Últimas entradas de D. Díaz (ver todo)

Aunando romance y thriller, ‘Decision to Leave’ supone un brillante estudio que ahonda en las claves del cine negro, un género del que Hollywood parece haberse olvidado completamente

Decision to Leave | StyleFeelFree. SFF magazine
Imagen de la película Decision to Leave | StyleFeelFree. SFF magazine

Hace tiempo que Hollywood dejó atrás su época dorada. Las tramas con mensajes profundos han sido paulatinamente sustituidas por obras banales, con mucha forma y poco fondo. O, como diría Shakespeare, con mucho ruido y pocas nueces. Si revisamos las estadísticas, las películas que más entradas vendían en los 70 eran títulos como El Padrino, Chinatown o Toro Salvaje. Hoy por hoy, no concebimos el formato blockbuster más allá de Los Vengadores. Sin embargo, el legado de este cine ha perdurado en el tiempo gracias a cineastas que siguen estudiando la gran etapa del cine americano. Concretamente, Decision to Leave es una oda al cine negro, ese género caracterizado por la figura de la femme fatale como pieza clave de una investigación policial. Cegados por el amor, los protagonistas de estas historias tienden a perder la pista del caso como resultado de una obsesión por ellas, siempre tan misteriosas.

La dirección de Park Chan Wok, sumamente inmersiva, sigue en plena forma, sublime en sus detalles y repleta de recursos creativos. Esto no supone ninguna novedad, puesto que estamos hablando de un director cuya obra se caracteriza por esa misma brillantez, intrínseca en su forma de relatar. Como plato fuerte, destaca un montaje declarado que no escatima en florituras técnicas. Eso sí, nunca gratuitas, siempre adecuándose al ritmo del discurso narrativo. Como sucede en ese cine negro del que tanto bebe, se nos presenta a un protagonista que, más allá de ser detective, padece un problema patológico. En el caso de James Stewart en Vértigo, este problema sería el propio miedo a las alturas. En Chinatown, Jake Gittes mira para otro lado constantemente, incluso dedicándose a la investigación privada.

En Decision to Leave, Jang es un joven inspector de policía que padece de un insomnio estrechamente vinculado a su trabajo. Irónicamente, es una sospechosa de homicidio la que curar esta desunión del protagonista. Song Seo-rae, acusada de asesinar a su marido, acaba por librarse de toda sospecha gracias a la negligencia de Jang, víctima de sus encantos. Sin embargo, en ningún momento se insinúa que la joven, pese a sus crímenes, sea culpable a nivel moral. Desmarcándose así de sus predecesoras, la femme fatale juega aquí un papel de víctima. Decision to Leave aúna romance y thriller, desplegando a su paso un arsenal simbólico, que parte de motivos bucólicos como el mar o la montaña. Asimismo, Park Chan Wok merece las alabanzas, tanto del público como de la crítica, por mantener vivo un género que parecía olvidado. Queda claro que el cine oriental está en plena forma.
 

Consulta los ESTRENOS DE LA CARTELERA DE CINE DEL 2023 con valoraciones de películas