Pájaros de verano | Gánsters del desierto

Además de ser una excelente película de género que renueva las películas de gánsgers, Pájaros de verano, de los colombianos Ciro Guerra y Cristina Gallego, tiene una perspectiva social que indaga en causas y señala derivas

Pájaros de verano | StyleFeelFree

Fotograma de Pájaros de verano | StyleFeelFree

Después de La sombra del caminante, Los viajes del viento y El abrazo de la serpiente, películas que nos mostraron una Colombia intimista y muy reveladora desde un local que descubre, Ciro Guerra, ahora codirigiendo con Cristina Gallego, que siempre ha estado detrás de todas sus películas, sorprende con Pájaros de verano. Sorprende, entre otras cosas, porque no deja de ser una cinta que aunque vuelve sobre esplendorosos detalles etnográficos y un simbolismo que se deleita en lo místico, conecta con un cine más universal que sin embargo renueva desde sus cimientos.

Desde una perspectiva más exótica, Pájaros de verano no deja de ser un extraordinario filme de género. Por un lado, indudablemente, de gánsters, al más puro estilo Scorsese en Uno de los nuestros o Francis Ford Coppola en El padrino. Por otro, podría encajar también como un western transformado por un local que se manifiesta muy seductor porque mira a un espacio distinto, una América latina por destapar y que está empezando a tener gran interés internacional, como lo demuestra el éxito que está cosechando Roma de Alfonso Cuarón.

Pájaros de verano acaba convirtiéndose en un dispositivo que sirve para examinar concienzudamente la pérdida de las culturas indígenas

Pero lejos de ser solo eso, una excelente película de género, lo significativo de Pájaros de verano es como poco a poco el espectador advierte que Ciro Guerra y Cristina Gallego se valen de una dinámica cinematográficamente efectista, para entrar en terrenos que investigan en como el capitalismo, desde su punto de vista más feroz, colisiona con los valores universales, con el hombre conviviendo pacíficamente con su entorno y los otros. Así, esta cinta acaba convirtiéndose en un dispositivo que sirve para examinar concienzudamente la pérdida de las culturas indígenas, olvidadas ahora por los sistemas que las ven como el último bastión a derribar, para conquistar sus territorios y acabar con sus modos de vida, que desafían a las economías del neoliberalismo.

Localizada en la árida región costera de la Guajira colombiana, Pájaros de verano relata a través de cinco capítulos o cantos, de qué forma los Wayúu, un pueblo indígena, entra en el tráfico de la marihuana en la década de 1970. No deja de ser un episodio muy curioso de la historia del narcotráfico colombiano ya que se ha abusado mucho del nombre de Pablo Escobar, de la historia de la cocaína, y de la década de los ochenta, cuando Colombia comienza a convertirse en una verdadera narcocracia. En este sentido, Pájaros de verano es una película que dinamiza y da un punto de vista distinto a lo que sabíamos de Colombia y el narcotráfico, dotándolo de una perspectiva social que indaga en causas y señala derivas.
 

Tráiler de Pájaros de verano | StyleFeelFree Youtube

 

SINOPSIS
Ascenso y caída en los infiernos de una familia indígena wayúu colombiana, cuando en la conocida como época de la bonanza marimbera, decide entrar en el negocio del contrabando. La bonanza marimbera fue un periodo comprendido entre la década de los setenta y los ochenta, en el cual Colombia se enriqueció con el cultivo de la marihuana en su costa Caribe. En estos años se sitúa Pájaros de verano que nos descubre al clan liderado por Rapayet Abuchaibe y su suegra, Úrsula Pushaina, que ven como su vida lujosa en el desierto puede ser arrasada, en cualquier momento, si no son capaces de resolver las disputas entre familias que son, ante todo, cuestiones de honor.
FICHA TÉCNICA
Título original: Pájaros de verano
Duración: 125 minutos
Dirección: Cristina Gallego y Ciro Guerra
Guion: Maria Camila Arias y Jacques Toulemonde
Fotografía: David Gallego
Diseño de producción: Angélica Perea
Vestuario: Catherine Rodríguez
Música / banda sonora: Leonardo Heiblum
Montaje: Miguel Schverdfinger
Reparto: Carmiña Martínez, José Acosta, Jhon Narvaez, Natalia Reyes, Jose Vicente Cotes, Juan Martínez, Greider Meza
Distribuidora en España: Bteam Pictures
Fecha de estreno en España: 22 de febrero de 2019
FESTIVALES Y PREMIOS
Festivales:
Festival de Cannes (2018): Quincena de los Realizadores
Locarno International Film Festival (2018)
Festival de Cine de San Sebastián (2018): Sección Perlak
International Film Festival Rotterdam – IFFR (2019)
Nominaciones:
Premios Oscar (2019): Candidata por Colombia a Mejor Película Extranjera
Cairo International Film Festival (2018): Nominada a Mejor Película
Chicago International Film Festival (2018): Nominada a Mejor Película
Premios Fénix (2018): Nominada a Mejor Dirección, Mejor Montaje, Mejor Fotografía, Mejor Guion, Mejor Sonido, Mejor Vestuario
Premios:
Cairo International Film Festival (2018): Premio a Mejor Guion de la Competición Internacional
Chicago International Film Festival (2018): Premio a Mejor Dirección de Arte (Angélica Perea) y Premio a Mejor Fotografía (David Gallego)
Festival de Cine de La Havana (2018): Premio a Mejor Película
London Film Festival (2018): Premio Mención Especial a Mejor Película
Premios Fénix (2018): Premio a Mejor Película, Mejor Música, Mejor Actriz (Carmiña Martínez)
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2019 con valoraciones de películas
Rosana G. Alonso

Rosana G. Alonso

Alma mater de StyleFeelFree. Alquimista de sueños rotos, esperando que amanezca | Twitter