Las herederas | Revoluciones por explorar

Rosana G. Alonso
Conecta

Con ‘Las herederas’, el paraguayo Marcelo Martinessi rompe con todos los tabúes que le rodean, en una película que, no obstante, es sintomática de una sociedad incapaz de enfrentarse a sus propias revoluciones interiores

Las herederas | StyleFeelFree

Fotograma de Las herederas | StyleFeelFree

Sexagenarias. Mujeres. Lesbianas. Las herederas, de Marcelo Martinessi, está decidida a romper tabúes con un naturalismo propio de un cine latinoamericano que está en sus mejores momentos. Y aunque la temática desarrollada tenga su mérito, no es tanto el desarrollo de la acción lo que sobresale, como la forma de vehicular una narrativa sosegada, que invita a la contemplación de una vida hastiada y al mismo tiempo, acostumbrada.

Cinematografía de contrastes, la cámara digiere lo que ve con parsimonia. De una sobriedad habitada por fantasmas, en penumbra y claroscuros; a la luminosidad y el brío de una cárcel que parece corral y que, por antítesis, estimula a reflexionar en el concepto de vivienda que habita Chela (Ana Brun), formidable en la mirada que capta el espacio.

Entre una casa que es cárcel, y una cárcel que es patio de recreo, tiene lugar la historia que importa, que cuenta, la que tiene lugar en la calle, donde Chela busca una forma de sobrevivir y encuentra un modo de vivir. Las herederas no es una película que induce, no obstante, a la aventura, al desahogo al que incita un cine que huye del retrato. Sus ritmos lentos, sosegados, taciturnos y melancólicos son planificados como si se hiciese un estudio de un tiempo, de un lugar. Y con él, un estudio social de una sociedad obligada a ser tal cual se muestra. Todo parece derrumbarse como un castillo de naipes y ahí es donde la cinta logra cautivar a un espectador que prefiere una honestidad molesta, a una máscara que distorsiona.

Esta honestidad exasperada no es más que un síntoma de una sociedad petrificada y estratificada que se observa con aspereza, y al mismo tiempo, con comprensión. Si Martinessi se compromete con el impulso vital de estas mujeres protagonistas, este reparto coral también le sirve, por otro lado, para criticar la sociedad a la que pertenecen, sedimentada, soporífera y expectante de su propio final.

Es gratificante para el espectador encontrarse, en Las herederas, con estos personajes que nos recuerdan a la gente con la que nos encontramos a diario

Con Las herederas el realizador paraguayo parece seguir la estela del chileno Sebastián Lelio. El personaje que interpreta Ana Brun, Chela, no deja de ser la otra cara de la moneda de Gloria, la antiheroína, también entrada en años, de la película del mismo nombre. Con Gloria comenzamos a darnos cuenta de lo mucho que necesita el cine a estas mujeres reales que se salen de la norma. Y además, de lo gratificante que es para el espectador encontrarse con estos personajes que nos recuerdan a la gente con la que nos encontramos a diario. Por otra parte, la forma de hacer de Martinessi también podría ser el reverso de la cinematografía del realizador de Una mujer fantástica. De la luz, se pasa aquí a una penumbra, que no obstante, destella en ciertos momentos álgidos que buscan captar certeras revoluciones interiores, por explorar.
 

Tráiler de Las herederas | StyleFeelFree Youtube

 

SINOPSIS
La relación de pareja entre Chela (Ana Brun) y Chiquita (Margarita Irún) se deteriora a medida que comienzan a vender sus bienes heredados para afrontar su difícil situación económica. A esto se suma que Chiquita tiene que enfrentar una condena de cárcel por fraude, lo que obliga a Chela a abandonar su comodidad pequeño-burguesa y comenzar a buscar la forma de ganarse algo de dinero. Lo hace ejerciendo de taxista, con su propio automóvil, para sus conocidas. Casualmente, con su nuevo trabajo es como conoce a Angy, hija de una de sus clientas. Esta nueva relación provocará toda una revolución interior en esta mujer deteriorada por la vida.
FICHA TÉCNICA
Título original: Las herederas
Duración: 97 minutos
Dirección: Marcelo Martinessi
Guion: Marcelo Martinessi
Fotografía: Luis Armando Artega
Dirección artística: Carlo Spatuzza
Vestuario: Tania Simbrón
Montaje: Fernando Epstein
Reparto: Ana Brun, Margarita Irun, Ana Ivanova, Nilda González, María Martins, Alicia Guerra
Distribuidora en España: Bteam Pictures
Fecha de estreno en España: 08 de marzo de 2019
FESTIVALES Y PREMIOS
Nominaciones:
Premios Oscar (2019): Seleccionada por Paraguay como Mejor película de habla no inglesa
Premios Fénix (2018): Nominada a Mejor Película, Mejor Dirección de Arte, Mejor Fotografía, Mejor Guion, Mejor Sonido
Festival de Cine de Berlín (2018): Nominada a Mejor Película
Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (2018): Nominada a Mejor Película
Festival de Cine Latino de Huelva (2018): Nominada a Mejor Película
Premios José María Forqué (2019): Nominada a Mejor Película Latinoamericana
Seattle International Film Festival (2018): Nominada a Mejor Actriz, Mejor Película, premio Ibero American Competition
Premios:
Premios Fénix (2018): Premio a Mejor Director
Festival de Cine de Berlín (2018): Premio FIPRESCI, Premio a Mejor Actriz (Ana Brun), Premio Alfred Bauer
Festival de Cine de San Sebastián (2018): Premio Sebastiane Latino
Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (2018): Premio FIPRESCI y Premio a Mejor Director
Festival de Cine Latino de Huelva (2018): Premio Especial del Jurado
LesGaiCineMad (2018): Premio a Mejor Película
Seattle International Film Festival (2018): Mención Especial del Jurado
Sydney Film Festival (2018): Premio a Mejor Película
Festival de Cine de Lima (2018): Premio a Mejor Actriz (Ana Brun), Mejor Película, Mejor Ópera Prima, Mención Especial de la Crítica Internacional, Premio APRECI
Santiago Festival Internacional de Cine (2018): Premio Mejor Director
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2019 con valoraciones de películas
Rosana G. Alonso

Rosana G. Alonso

Periodista cultural, librepensadora crítica observando las dinámicas sociales desde una perspectiva feminista, creadora contemporánea y alma mater de StyleFeelFree.