Últimas entradas de Guillermo A. Búrdalo (ver todo)

Con el mundo del esquí alpino de fondo, ‘Slalom’, de Charlène Favier, es un relato sobre los abusos y el miedo que supone hablar de ellos

Slalom | StyleFeelFree
Imagen de la película Slalom | StyleFeelFree

Tras realizar un documental y cuatro cortometrajes, la directora francesa Charlène Favier se zambulle en el mundo del esquí para Slalom, su primer largometraje de ficción. El título en sí hace referencia a una modalidad deportiva que es una disciplina de esquí alpino e implica esquiar entre una serie de varas o puertas. ¿Y por qué girar la trama alrededor de este deporte? Bien, Favier conoce este mundo, ella lo practicó a nivel competitivo y sabe de la dureza del mismo. Con un guion firmado por ella y Marie Talon, en colaboración con Antoine Lacomblez, aquí se cuenta la historia de Lyz, de quince años. Con ella se obsesionará Fred, su entrenador, que tratará de llevarla a lo más alto. Pero por el camino sus obsesiones cambiarán, volviéndose oscuras. Entonces, la protagonista no solo tendrá que hacer frente a sus aptitudes físicas. También a las psicológicas.

En la actualidad es extraño que no sean tantos los proyectos audiovisuales que hablen del tema del abuso como lo hace Slalom. De forma fría y directa, sin autocensurarse, esta película busca ayudar a la gente que sufra esta situación. Algo que no es fácil, pero hay que decirlo. En este caso, la protagonista es insegura, está en un proceso de madurez, e intenta entender la situación, aunque no tiene forma de hacerlo. Ella lo afronta como puede, pero no es capaz por miedo a arruinar su futuro, tanto personal como profesional. A la hora de mostrar este conflicto, la directora decide usar el color blanco para representar la inocencia de Lyz. Este predomina en la nieve, elemento presente durante toda la cinta. Pero a medida que avanza, da paso a tonos más oscuros. Este contraste destaca para reflejar la presión a la que se ve sometida.

Hay otros conceptos interesantes como son la puesta en escena y los reflejos de los personajes, concretamente, el de Fred. Este siempre se decide a mostrar su verdadera personalidad mediante un espejo o a través de un cristal. Ello provoca una reacción en el espectador dando a conocer al personaje y sus verdaderas obsesiones. Y es que Slalom es una película necesaria para reflejar el miedo al abuso. Una sensación que, día a día, se va combatiendo, pero que tardará en desaparecer. De tal forma, a la típica historia de pupila y maestro se le da la vuelta, para mostrar una realidad que desgraciadamente existe. Una realidad que en muchos casos nunca sale a la luz. Lo que la película intenta es mostrarla para que las víctimas no sufran más y se haga algo de justicia.
 

Consulta los ESTRENOS DE LA CARTELERA DE CINE DEL 2022 con valoraciones de películas