strand sobre esta serie “me gusta fotografiar a gente con fuerza y dignidad en sus caras. Por mucho que la vida los haya maltratado, no se derrumban”. El artista no quería disfrazar la percepción de un territorio, sino explorar la vida de estos lugares a través de los rostros y las actividades cotidianas de sus habitantes.

El trayecto que propone el Thyssen Málaga junto a la Fundación MAPFRE finaliza con las imágenes que Paul Strand tomó en los últimos años de su trayectoria en el jardín de su casa de Orgeval, en Francia. Son formas abstractas conservan las características esenciales de su obra: minuciosidad en la composición, nitidez y uso de primeros planos. Con ellas se cierra un ciclo completo que ofrece una experiencia del arte fotográfico del siglo XX. La fotografía fue para Paul Strand un medio moderno que lo situó como un artista comprometido tanto artística, como política, como socialmente. Por ello, siempre será una de las figuras más relevantes de la historia de la fotografía.
 

DATOS DE INTERÉS
Título: Paul Strand. La belleza directa. Fotografías de las Colecciones Fundación MAPFRE
Artista: Paul Strand
Comisariado: Carlos Gollonet, conservador jefe de fotografía de Fundación MAPFRE
Lugar: Museo Carmen Thyssen Málaga
Fechas: 16 de noviembre de 2021 al 6 de marzo de 2022
Horarios y tarifas: consultar
Últimas entradas de SFF Magazine (ver todo)