Tanto las nociones de corporeidad, como lo onírico, se encuentran en la obra del mexicano Héctor Jiménez Castillo que se puede ver en la galería Espacio Mínimo

Héctor Jiménez Castillo | Espacio Mínimo | StyleFeelFree
Obra: La sangre llama a la sangre. 2021 de © Héctor Jiménez Castillo | StyleFeelFree

Interesado en la práctica artística como modeladora del pensamiento, Héctor Jiménez Castillo (Veracruz, México. 1992) investiga la producción de imágenes inspiradas en nuestro inconsciente. Su obra explora cualidades humanas como la identidad, la intimidad y la vulnerabilidad a través de diferentes medios que incluyen coreografías, textos, dibujos y esculturas. En forma de exposición individual, Trasnochar, pulir y roer reúne en el interior de la galería madrileña Espacio Mínimo varios de sus trabajos. Desde acuarelas que retratan su personalísimo e inquietante universo formal hasta piezas en las que lo pictórico y escultórico diluyen sus fronteras hasta casi desaparecer. La muestra incluye además dos vitrales grabados al laser y suspendidos del techo sobre cadenas que evocan formalmente la iconografía del tarot. Y por último, Abecedario tierno, una animación entendida como un gesto repetitivo de lenguaje.

El proceso creativo de Jiménez Castillo se concibe como un ejercicio de inicio poético. En palabras del propio artista mexicano: “se trabaja diariamente y sin juicio, las imágenes resultantes proponen nuevos estímulos y materiales para el espacio del inconsciente”. Se trata de un acercamiento a la acción a través del dibujo. Como sus dibujos de cama, que resultan de una técnica sin valoraciones previas, donde las siluetas y su relación con el espacio-fondo quedan distorsionadas. Es por eso que parecen trazadas en el tránsito entre el sueño y el despertar, o bien tras un largo estado de vigilia o insomnio. Y entonces las figuras retratadas en esos ambientes proponen coreografías, momentos de proxemia y juegos de miradas.

Fascinado por el mundo inmaterial y los mitos, el artista insiste en las posibilidades del cuerpo como habitante de un universo visual autorregulado. Además de engendrar piezas como las que reúne esta muestra, una fracción del trabajo de Héctor Jiménez Castillo es el diseño de vestuario. En este ámbito ha colaborado con varias compañías de teatro mexicanas como Compañía Opcional y Teatro Ojo. También es cofundador del colectivo Arrogante Albino, un laboratorio de artistas multidisciplinares centrados en el cuerpo como tema fundamental y la herramienta creativa.
 

DATOS DE INTERÉS
Título: Trasnochar, pulir y roer
Artista: Héctor Jiménez Castillo
Comisariado: Omar López-Chahoud
Lugar: Galería Espacio Mínimo, Doctor Fourquet, 17, Madrid
Fechas: del 20 de febrero al 31 de marzo de 2021
Horarios: consultar
SFF Magazine