Rosana G. Alonso
Conecta

Después de la ruptura que supuso Un sol interior en la carrera de Claire Denis, ‘High Life’ se sitúa nuevamente como un rara avis que mantiene la angustia del ‘Solaris’ de Tarkovsky con la insolente energía sexual de Adrian Lyne

High Life | StyleFeelFree
Fotograma de High Life | StyleFeelFree

La secuencia inicial de High Life antes de los créditos nos ubica. Un padre y su bebé viajan por el espacio. ¿Cómo ha llegado un recién nacido hasta ahí? Poco a poco, vamos conociendo los detalles. Un grupo de jóvenes que se encontraban en el corredor de la muerte, han aceptado viajar hasta fuera del sistema solar, por un tiempo indeterminado, para llevar a cabo una serie de misiones en una nave-cárcel a cargo de la Doctora Dibs (Juliette Binoche), la temible y seductora médica empeñada en crear una nueva vida con los fluidos de los tripulantes.

De primeras, y tras conocer el argumento, ya no los modos, es difícil situar High Life en la carrera cinematográfica de Claire Denis. Si Un sol interior ya supuso un desvío sorprendente en su itinerario, ahora la cineasta francesa vuelve a demostrar que sigue explorando los géneros para al mismo tiempo, romper con ellos, siendo capaz de reinventarse después de más de tres décadas, desde que rodara su formidable Chocolat, una cinta en la que rememoró su infancia en África.

Más que una película unitaria, High Life se bifurca en dos para abordar una serie de dinámicas que toman el cuerpo femenino como lugar de confrontaciones

No obstante, en High Life seguimos las huellas que componen el ideario de Denis. Se aprecia un interés por el deseo como un impulso puramente animal que deja escenas que rompen brutalmente con la introducción que nos sitúa en un espacio confinado para la contemplación. En realidad, más que una película unitaria este último proyecto parece bifurcarse en dos. Por un lado asistimos a un filme meditado que establece un compás de tiempos lentos que reflexionan sobre el sentido de la existencia, la fragilidad del ser humano, y la soledad en el universo infinito. Y por el otro, concurrimos en un lugar en el que el deseo se convierte en herramienta de supervivencia y perpetuación. Entre ambas consideraciones, también hay espacio para distintos modos que encuentran un equilibrio entre el cine angustioso y existencialista de Andréi Tarkovski en Solaris y Stalker; y la arrebatada sexualidad de Adrian Lyne con sus poderosos personajes femeninos que redefinen el rumbo de su vida, a través de sus instintos y el control de su cuerpo. Decididamente Claire Denis está atravesando una etapa espléndida para la investigación de sus propios postulados (las relaciones familiares, las sexualidades y sus vetos, lo íntimo con lo privado; o el tabú, a veces sintomático únicamente de la desigualdad…) que ahora más que nunca, toman el cuerpo femenino y sus dialécticas, como lugar de confrontaciones.
 

Tráiler de High Life | StyleFeelFree Youtube

 

SINOPSIS
En una nave espacial, perdidos en la inmensidad del cosmos, viajan sin rumbo Monte (Robert Pattinson) y su hija Willow, un bebé que está empezando a pronunciar sus primeras palabras y a dar sus primeros pasos. ¿Cómo han llegado ahí? Pronto descubriremos que no han sido los únicos tripulantes, sino que la nave partió de la tierra con un grupo de personas en misión secreta. Un conjunto de hombres y mujeres, inadaptados del sistema y condenados a muerte, con el cometido de procrear y capturar la energía rotatoria de los agujeros negros del espacio.
FICHA TÉCNICA
Título original: High Life
Duración: 110 minutos
Dirección: Claire Denis
Guion: Claire Denis, Jean-Pol Fargeau, Geoff Cox
Fotografía: Yorick Le Saux
Diseño de producción: Jagna Dobesz, Ólafur Eliasson, François-Renaud Labarthe, Mela Melak
Dirección artística: Bertram Strauß
Vestuario: Judy Shrewsbury
Música / banda sonora: Stuart Staples (Tindersticks)
Montaje: Guy Lecorne
Reparto: Robert Pattinson, Juliette Binoche, Mia Goth, André Benjamin, Lars Eidinger, Agata Buzek, Claire Tran, Ewan Mitchell, Gloria Obianyo, Scarlett Lindsey,Jessie Ross, Victor Banerjee
Distribuidora en España: Karma Films
Fecha de estreno en España: 08 de febrero de 2019
FESTIVALES Y PREMIOS
Festivales:
Toronto International Film Festival (2018)
Nominaciones:
Ghent International Film Festival (2018): Nominada a Mejor Película
Premios:
Ghent International Film Festival (2018): Premio a Mejor Música
Festival de Cine de San Sebastián (2018): Premio FIPRESCI
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2019 con valoraciones de películas