El artista James Rielly nos invita, con sus retratos, a redescubrir nuestro yo interior en la exposición que presenta la galería Herrero de Tejada de Madrid

James Rielly | Herrero de Tejada | StyleFeelFree
A la derecha: In Disguise y a la izquierda: Good at hiding de © James Rielly | StyleFeelFree

James Rielly (Gales, 1956) ha construido su carrera artística a parir de historias e imágenes de artículos periodísticos. Estas obras de ficciones ambiguas o erróneas son reconocibles por la sutileza y oscuridad inherente a su mensaje. Ahora, la galería madrileña Herrero de Tejada presenta la exposición The Sun Shines on Nearly Everyone que le rinde homenaje. Esta muestra hace un repaso por los trabajos de Rielly a través de una serie de acuarelas realizadas durante los tres últimos años. En esta ocasión, vuelve a recurrir al tema del retrato para ahondar en la complejidad del ser humano y en la fragilidad de nuestra existencia. No obstante, esta vez no vemos esos rasgos que le caracterizan, sino que saca a la luz una mirada más optimista. Un punto de vista que ya se dejaba entrever en anteriores proyectos y que nos devuelve la esperanza de que no todo está perdido.

El rostro ha acompañado al ser humano desde su mismo origen. Sin embargo, actualmente, debido a la aparición de los medios de comunicación de masas, nos ha invadido como nunca antes lo había hecho. La aparición de estos medios contemporáneos eleva el valor del retrato fotográfico a un límite entre la realidad y el deseo de quien lo mira. Por ello, las representaciones de James Rielly de niños en la prepubertad parecen encontrarse flotando entre la frontera de lo visible e invisible. Es justo este juego entre lo que se muestra y lo que se oculta lo que consigue atrapar al espectador. La pintura de James Rielly está siempre abierta a multitud de posibilidades, esperando la mirada del otro para ser completada.

La mirada hacia el interior

El rostro es el lugar de la mirada, el lugar desde donde se ve, pero también donde uno es visto. Por eso, las caras de los retratos de Rielly miran impunes, devolviéndonos la sensación de realidad que contrarresta con los demás rasgos apenas esbozados. Sus ojos nos incomodan porque nos enfrentan a nosotros mismos, a nuestra parte más temida, a aquello que negamos y que solemos ocultar. Es esa fragilidad y lo ilusorio de la subsistencia lo que atraviesa la construcción de la identidad. Esta existencia se encuentra sucumbida por aquellos miedos, heridas y temores. Conforme llegamos a la edad adulta, negamos y ocultamos estos sentimientos a través de máscaras que nos impiden encontrarnos con el verdadero yo. Además, dificultan nuestra relación con el otro.

Los retratos de James Rielly tienen un punto de humor e ironía que se convierten en un canal de comunicación directo con nuestro interior. Aquí, la mirada es un símbolo que nos mantiene vivos y nos conecta con nuestro niño interior, con nuestra parte más pura. Precisamente, Cicerón decía que “el rostro es el espejo del alma y sus ojos los delatores”. De esta forma, el artista nos invita a mirarnos a los ojos. Su finalidad es la de quitarnos la máscara para aceptarnos a recuperar aquello que creíamos haber perdido por el camino.

DATOS DE INTERÉS DE LA EXPOSICIÓN

Título: The sun shines on nearly everyone
Artista: James Rielly
Lugar: Galería Herrera de Tejada
Fechas: del 22 de enero al 26 de febrero de 2022
Horarios y dirección: consultar

Últimas entradas de SFF Magazine (ver todo)