El graffiti adopta un sesgo sígnico en la obra del artista Phil Frost que estos días puede verse en la Galería Javier López de Madrid

Phil Frost en la galería Javier López de Madrid  | stylefeelfree

Detalle de obra del artista Phil Frost. Foto: © Mike Widiner | StyleFeelFree

La Galería Javier López acoge Intuitive Mathematics (Matemáticas intuitivas), la primera exposición individual de Phil Frost (EEUU, 1973) en España. El nombre de esta muestra responde a lo que el artista estadounidense define como retratos intuitivos perceptivos. Esto es, pinturas que son el resultado de una estética propia que lo identifica y que aquí manifiestan una intención sígnica y numérica. En estas composiciones, que sugieren cierta inspiración tribal, prehistórica e incluso lúgubre, perviven recuerdos de la infancia del artista en las zonas rurales del oeste de Massachusetts. Allí creció buscando el rastro de señales indias, hachas y puntas de flechas que el pequeño Frost rastreaba en los bosques y campos de cultivo.

También en sus primeros años comenzó a interesarse por las formas primitivas que podía construir con la arcilla natural que encontraba en su entorno cercano. Más adelante, ya en Nueva York, a donde se trasladó con su madre y hermana, añadió a estas primeras incursiones una técnica pictórica autodidacta heredada de la calle y sus aficiones. Entre sus pasatiempos se encontraba el béisbol —deporte del que extraería el gesto de forma arabesca descrito por el bate al moverse— al que se sumaría su afición a patinar y el graffiti. El resultado que puede percibirse en la galería madrileña es ya un trabajo de madurez en el que se enfatiza lo sígnico a través de la pureza del blanco, que rivaliza con el color. Así, sugiere una autonomía determinante que expresa una acumulación gestual. Una forma de avivar el ritmo como representación del contar, el cantar y el latir que revelan sus retratos colectivos.

Últimas entradas de SFF Magazine (ver todo)