Rosana G. Alonso
Conecta

Jean-Luc Godard está atravesando un final de carrera impredecible y ‘El libro de imágenes’ es su película más experimental, un homenaje a la historia del cine, así como una forma de explicar el mundo actual

El libro de imágenes | StyleFeelFree
Fotograma de El libro de imágenes | StyleFeelFree

Con Adiós al lenguaje Jean-Luc Godard comenzó a distanciarse de los modelos narrativos convencionales del cine, experimentando con la voz y sobre todo, con la imagen. Una imagen hiper-saturada, incómoda, que no dejaba espacio al que mira. Entonces, se despedía del lenguaje. Algo que confirma con El libro de imágenes. Si el lenguaje ha muerto, se afana en recuperar sus despojos. De ahí que todo el metraje esté lleno de frases rotas que se alían a una imagen también rota, deshecha, nuevamente hiper-saturada.

El cineasta claramente está atravesando un final de carrera impredecible. O quizás busca su lugar en otras partes. No en las salas de cine convencionales, sino en los museos que están empezando a interesarse cada vez más por el formato audiovisual propio del cine. Lógico por otra parte, porque en un mundo tan contradictorio y de apariencias, el cine se posiciona como arte de artes, capaz de coger de aquí y de allí, de mezclar y de componer el relato de nuestros tiempos.

Asimismo, Godard recolecta imágenes de todas partes. Extractos de películas gloriosas de la historia del cine que junta con dibujos, recursos de internet y televisión, obras de arte y todo lo que cae en sus manos para realizar su propio libro de imágenes. Aunque también podría ser un álbum de fotos con notas al pie, ya que no hay ninguna intención de ordenar. El enfant terrible del cine francés, desordena en una edición que rompe con cualquier tipo de continuidad. Jean-Luc Godard se dispone a hablar de un montón de asuntos en una escasa hora y treinta minutos, y se atropella descaradamente, intencionadamente, recurriendo a distintas voces en off, a frases entrecortadas que se repiten afligidas. De esta manera, hace del error un acierto. Recurre a descartes. Incluso su propia voz, también presente, llega a romperse.

El tiempo posiblemente sitúe a El libro de imágenes como una obra maestra y tiene muchos rasgos para que así sea

Casi, como anunciando un final El libro de imágenes concluye, exhausto, con un formato de pantalla de 16:9 que busca reubicar al espectador, después de asirle a una imagen en expansión, que crece hasta que explota. Pero no hay acomodo posible cuando la deconstrucción no avanza una idea, salvo la sensación de que la verdad no precisa de un relato. La verdad pervive únicamente en el fragmento interpretado. Y aquí, todo es cuestionable. El tiempo posiblemente sitúe esta pieza como una obra maestra y tiene muchos rasgos para que así sea. No deja de ser, entre otras cosas, un homenaje a la historia del cine y una forma de explicar el mundo actual. Sin embargo, no hay sabia nueva en su génesis, salvo si situamos la película en el conjunto de la carrera de Jean-Luc, sin compararla con la obra de otros artistas como Antoine d’Agata, que resuena continuamente como una voz caótica, que busca ordenar el caos que se autoinflinge.
 

Tráiler de El libro de imágenes | StyleFeelFree Youtube

 

SINOPSIS
Documental que reflexiona sobre el mundo en general, y sobre el mundo árabe, en 2017, en particular. A través de una selección de imágenes documentales y extractos de numerosas películas de ficción, Jean-Luc Godard compone un filme experimental como si se tratase de un collage.
 
“¿Todavía recuerdas cómo solíamos entrenar nuestros pensamientos? / Muy a menudo partíamos de un sueño … / Nos preguntamos cómo en total oscuridad / Pueden aparecer ante nosotros colores de tal intensidad / Una voz suave y débil / Diciendo grandes cosas / Cosas importantes, asombrosas, profundas y justas / Imagen y discurso / Parece un mal sueño escrito en una noche tormentosa / Bajo los ojos de Occidente / Paraísos perdidos / La guerra está aquí … “

FICHA TÉCNICA
Título original: Le Livre d’image
Duración: 85 minutos
Dirección: Jean-Luc Godard
Guion: Jean-Luc Godard
Distribuidora en España: Avalon
Fecha de estreno en España: 22 de febrero de 2019
FESTIVALES Y PREMIOS
Festivales:
Festival de Cine de San Sebastián (2018): Sección Zabaltegui-Tabakalera
Festival de Cine de Gijón (2018): Sección Esbilla
Premios:
Festival de Cannes (2018): Palma de Oro Especial
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2019 con valoraciones de películas