El Museo Artium descubre la obra de Txaro Arrazola, artista que nos enseña a mirar el lado más sombrío de las acciones humanas

Txaro Arrazola | Museo Artium | StyleFeelFree
Obra: Bushwick, 1995 de © Txaro Arrazola | StyleFeelFree

La artista multidisciplinar Txaro Arrazola (Vitoria, 1963) crea inquietantes paisajes contemporáneos que muestran los efectos devastadores de la acción humana sobre el planeta y las personas. La exposición Una magnífica explotación, presentada en el Museo Artium de Vitoria-Gasteiz, reúne una amplia selección de pinturas de la serie Paisajes sociales. Ella viene produciendo estas obras desde que, en 1993, hizo unos primeros dibujos del paisaje que ofrecía la ventana de su estudio en el barrio de Bushwick, en Nueva York. La elección de Arrazola de representar tanto la ventana, como la vista desde la misma, es una declaración de calado artístico y político. En realidad, lo que vemos en sus obras es una ventana a través de la cuales observamos el mundo. La pintura acrílica, las telas y el gran formato se convertirán en su aparato discursivo.

Sentadas estas bases, sus dibujos del natural serán sustituidos como referente de sus pinturas por imágenes que toma de periódicos y revistas. Arrazola sustituye la ventana de su estudio por la prensa diaria. A ella se asoma para mirar cómo el fotoperiodismo y los medios de comunicación ven y relatan el mundo. Mediante ese desplazamiento, desarrolla un método que juega con la perspectiva y la escala de las imágenes. Su procedimiento asemeja así un juego de espejos y lentes. Por otra parte, el hecho de extraer imágenes y fotografías periodísticas y convertirlas en un artefacto artístico expande exponencialmente su funcionalidad. Siguiendo la pauta de la pintura inicial, las siguientes obras sitúan con frecuencia el punto de vista en un lugar elevado. Es una mímesis de lo que ocurría en el cuarto piso de aquel estudio de Bushwick. Si bien, en ocasiones, desciende al mismo nivel del paisaje que describe.

Explotar, extraer, explosionar

El título de la exposición juega con las tres acepciones del verbo “explotar”. Por un lado, hace referencia a “extraer de la tierra su riqueza”. Por otro, a “utilizar abusivamente en provecho propio el trabajo o las cualidades de otra persona” y, finalmente, a “explosionar”. Mediante este juego, la exposición propone conexiones entre ellas desde las que acercarnos a la idea de paisaje contemporáneo. A medida que la serie se desarrolla, Txaro Arrazola irá produciendo panorámicas diferentes partes del mundo. De esta forma, muestra los destrozos provocados por la acción humana. En adelante, conforme avanza la exposición aparecen otras pinturas en las que se muestran situaciones de pobreza extrema, favelas o campamentos de refugiados. Se trata de pinturas sombrías, con muy poco color o directamente negras que describen un mundo infeliz en el que no habitan personas.

Una magnifica explotación también tiene en cuenta que las pinturas que componen la muestra responden de manera distinta dependiendo de la distancia a la que se observen. Por un lado, una mirada cercana permite apreciar la expresividad de las pinceladas y su gestualidad expresionista y abstracta. Sin embargo, una mirada distante revela cómo estas huyen de una descripción minuciosa que desprende toda la severidad de la paleta. En ambos casos, las pinturas interpelan directamente a quien las observa. Incidiendo en la idea de proximidad y para no interrumpir la impresión de que las obras se expanden más allá de los límites del lienzo, no se enmarcan. Como tampoco se enmarca el pasado. Pese a todo, los paisajes sociales de Arrazola siguen siendo paisajes cotidianos demasiado familiares.

DATOS DE INTERÉS
Título: Una magnífica explotación
Artista: Txaro Arrazola
Comisariado: Xabier Arakistain
Lugar: Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco – ARTIUM, Vitoria-Gasteiz
Fechas: del 29 de octubre de 2021 al 13 de marzo de 2022
Horarios y tarifas: consultar
Últimas entradas de SFF Magazine (ver todo)