En forma de exposición colectiva, la mirada crítica de varios artistas de la colección del Museo Guggenheim neoyorquino se cierne sobre la práctica del registro en ‘Off the Record’

Hank Willis Thomas | Off the Record en el Guggenheim de Nueva York | StyleFeelFree
Obra: Something To Believe In, 1984/2007 © Hank Willis Thomas | StyleFeelFree

Debido a su presunta objetividad, los registros históricos, documentales e institucionales han sido colectivamente aceptados como los comunicadores oficiales de la verdad. Lo mismo ocurre con los medios y el periodismo, ámbito del que proviene la expresión que da título a esta muestra: Off the Record. En el reportaje periodístico, off the record hace referencia a toda información que, por contrariar el discurso hegemónico, queda conscientemente excluida del relato principal. A través de diversas manipulaciones de los registros o records, los participantes de esta exposición tratan de evidenciar estas dinámicas de poder. Al reunir la obra de trece artistas contemporáneos, el Museo Guggenheim de Nueva York cuestiona estas pretensiones de neutralidad. Sus grabados, fotografías y pinturas desafían la autoridad de la documentación convencional y examinan su papel en la construcción de la historia y la cultura.

Si bien la muestra parte del arte conceptual de los sesenta y setenta, pone el foco en trabajos realizados a partir de 1990. Aunque todos ellos albergan un cierto escepticismo hacia el registro, también confían en la posibilidad de crear desde los márgenes o fuera de ellos. La exposición comienza con Sarah Charlesworth (Nueva Jersey, 1947 – Connecticut, 2013), cuya serie se interesa por los legados conceptuales y de archivo del arte. En el caso de Lorna Simpson (Nueva York, 1960), la artista relaciona el retrato fotográfico con las formaciones culturales raciales. Por otra parte, Sadie Barnette (California, 1984) recurre a los archivos del FBI para hablar del lenguaje y el alcance del Estado.

Especialmente, los artistas negros han compartido una visión escéptica respecto al registro y su supuesta imparcialidad. Una reacción que denuncia cómo las vivencias de las personas racializadas han sido históricamente silenciadas y borradas de la historia oficial. Así, los creadores que agrupa Undermining Objectivity, la primera sección de la exhibición, reafirman que la confección de los documentos puede responder a fines opresivos. Ni las fotografías ni los medios de comunicación son neutrales, sino que reproducen las creencias de las personas que los elaboran, la ideología dominante. En la segunda parte, titulada Undermining Objectivity, otros autores arrojan luz sobre cómo el acto de registrar puede revelar nuevos significados. Mediante la redacción y el ensamblaje, estos investigan cómo la documentación ayuda a construir nuevas formas de ver la historia.

El deseo de crear narrativas es indicativo de un sentimiento más amplio que impregna esta exposición en su conjunto. Aun cuando los artistas confrontan las complejas estructuras de poder, sus reconfiguraciones no solo se entienden como críticas políticas, sino como nuevas revelaciones estéticas. Scribbling Against the State, la sección final de Off the Record, se ocupa de documentos emitidos por organismos institucionales, reconociendo el alcance que estos poseen. Sin embargo, utilizando pintura en spray y garabatos, los artistas muestran su rechazo tanto a su contenido como al tipo de entidad que lo firma. Las obras de esta parte de la muestra alertan de que, aunque los registros se archivan con diversos fines, mantenerlos no es un acto inocente. De ahí la importancia de documentar acontecimientos no escritos ni reconocidos oficialmente, exigiendo así justicia para las voces marginales.
 

DATOS DE INTERÉS
Título: Off the Record
Artista: Sadie Barnette, Sarah Charlesworth, Sara Cwynar, Leslie Hewitt, Glenn Ligon, Carlos Motta, Lisa Oppenheim, Adrian Piper, Lorna Simpson, Sable E. Smith, Hank Willis Thomas y Carrie Mae Weems
Organización: Ashley James
Lugar: Museo Guggenheim de Nueva York
Fechas: del 02 de abril al 27 de septiembre de 2021
Horarios y tarifas: consultar
SFF Magazine