Rosana G. Alonso
Conecta
Últimas entradas de Rosana G. Alonso (ver todo)

La exposición Disonata. Arte en sonido hasta 1980, que acaba de inaugurarse en el Museo Reina Sofía, aborda la irrupción del sonido en las artes visuales, desde finales del siglo XIX hasta la década de los ochenta

En tiempos de pandemia, cuando lo táctil se ha convertido en una suerte de privilegio que pone una distancia enorme, al menos en los modos, entre el mundo pre-covid y el actual, la exposición que ahora llega al Museo Reina Sofía, Disonata. Arte en sonido hasta 1980, viene con una nota al pie. “Como medida de prevención higiénico-sanitaria, se ha evitado en la exposición el uso de auriculares”. Aunque el sonido aquí es el protagonista, las salas y las obras expuestas se han adaptado a la nueva normalidad creando una melodía cacofónica que ilustra muy bien el viaje presentado. No obstante, se ha establecido un sistema de puesta en marcha alternativo de las piezas sonoras, que evita que se solape el sonido de las mismas. Al mismo tiempo, la lograda atmósfera inmersiva, invita a reflexionar sobre las interconexiones entre el arte y el sonido, entre el ruido y la melodía.

Según explica la comisaria de la muestra, Maika Aden, que afrontó un proyecto original de Guy Schraenen, la intención es la de “confrontar al espectador a los sonidos en una exposición que trasciende lo meramente visual”. “La armonía rara vez es tan inocente como parece” enfatiza Aden que revela que “a menudo se encuentra repleta de ideologías y funciones políticas, convirtiéndose en el instrumento de un relato etnocentrista”. El itinerario que sigue a este argumentario se ha dispuesto de forma cronológica en un entramado que recoge cerca de 200 obras, reuniendo a un grupo de artistas visuales que coinciden con poetas, músicos visionarios, arquitectos e ingenieros que favorecieron una serie de experimentos acústicos revolucionarios.

Desde las primeras décadas del siglo XX hasta los años ochenta, esta propuesta da cita a artistas como Esther Ferrer, Ulises Carrión, Alexander Calder, Marcel Duchamp, Elena Asins, John Cage, Andy Warhol o Hanne Darboven. Tienen cabida también movimientos como el dadaísmo y el futurismo; así como los colectivos Fluxus y Zaj. Asimismo, los experimentos espaciales, musicales y multimedia de los años 50, llegan a su máxima expresión en el Pabellón de la compañía Philips en la Exposición Universal de Bruselas de 1958, un proyecto tutelado por Le Corbusier, del que se conserva la maqueta que puede verse en la segunda sala. El magnetófono, por otra parte, ocupa un lugar central que revela la importancia de la cinta magnética como dispositivo utilizado por los creadores para experimentar. Así por ejemplo, Karel Appel y Asger Jorn concibieron una música calificada como bárbara, e interpretada mediante golpes que excedían la norma.

Para terminar el recorrido, las décadas de los setenta y ochenta, mostradas en las últimas salas de la exposición, son determinantes en la proliferación de nuevas tendencias. Prueba de que los artistas englobados en Disonata tenían la voluntad de “romper el corsé de reglas que restringía el ámbito de la creación, tanto visual como sonora”, según expresa Manuel Borja Villel, director del Museo Reina Sofía, que señala que hay una “tensión en la modernidad entre la búsqueda de la pureza y el deseo de hibridación” que llega a su fin con el grito de protesta que marcó el punk, materializado en películas como Rock My Religion (1982-1984) de Dan Graham o Sir Drone de Raymond Pettibon (1989).
 

Disonata | StyleFeelFree

Vista de sala de la exposición Disonata. Arte en sonido hasta 1980 en el Museo Reina Sofía | Foto: © StyleFeelFree

Disonata | StyleFeelFree

Vista de sala de la exposición Disonata. Arte en sonido hasta 1980 en el Museo Reina Sofía | En primer plano, maqueta del Pabellón Philips en la Exposición Universal de Bruselas, 1958 | Foto: © StyleFeelFree

Disonata | StyleFeelFree

Vista de sala de la exposición Disonata. Arte en sonido hasta 1980 en el Museo Reina Sofía | Foto: © StyleFeelFree

DATOS DE INTERÉS
Título: Disonata. Arte en sonido hasta 1980
Artistas: varios
Organización: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en colaboración con la Comunidad de Madrid
Comisariado: Maika Aden (sobre un proyecto original de Guy Schraenen)
Coordinación: Beatriz Velázquez y Andrea Pérez Envid
Lugar: Museo Reina Sofía, Edificio Sabatini, 3ª planta, Madrid
Fechas: 22 de septiembre de 2020 al 01 de marzo de 2021
Horario: consultar
Precio [entrada a exposición]: consultar