Rosana G. Alonso
Conecta

Como si trazara un poema, el artista Petrit Halilaj decora el Palacio de Cristal con flores y pájaros que remiten a conceptos universales como el amor y la libertad

Petrit Halilaj | StyleFeelFree
Detalle de la exposición de Petrit Halilaj, A un cuervo y los huracanes(…) | Foto: © ImagenSubliminal | StyleFeelFree

El texto que introduce el nuevo proyecto artístico que ocupa el Palacio del Cristal, ‘A un cuervo y los huracanes que, desde lugares desconocidos, traen de vuelta olores de humanos enamorados’ podría ser la dedicatoria de un poemario que fusiona a Edgar Allan Poe con Luis Cernuda. Es obra del artista Petrit Halilaj (Kostërrc, Skenderaj, República de Kosovo, 1986) que recurre a motivos florales y elementos de la naturaleza para abordar cuestiones como el amor y la identidad cultural, el hogar y la nación. Primera muestra individual que se le dedica a Halilaj en España, es además la que da el pistoletazo de salida a la nueva savia expositiva en el Museo Reina Sofía, celebrando con entusiasmo la vuelta a los espacios culturales vivos, en la ciudad de Madrid.

Las flores instaladas ahora en el Palacio de Cristal, así como la colocación de estructuras y comederos que se espera atraigan a las aves y demás fauna local del parque, vista la coyuntura actual y que la muestra estaba planificada para antes de la pandemia del COVID-19, inesperadamente adquieren un significado tan extenso como esperanzador. Por su parte, Petrit Halilaj que ha estado trabajando dos años en esta exposición investigando los orígenes de la cristalina estructura que se asienta en el parque del Retiro, ha querido transmitir una idea de libertad. Piensa en el Palacio como “una plaza abierta donde la gente está invitada a transitar libremente”. De ahí que los pájaros, un elemento muy recurrente en su trabajo, sean definitorios en el planteamiento final. Concretamente su vuelo sirve para contrarrestar su libertad de movimiento con la de los seres humanos, sujetos a restricciones sociales y políticas.

Sobre esta libertad Halilaj reflexiona explicando por qué es para él tan importante estar en España. Por una parte, manifiesta que “Kosovo está muy aislado y como sucede con otros muchos países, España no nos reconoce como Estado”. En la otra vertiente, también valora el hecho de “aquí tengo la libertad personal que no encuentro en mi país. Ser una persona homosexual supone que mi amor no es plenamente reconocido ni por mi familia, ni por la mayoría de la sociedad kosovar; y eso es algo también muy complicado para mí”.

Además de los pájaros que aluden a la libertad de transitar, y que inspiran nociones de hogar influidas por el ritual de apareamiento de los bowerbirds que decoran sus nidos con objetos coloridos para atraer a su pareja; hay otro elemento clave suscitado por las voluminosas flores que acicalan el espacio como si fuese a acoger un acontecimiento extraordinario. Las flores, realizadas en un marco de acero y lienzo pintado, como no podía ser de otra forma por su relevancia, son un símbolo del amor. “He querido tratar el Palacio del Cristal como un lugar de celebración del amor”, aclara el artista. Amor y libertad. Justo lo que necesitábamos en este extraño momento histórico que vaticina el final de una época y el principio de otra que solo podremos construir imaginando. Yo sería aquel que imaginaba (…) escribía Cernuda en su poema ‘Si el hombre pudiera decir lo que ama’.
 

DATOS DE INTERÉS
Título: A un cuervo y los huracanes que, desde lugares desconocidos, traen de vuelta olores de humanos enamorados
Artista: Petrit Halilaj
Organización: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Lugar: Palacio de Cristal (Parque del Retiro)
Fechas: 16 de julio de 2020 – 28 de febrero de 2021
Horario: consultar
Precio [entrada a exposición]: acceso libre