Lazzaro feliz | Neorrealismo de fábula

En una sociedad que mira con desconfianza lo humano, Lazzaro feliz, de Alice Rohrwacher, recrea una extraordinaria fábula que es al mismo tiempo una crítica constructiva del mundo que vivimos

Lazzaro Feliz | StyleFeelFree

Fotograma de Lazzaro Feliz | StyleFeelFree

Es muy tentador, cuando un ejercicio fílmico es sobresaliente, caer en los referentes. No solo Lazzaro feliz lo es, también los anteriores trabajos de Alice Rohrwacher son muy significativos. Con una trayectoria todavía corta, pero magistral, la cineasta que debutó en el largo de ficción con Corpo celeste, empieza a ser uno de esos excepcionales casos de estudio en los que es inevitable recabar las posibles fuentes primigenias, para ensalzar el virtuosismo de una imaginería y narrativa en la que ya empiezan a perfilarse ciertos puntos de interés. El desarraigo, la pérdida de la inocencia o la dialéctica de un mundo rural, nada paradisíaco, transformado en un capitalismo que esconde sus garras más afiladas.

Inevitable entonces retrotraerse a la historia de la filmografía italiana y recobrar el neorrealismo italiano o a figuras tan prominentes como Pier Paolo Pasolini, con quienes guarda cierto punto de vista. Sin embargo, personalmente y aunque las decisiones estéticas y el guion de Lazzaro feliz son extraordinarias, conectando con ese hacer italiano que mira el mundo para descubrirlo realmente, bajo mi punto de vista, y supongo que muchos espectadores estarán de acuerdo conmigo, lo más destacable de Lazzaro feliz es precisamente el personaje de Lazzaro interpretado con una naturalidad prodigiosa por Adriano Tardiolo, un rara avis en el mundo contemporáneo, que guarda mucho parentesco con el Nazarín de Luis Buñuel, interpretado en aquella ocasión por un espléndido Francisco Rabal.

La nueva propuesta de Alice Rohrwacher, Lazzaro feliz, es como una caricia en el rostro, como una brisa fresca que depura los males de nuestra sociedad

En una sociedad que mira con desconfianza lo humano, Lazzaro feliz hace una crítica constructiva del mundo que vivimos, actuando como revulsivo que invita a adiestrar la mirada a través de los ojos de Lazzaro. Reintegrando un sentir mágico que ordena que ya se percibía en El país de las maravillas, la nueva propuesta de Alice Rohrwacher es como una caricia en el rostro, como una brisa fresca que depura los males de nuestra sociedad. Hay un intento de recuperar la bondad perdida en sociedades hipercapitalistas que han sustituido lo humano por lo matérico, lo sentimental por lo experiencial, el tiempo para observar, por el tiempo para producir. Y a pesar de ello, la propia realidad despierta del sueño, y acaba por dar una bofetada en la cara a todo lo hermoso. Ahí radica la fuerza de Rohrwacher, en su capacidad de confrontar lo que era con lo que es; o lo que podría ser, con lo que de hecho es. Y en todo esto, la delicadeza de la italiana para describir atmósferas de lo frágil y lo eterno.

A pocas horas de conocerse el palmarés de los Premios del Cine Europeo 2018, y consciente de que tenía una deuda pendiente con esta extraordinaria fábula que es Lazzaro feliz, no podía si no posicionarme sobre una película que representa lo mejor de este año cinematográfico.
 

Tráiler de Lazzaro Feliz | StyleFeelFree Youtube

 

SINOPSIS
Bajo la estricta mano de la Marquesa Alfonsina de Luna, una comunidad de campesinos vive explotada en La Inviolata como si estuviese en pleno siglo XIX. No saben cómo es el mundo moderno y trabajan sin sueldo para una mujer que los tiene engañados y soportando condiciones infrahumanas. Entre todos estos campesinos sobresale Lazzaro que es al mismo tiempo explotado y engañado por sus propios congéneres. Todo da un giro inesperado cuando el hijo de la Marquesa, Trancredi, conoce a Lazzaro y entre los dos se forja una amistad interrumpida por un acontecimiento que obligará a los campesinos a salir de La Inviolata y enfrentarse al mundo tal como lo conocemos hoy.
FICHA TÉCNICA
Título original: Lazzaro felice (Happy as Lazzaro)
Duración: 125 minutos
Dirección: Alice Rohrwacher
Guion: Alice Rohrwacher
Fotografía: Hélène Louvart
Diseño de producción: Emita Frigato
Vestuario: Loredana Buscemi
Música / banda sonora:
Montaje: Nelly Quettier
Reparto: Adriano Tardiolo, Agnese Graziani, Alba Rohrwacher, Luca Chikovani, Tommaso Ragno, Sergi Lopez, Natalino Balasso, Nicoletta Braschi
Distribuidora en España: Vértigo Films
Fecha de estreno en España: 09 de noviembre de 2018
FESTIVALES Y PREMIOS
Nominaciones:
European Film Awards (2018): Nominada a Mejor Dirección, Mejor Guion y Mejor Actriz Europea (Alba Rohrwacher)
Film Independent Spirit Awards (2019): Nominada a Mejor Película Internacional
Festival de Cine de Cannes (2018): Nominada a la Palma de Oro
Premios Nastro d’Argento – Sindicato Nacional de Periodistas Cinematográficos italianos (2018): Nominada a Mejor Película, Mejor Diseño de Producción (Emita Frigato) y Mejor Actriz de Reparto (Nicoletta Braschi)
London Film Festival (2018): Nominada a Mejor Película
Munich Film Festival (2018): Nominada a Mejor Película Internacional
Premios:
Festival de Cine de Cannes (2018): Premio a Mejor Guion (Alice Rohrwacher)
Chicago International Film Festival (2018): Premio a Mejor Película
International Cinephile Society Awards (2018): Premio a Mejor Dirección
Jerusalem Film Festival (2018): Premio a Mejor Película
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2018 con valoraciones de películas
Rosana G. Alonso

Rosana G. Alonso

Alma mater de StyleFeelFree. Alquimista de sueños rotos, esperando que amanezca | Twitter