Jaime G.
Conecta

En ‘Blame Game’, su último lanzamiento, el cuarteto de Chicago Beach Bunny deja claro que no hay nada más punk que quererse a uno mismo

Beach Bunny | Blame Game | StyleFeelFree
Portada de Blame Game de Beach Bunny | StyleFeelFree

El pasado viernes 15 de enero, llegaba a nuestros oídos el que es el quinto EP de la banda liderada por Lili Trifilio. Apegados al formato de corta duración desde sus comienzos, no fue hasta el año pasado que estrenaron su primer álbum, Honeymoon. Un lanzamiento que ellos mismos describen más como un “disco de ruptura amorosa”, mientras que este último se apartan de las canciones más bajoneras. En Blame Game, Beach Bunny no se andan con juegos: ya basta de recrearse en la propia desgracia y de tolerar actitudes tóxicas. 2021 es el año de decirle adiós a los fuckboys, y qué mejor manera de hacerlo que a golpe de guitarra.

La energía que trasmiten Beach Bunny comulga con los sonidos que el indie-pop y el indie-rock estadounidenses nos lleva entregando la pasada década. La lista es extensa y las voces femeninas continúan alargándola, como es el caso de Soccer Mommy, Remember Sports o Sidney Gish. Artistas y bandas de la misma quinta, con influencias que van desde el surf-rock noventero hasta el emo más clásico. Los cuatro temas que conforman este EP prometen actitud y letras rebosantes de autoestima desde el minuto uno. La pista de arranque, Good Girls (Don’t Get Used), opta por un ritmo más animado al que acostumbra el grupo. Una canción que, a parte de ser increíblemente pegadiza, captura a la perfección el espíritu del resto del disco.

El tema de las red flags ha sido durante los últimos días una parte importante de la conversación tuitera. Esas grandes señales de que la persona a la que estás conociendo igual no es tan buen partido como creías. Indicadores que nuestro cerebro sabiamente reconoce, pero al que hacer caso, no siempre es tan fácil. Suele pasar con la clase de sujetos que dan título a la tercera pista, Nice Guys. Por suerte ahí llegan Beach Bunny para recordar unas importantes y sabias palabras: amiga, date cuenta. Trifilio compone desde lo personal y con su música apela a toda una generación de mujeres jóvenes. En Love Sick, la artista se sincera: «I’m getting tired of breaking and healing». Sin embargo, no por mostrarse vulnerable deja de ser tajante y cáustica en lo lírico. «Yeah, it’s my problem, I’m asking for it / Guess you’re the victim and I’ll ignore it».

El pasado diciembre se cumplían cinco años desde ANIMALISM, el primer lanzamiento del cuarteto chicagüense. Claro que por aquel entonces no eran cuatro, sino tan solo Trifilio cantando y tocando la guitarra desde su dormitorio. No fue hasta 2017 que se unieron los que hoy siguen siendo sus compañeros de banda y hasta 2018 que sacaron su primer EP juntos. Prom Queen fue el título elegido tanto para este disco como para la pista inicial, un himno en contra de los cánones de belleza femeninos. Lo que no imaginaban es que un año después, TikTok y su desmedido poder viralizador se harían eco de esta canción y ocurriría lo propio. Hoy acumulan millones de reproducciones y hace días estuvieron tocando uno de sus temas nuevos en el programa de Jimmy Kimmel. Rumbo a convertirse en verdaderos adalides musicales de la generación Z, es indudable que están en su mejor momento.
 

Video de Música Oficial de Beach Bunny – Blame Game

 

DATOS DE INTERÉS
Nombre de artista o grupo musical: Beach Bunny
Título del álbum, ep, single: Blame Game
Sello: Mom+Pop
Fecha de lanzamiento: 15 de enero de 2021