Spotlight | El último trabajo de investigación periodística

Spotlight recupera, con cierto heroísmo, los años en que todavía era viable que el periodismo tuviese un cometido social. La película de Tom McCarthy recoge esos últimos días de gloria

Spotlight | StyleFeelFree

Imagen promocional de Spotlight |StyleFeelFree

En la última década el periodismo ha cambiado tanto con la irrupción de los formatos digitales que retrotraerse a principios del siglo XXI resulta casi arcaico. Spotlight, sin embargo, no es una película de época aunque pudiera parecerlo. El periodismo heroico que Alan J. Pakula retrató en Todos los hombres del presidente  parece cosa del pasado. Y aunque conviene que siga teniendo algo de heroico, ya que la identidad y credibilidad viene amparada por códigos deontológicos y libros de estilo de los que ya nadie se acuerda, en un momento como el actual, hay algo más importante que el rigor, los datos. Concretando, los datos supeditados al tiempo. El periodismo de abarcar todo en el menor tiempo posible, del corta y pega, de la apropiación. No de la exclusividad, del análisis, la investigación, la reflexión… porque entonces, no cuadran los números.

A pesar de ello, sigo pensando que son tiempos de esperanza para el periodismo. Nunca hasta ahora la comunicación había tenido tantas oportunidades. El avance que ha traído la tecnología y la posibilidad con ello de readaptar los estilos a las nuevas necesidades es increíble. Pero dudo que los grados en periodismo se hayan adecuado a esta realidad que implica la necesidad de conocer no solo teorías, que repito, es preciso adaptar, sino también técnicas. Todo se ha acelerado tan repentinamente, que nadie parece tener tiempo para reflexionar sobre estas nuevas realidades. La improvisación opera en forma de diarios de datos o diarios bitácoras que tampoco ofrecen una mirada fidedigna sobre la que pensar.

Por eso aunque Spotlight  tenga el formato del cine heroico americano, es un buen punto de partida para pensar hacia dónde va el periodismo y si la sociedad no se merece un poco más de rigor que de luz y destape las artimañas de los intocables. Aunque ya se sabe que no hay nada más intocable que los grandes emporios de la comunicación. Ahora más que nunca, después de haberse recuperado de la gran crisis que sumió al periodismo hace pocos años, estas grandes cabeceras están absorbidas por la dinámica de las nuevas reglas sobre las que gira el mundo. El dinero lo justifica todo. Y las malas prácticas quedan ocultas entre montones de datos que dan respuesta a todo menos a lo que realmente importa.

Importa por ejemplo saber, como recoge Spotlight, sobre los abusos sexuales cometidos por sacerdotes a los que la Iglesia trató de proteger por todos los medios. Importa todo lo que implique aclarar, destapar y descubrir sin intereses partidarios. En Spotlight  ese importa viene avalado además por la gran interpretación de un Mark Ruffalo camaleónico al que le acompaña un reparto que funciona para hacer creíble una historia basada en hechos reales que vista desde una perspectiva actual, parece ser el último relato periodístico de investigación.

Tráiler de Spotlight | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Spotlight
Dirección: Tom McCarthy
Guión:Josh Singer y Tom McCarthy
Fotografía: Masanobu Takayanagi
Vestuario: Wendy Chuck
Música / banda sonora: Howard Shore
Reparto: Mark Ruffalo, Michael Keaton, Rachel McAdams, Liev Schreiber, John Slattery,Stanley Tucci, Brian d’Arcy James, Gene Amoroso, Billy Crudup, Elena Wohl, Doug Murray, Sharon McFarlane, Jamey Sheridan, Neal Huff, Robert B. Kennedy, Duane Murray, Brian Chamberlain, Michael Cyril Creighton
Fecha de estreno España: 29 de Enero de 2016
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2016 con valoraciones de películas
Rosana G. Alonso

Rosana G. Alonso

Alma mater de StyleFeelFree. Alquimista de sueños rotos, esperando que amanezca | Twitter