Una retrospectiva de Phyllida Barlow inaugura la serie de exposiciones que la Haus der Kunst de Múnich dedica a la mirada femenina en el arte contemporáneo

Phyllida Barlow | Haus der Kunst | StyleFeelFree
Obra: sin título: 11 toldos, 2013 © Phyllida Barlow | Museo Haus der Kunst | StyleFeelFree

Phyllida Barlow (Inglaterra, 1944) es escultora. Sin embargo, más que esculpir en el sentido tradicional de la palabra, lo que hace es experimentar. A lo largo de sus cincuenta años de carrera, ha expandido incansablemente los límites de la escultura y del dibujo, desarrollando un lenguaje formal único. Phyllida Barlow. frontier, exposición que alberga la Haus der Kunst de Múnich, incluye cerca de un centenar de sus trabajos. Las instalaciones de Barlow están más centradas en la experiencia que supone trabajar con diferentes medios que en cualquier tipo de interpretación metafórica. Lo más revelador es que cada escultura que crea, alberga la posibilidad de ser reciclada para convertirse en una nueva. Este proceso de producción, destrucción y reconstrucción es una suerte de reflejo de los ritmos naturales de creación, crecimiento y decadencia propios de nuestro mundo.

Realizadas con materiales industriales de baja calidad posteriormente pintados con colores brillantes, sus obras desafían los límites de la masa, la altura y el volumen. En este sentido, la inglesa prefiere utilizar hormigón, vidrio, látex o polietileno que elementos tradicionalmente asociados a las artes visuales. La madera, la piedra y el lienzo adquieren por lo tanto un papel secundario. Su forma de entender el dibujo también es idiosincrásica, pues acostumbra a trazarlos una vez ha completado una obra y no antes. No son por lo tanto un tipo de boceto preparatorio, sino más bien “cosas a medio recordar”. Para la exposición, la artista ha creado Shedmesh, 2020, una nueva versión de Shedmesh de 1975, escultura que ya no existe. Otras obras han sido reelaboradas y adaptadas al espacio del museo, como untitled: blocksonstilts (2018-2019), que ahora consta de cinco bloques en lugar de tres.

Cuando Barlow hace referencia a la incomprensión o al malentendido como conceptos, está indirectamente describiendo la comunión entre escultura y espectador. La artista entiende la viabilidad y la eficiencia como meras exigencias de la vida cotidiana, por lo que se siente mucho más cómoda en el terreno de lo incoherente. A través de su metodología, en los sesenta denunció el conservadurismo de sus contemporáneos, en su mayoría masculinos. Algo que por aquel entonces limitaba la creación escultórica más allá de Gran Bretaña. Si bien su desencanto con la situación era evidente, ella misma no contempla su trabajo asociado a un contexto de género. En cuanto a sus referentes, más que en movimientos artísticos ya existentes, su obra temprana se vio inspirada por la reconstrucción urbana de la posguerra. Por otro lado, entre sus mayores influencias se encuentran nombres como Alberto Giacometti, Jean Fautrier, Pablo Picasso, Eva Hesse o Louise Bourgeois.

Las esculturas de Phyllida Barlow han sido en ocasiones comparadas con los seres humanos, pues ambas comparten un cierto rasgo de torpeza. No está del todo claro si sus instalaciones son lugares de peligro o de refugio. Balcones a los que nadie se asoma, toldos que no dan sombra, torres imposibles de escalar o columnas sin función de carga. Todos son objetos normalmente de gran tamaño, y por tanto tienden a ser contemplados desde abajo por el espectador. Entonces surge en quien observa una cierta sensación de infancia, tipificada por la cacofonía, el exceso y la revelación de carencias. La certeza gestual, la precisión y el cuidado con el que la artista escenifica este fracaso, a menudo cómico, es tan específico como fascinante.
 

DATOS DE INTERÉS
Título: Phyllida Barlow. frontier
Artista: Phyllida Barlow
Comisariado: Damian Lentini con la asistencia de Lisa Paland
Apoyos: Henry Moore Foundation & Art Mentor Foundation Lucerne
Lugar: Haus der Kunst, Múnich (Alemania)
Fechas: Del 10 de marzo de 2021 al 25 de julio de 2021
Horarios y tarifas: consultar
SFF Magazine