Rosana G. Alonso
Conecta

El chileno Juan Ignacio Sabatini se estrena en el largometraje de ficción con ‘Matar a Pinochet’ una película que relata, con cierta irregularidad narrativa, el atentado frustrado contra Augusto Pinochet

Título película | StyleFeelFree

Imagen de Matar a Pinochet de Juan Ignacio Sabatini | StyleFeelFree

A modo de thriller político de acción Matar a Pinochet narra los hechos reales del atentado frustrado contra Augusto Pinochet en septiembre de 1986. En el manejo del comando FPMR (Frente Patriótico Manuel Rodríguez) que organizó el asalto se encontraba una mujer conocida por su sobrenombre de Comandante Tamara. Interpretada por la actriz Daniela Ramírez, la película emana veracidad por todos sus costados, aunque sea un documento de ficción. De hecho, otro de los personajes más carismáticos es el que interpreta Gastón Salgado que personalmente descubrí en Camaleón, de Jorge Riquelme Serrano. Aquí vuelve a sacudir al espectador con un semblante implacable, consiguiendo captar todas las miradas, a pesar de ser un secundario.

Con este elenco tan formidable, se lamenta que en la sala de montaje los actos queden frustrados por una línea del tiempo que no favorece la unidad descriptiva. Matar a Pinochet, por su tono y temática, pedía un orden de los hechos más escrupuloso. Esta decisión disruptiva podía ser utilizada para abarcar lo intangible, pero todo se percibe absolutamente corpóreo. Las relaciones, las decisiones, los imprevistos que ya conocemos, pero hasta cierto punto, porque el atentado contra Pinochet quedó en cierta forma relevado como un asunto menor, meramente datístico, al menos a nivel internacional.

Con todo, Matar a Pinochet es una película que sorprende por su magnetismo y tiene escenas soberbias. Destaca por ejemplo la despedida de Tamara de su padre. La protagonista, que pertenece a una familia de clase alta, lo hace con una carga sentimental contenida, que resulta arrolladora. La clase social además es un elemento en el filme que se usa de forma narrativa. Se logra describir muy bien que el equipo que formaba el FPMR provenía de distintos contextos sociales y que todos estaban unidos por el ideal de hacer una revolución que cambiara la historia del país. Juan Ignacio Sabatini, que se estrena en el largometraje de ficción, consigue tejer muy bien un entramado social que contextualiza otros detalles que se hubiesen perdido en el relato.
 

Consulta los ESTRENOS DE LA CARTELERA DE CINE DEL 2020 con valoraciones de películas