El IVAM inaugura, en su sede de Alcoy, la muestra ‘Escultura infinita’, un relato íntegro de la actividad escultórica en la España del siglo XX

Antoni Tàpies | Escultura infinita | StyleFeelFree
Obra: Matalàs, 1987, de Antoni Tàpies © Fundació Antoni Tàpies, Barcelona | Exposición Escultura infinita | StyleFeelFree

Con el nombre de Escultura infinita el IVAM-CADA de Alcoy propone un itinerario que reúne a artistas fundamentales para la reformulación de la escultura del pasado siglo. Todos ellos rompieron con los cánones establecidos y se entregaron a la experimentación. Son un total de 42 creadores y 92 obras los que nos propone la institución para construir un mapa de la escultura española. Se circunscriben cronológicamente a un periodo de siete décadas —de 1930 a 1996— siendo todos ellos autores nacionales, de renombre internacional. “Las 92 obras expuestas consiguen sintetizar el recorrido de más de 60 años de historia de la escultura en España”, explica la directora del IVAM, Nuria Enguita. Y añade que con ellas se incide “en la transformación y evolución de la escultura desde el punto estético, pero también social, político y conceptual”. Es así como se escribe el relato de la práctica escultórica española de entonces.

La infinitud de la vanguardia

El nombre Escultura infinita deriva de la última familia de esculturas de Ángel Ferrant, consistente en obras abiertas e inabarcables, susceptibles de variación. Son producto de una exploración e investigación formal que da pie a una reconsideración de la materia artística escultórica y de la manera de hacer y pensar el arte. Este proceso trae consigo nuevas filosofías y una revisión de las fuentes, originando cambios en la propia esencia de esta disciplina. Se abandonan los recursos materiales académicos, en favor de lo efímero o lo frágil, el material encontrado, lo tecnológico, el cuerpo, el tiempo o el espacio. Asimismo, conviven diversos soportes y materiales: el hierro de Martín Chirino, el relieve luminoso de Eusebio Sempere, el alabastro de Elisa Díez o el metacrilato de Soledad Sevilla. Vemos como, por ejemplo, Susana Solano trabajó con materiales procedentes de la industria y Eva Lootz con mercurio, plomo, betún, fieltro o lana, entre otros.

En la misma línea, los conceptualismos y la actitud experimental recurren a diversidad de medios y prácticas que incluyen instalación, escultura, fotografía, vídeo, arquitectura y performance. Gracias a estos usos, se reflexiona sobre el devenir, la identidad, la condición híbrida de la práctica artística, la puesta en cuestión de la autoría o la arquitectura. Estas cuestiones son perceptibles en Jordi Colomer, Sergi Aguilar, Fernando Sinaga, Cristina Iglesias y José Mª Yturralde. En paralelo, la obra de Carmen Calvo reflexiona acerca del paso del tiempo, la ausencia y la continuidad. En este sentido, para Nacho Criado la obra de arte es un proceso en constante cambio, siempre inacabada e incompleta. Por su parte, Antoni Tàpies desprecia lo grandilocuente y monumental en favor de lo trascendente y lo cotidiano. Lo esencial y las pequeñas cosas también son las protagonistas de las esculturas de Joan Miró, Jorge Oteiza y Eduardo Chillida.

En consecuencia, Escultura infinita actúa como un repaso reflexivo sobre las identidades nacionales en relación con la noción de vanguardia. Así, explora desde el arte la tensión o diálogo entre la tradición y la vocación universalista de los experimentalismos y sus herencias. De esta dialéctica, provocada por la incontenible irrupción vanguardista, nacen una serie de transformaciones en el hecho escultórico. Igualmente, de ellas nacen posturas que, arraigadas en lo popular, pretenden difuminar las fronteras entre arte y artesanía. Es el caso de Aurèlia Muñoz o de Alberto Sánchez, quien revindican lo autóctono y popular incorporándolo en su discurso moderno y antiacadémico. De este modo, la exposición se convierte en una crónica, como una suerte de biografía, de la moderna escultura española del siglo XX.
 

DATOS DE INTERÉS
Título: Escultura infinita
Artistas: Andreu Alfaro, Sergi Aguilar, Emiliano Barral, Joan Brossa, Tonico Ballester y Antonio Blat, Carmen Calvo, Joan Cardells, Teresa Cebrián, Jordi Colomer, Ricardo Cotanda, Nacho Criado, Eduardo Chillida, Martín Chirino, Elisa Díez, Pepe Espaliú, Ángel Ferrant, Esther Ferrer, Julio González, Cristina Iglesias, Eva Lootz, Joan Miró, Salvador Montesa, Aurelia Muñoz, Juan Muñoz, Miquel Navarro, Manuel Ángeles Ortiz, Jorge Oteiza, Roberto Otero, Pablo Palazuelo, Rafael Pérez Contel, Francisco Pérez Mateo, Alberto Sánchez, Anatole Saderman, Eusebio Sempere, Soledad Sevilla, Fernando Sinaga, Susana Solano, Antoni Tàpies, Ricardo Ugarte, Moisés Villèlia y Jose Mª Yturralde.
Comisariado: Teresa Millet, conservadora del IVAM
Lugar: IVAM-Alcoi
Fechas: del 21 de mayo al 24 de octubre de 2021
Horarios y tarifas: consultar
Últimas entradas de SFF Magazine (ver todo)