El Centro de Arte Contemporáneo de Málaga reconoce el trabajo del estadounidense Phil Frost con una exposición en la que se pueden apreciar sus influencias artísticas

Phil Frost | CAC Málaga | StyleFeelFree
Obra: Bolsar 7 (2003) de Phil Frost | StyleFeelFree

Cabezas con cuellos alargados, collages, dibujos con bolígrafo de líquido corrector o pintura en espray blanca aparecen en obras de Phil Frost (Nueva York, 1973). Son los rasgos distintivos de un artista que ocupa las salas del CAC Málaga con la exposición Plotting Upon the Passage of Time. Es la primera gran muestra en Europa de este artista, influenciado por el graffiti y la cultura underground. Comisariada por Fernando Francés, destacan sus obras de pinturas sobre puertas de madera más recientes acabadas en 2021. Sin embargo, también pueden verse distintos trabajos en colaboración con otros creadores influidos por la cultura pop y el arte urbano como KAWS u OBEY.

El estilo personal y autodidacta de Phil Frost se arraiga en las sensaciones, la percepción, el medio ambiente, la memoria y la imaginación. Además, la diversidad de colores, texturas y patrones establecen complejos diseños que parecen repetitivos, pero son, al mismo tiempo, totalmente nuevos. Utilizar un coche de juguete, una lata o un botón y como soporte una puerta, un lienzo o madera forma parte de su lenguaje propio. La inspiración del artista neoyorkino no deja de crecer.

En la muestra cobran especial relevancia los dibujos que recuerdan al arte tribal e indígena a los que él mismo se refiere como «distinciones glíficas». Su inclinación por estos patrones procede de su interés por los diferentes dialectos y lenguajes. Por otro lado, en sus pinturas destaca una policromía muy rica junto a patrones blancos con letras y símbolos. De hecho, las obras de Phil Frost son reconocidas por las diferentes capas de pintura que hay en su obra. Asimismo, por la incorporación de objetos originales, rescatados de la obsolescencia y el olvido.

Obras marcadas por el tiempo

Phil Frost pasó su infancia en zonas rurales del oeste de Massachusetts. En algunos de sus paseos por campos de cultivo y bosques indios encontró hachas y puntas de flecha. Este suceso marcó un antes y un después en la vida del artista ya que le serviría de inspiración una vez comenzase a trabajar. A partir de aquí, se da cuenta de cómo el ahora provoca una experiencia en el tiempo y en el espacio. Hechos que ocurrieron de manera intuitiva y que vuelven para originar lo que ya formaba parte de él. Un estilo que se arraiga en las sensaciones, la percepción, el medio ambiente, la memoria y la imaginación. El interés por la expresión plástica convirtió a Phil Frost en un artista autodidacta que continúa aprendiendo con el paso del tiempo.

El neoyorkino utiliza los objetos rescatados de su obsolescencia como soporte de sus complejas estructuras que pueden parecer similares, pero no lo son. La base de la obra es una composición de naturaleza espiritual que transmite el reflejo de su profundo panteísmo. De esta forma, las puertas se convierten en uno de sus componentes más importantes a la hora de trabajar. Encontradas y reutilizadas por él mismo, cuentan con elementos característicos y recurrentes de su iconografía. En primer lugar, los mismos dibujos y trazos de técnica. Y, en segundo lugar, toda una serie de objetos adheridos que han ido formando parte de la vida del artista. Cómics, monedas, partes de matrículas, números, latas, bobinas, botellas, pinceles, bates de béisbol e, incluso, escaleras. La inspiración del artista no tiene límites. Cada detalle que está en la mirada de Phil Frost forma parte de todos y cada uno de sus trabajos.
 

DATOS DE INTERÉS DE LA EXPOSICIÓN

Título: Plotting Upon the Passage of Time
Artista: Phil Frost
Comisariado: Fernando Francés
Lugar: Centro de Arte Contemporáneo de Málaga
Fechas: del 04 de marzo al 22 de mayo de 2022
Horarios y tarifas: consultar
Últimas entradas de SFF Magazine (ver todo)