La caída del imperio americano | Trampantojos

Aunque el título lleva a confusiones, Denys Arcand firma con La caída del imperio americano una notable comedia que no obstante, está sujeta a evidentes contradicciones

La caída del imperio americano | StyleFeelFree

Fotograma de La caída del imperio americano | StyleFeelFree

Aunque por el título, La caída del imperio americano, Denys Arcand parece querer retrotraernos a El declive del imperio americano, la exitosa película de 1986, en realidad no hay nada de aquella cinta, de la que si partió para Las invasiones bárbaras, que se alzó con el Oscar a mejor película en lengua extranjera en 2004. Al veterano realizador canadiense le gusta jugar con las palabras y vuelve nuevamente a hacerlo en un filme que empieza con una escena brillante. Un joven doctorado en filosofía, sentado en un restaurante con la que hasta entonces era su pareja, se siente inspirado para argumentar por qué cree que lejos de ser una ventaja, la inteligencia es una gran desventaja. Él ahora es repartidor de mensajería y en tono de despecho, trata de demostrar a su acompañante por qué considera que la mayoría de los hombres con grandes fortunas y cargos, son en realidad unos auténticos idiotas.

Dejando paso a esta escena, la historia da un giro inesperado. Pronto tendrá que hacer frente a un dilema moral. Es fácil juzgar a los otros, pero cuando el protagonista de este relato empieza a plantearse la posibilidad de que podría convertirse en un hombre rico, acaba tomando todos los riesgos que asumían los mismos idiotas que criticaba al principio, y dejándose seducir por experiencias sensoriales, sin darle tiempo a la razón a intervenir. No obstante la osadía de Arcand busca también engatusar al espectador blanqueando a sus personajes con una candidez sin fronteras, y dándoles todo tipo de coartadas para que sus decisiones resulten ser las correctas y salgan triunfantes.

En La caída del imperio americano toda la trama y los personajes están corrompidos por el brillo del dinero aunque se blanquee sus intenciones

En todo esto, hay sin embargo un guion que sale reforzado en el análisis de cómo funciona la economía y las políticas sobre el movimiento de grandes capitales, que entronca con otras cintas que han profundizado en los dramas detrás de toda la frivolidad alrededor del dinero. El caso de Bernie Madoff retratado en The Wizard of Lies de Barry Levinson, por ejemplo, es una buena historia que parte de la realidad y que haría más honor al título de esta película. La caída del imperio americano será efectiva cuando el dinero pierda su valor de estatus y salga a la superficie su perfil obsceno y deshonesto. Pero aquí, toda la trama y los personajes están corrompidos por su brillo, aunque a sus protagonistas se les pinte como adventicios y edulcorados Robin Hoods. Eso sí, Denys Arcand siempre ha sido muy sutil e inteligente llevando al traste muchas de las ideas que sustentan moralmente lo social, por eso el tono de sátira tiene giros excepcionales que elevan a esta comedia por encima de la media, aunque sus derivas tengan una mirada decididamente patriarcal. Además, Pierre Curzi, colaborador habitual en buena parte de la filmografía de Arcand, aunque en un papel secundario, está excepcional.
 

Tráiler de La caída del imperio americano | StyleFeelFree Youtube

 

SINOPSIS
Pierre-Paul Daoust es un treintañero doctor en filosofía que trabaja como repartidor de mensajería y ocupa su tiempo libre con actos de beneficencia. Un buen día, mientras está a punto de entregar un paquete en una sucursal bancaria, es testigo de cómo dos delincuentes malheridos intentan salir del banco con el botín. Inesperadamente, las grandes bolsas con el dinero son abandonadas delante de él y se plantea la disyuntiva de recoger el dinero y esconderlo en su furgón; o no tocar nada de la escena del crimen, mientras espera a que llegue la policía que ya está de camino. Su suerte dependerá de lo que decida en un instante de lucidez o insensatez.
FICHA TÉCNICA
Título original: La chute de l’empire américain (The Fall of the American Empire)
Duración: 129 minutos
Dirección: Denys Arcand
Guion: Denys Arcand
Fotografía: Van Royko, C.S.C.
Dirección artística: Patrice Bengle
Vestuario: Sophie Lefebvre
Música / banda sonora: Mathieu Lussier y Louis Dufort
Montaje: Arthur Tarnowski, ACE
Reparto: Alexandre Landry, Maripier Morin, Rémy Girard, Louis Morissette, Maxim Roy, Pierre Curzi, Vincent Leclerc, Patrick Émmanuel Abellard, Florence Longpré, Eddy King, Geneviève Schmidt, Paul Doucet, Denis Bouchard, Yan England, David Savard, Rose-Marie Perreault, Alain Goulem, Catherine Paquin-Béchard, Ayana O’Shun, Dominique Bertrand
Distribuidora en España: Wanda Visión
Fecha de estreno en España: 29 de marzo de 2018
FESTIVALES Y PREMIOS
Nominaciones:
Festival de Cine de Valladolid – SEMINCI (2018): Nominada a la Espiga de Oro a Mejor Película
Toronto International Film Festival – TIFF (2018): Nominada a Mejor Película Canadiense
Premios:
Festival de Cine de Valladolid – SEMINCI (2018): Premio FIPRESCI a Mejor Película
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2019 con valoraciones de películas
Rosana G. Alonso

Rosana G. Alonso

Alma mater de StyleFeelFree. Alquimista de sueños rotos, esperando que amanezca | Twitter