Dedicada a la figura de Siegfried Sassoon, ‘Benediction’, la última película del veterano Terence Davies, es una pieza reflexiva y pausada consagrada a una verdad

Benediction | StyleFeelFree. SFF magazine
Imagen de la película Benediction | StyleFeelFree. SFF magazine

Recordado como un poeta de guerra, Siegfried Sassoon fue, en realidad, un poeta de la paz. El escritor británico se vio obligado a ir al frente y le condecoraron por ello. Sin embargo, poco después escribió una declaración en la que se negaba a seguir prestando sus servicios al ejército. Alegaba que el gobierno estaba prolongando una contienda de forma innecesaria. A pesar del desacato a las autoridades, su buena posición social le permitió que estas declaraciones fuesen consideradas producto de un trastorno psicológico. Asuntos que el cineasta Terence Davies hila en Benediction con una destreza asombrosa que le valió el Premio del Jurado a Mejor Guion en el Festival de San Sebastián. Ya había estado recientemente en este festival con Historia de una pasión pero, por alguna razón, esta película tan brillante, tan lírica, pasó desapercibida.

Historia de una pasión comparte con Benediction el gusto por las vidas de poetas. En un caso, la de Emily Dickinson. Ahora, la de Siegfried Sassoon. La de Dickinson quizás más fácil de emprender a juzgar por la simplicidad majestuosa con la que la abordó fílmicamente. La de Sassoon más enigmática desde la fuente lo que se traslada a un guion con el que realiza encaje de bolillos. Por otra parte, en esta, Davies parece enfrentar a todos sus fantasmas buscando una bendición que ya anuncia el título. Es una película en la que vuelve sobre muchos de sus temas. Pero es perceptible cómo se apropia de una biografía ajena para explorar la suya. De esta forma, logra escarbar en el archivo para expiar sus propios recuerdos. El catolicismo en el que fue criado. Su homosexualidad. Su búsqueda incansable de la pureza, la belleza, la elevación a través del arte.

Iniciando la cinta con imágenes de archivo que exponen el sufrimiento bélico y le sirven para alzar la voz del poeta, Davies hace un trabajo que sitúa una época para, a partir de ahí, avanzar. Hay que tener en cuenta que la biografía de Sassoon se extiende desde finales de la era victoriana hasta 1960. Es un recorrido extenso y sinuoso que atraviesa dos guerras y una experiencia vital llena de luces y sombras. Las que explora un hombre, interpretado por Jack Lowden en su juventud, que busca encontrarse a sí mismo. Es curioso porque si hasta entonces el realizador de Sunset Song había demostrado tener mucho más tino en la dirección de actrices, aquí logra un cuadro de nuevas masculinidades inmejorable. Tan prolífica en lo estético como en lo argumentativo Benediction es la obra cumbre de Terence Davies porque culmina una trayectoria consagrada a la verdad.
 

Consulta los ESTRENOS DE LA CARTELERA DE CINE DEL 2022 con valoraciones de películas
Últimas entradas de SFF Magazine (ver todo)