Rosana G. Alonso
Conecta

En un elocuente blanco y negro Doris Dörrie vuelve a recorrer Japón con ‘Recuerdos desde Fukushima’ tratando de buscar una cura a la ansiedad posmoderna

Recuerdos desde Fukushima | StyleFeelFree
Fotograma de Recuerdos desde Fukushima | StyleFeelFree
SINOPSIS
Marie, una joven alemana, llega a Fukushima (Japón) para trabajar en Payasos sin Fronteras (Clowns4Help), una organización humanitaria que lleva esperanza, con la realización de juegos, malabares y espectáculos, a los supervivientes del desastre nuclear que todavía viven en Fukushima. A pesar de su buena intención, con la que busca enfrentar su propia vida, se frustra en el intento. Sin embargo, no abandona y encuentra otra forma de ser útil, ayudando a la última geisha de la región a reconstruir su hogar en ruinas, en la antigua zona de exclusión nuclear. Las dos mujeres juntas y aunque opuestas, buscarán la forma de escapar del pasado que las atormenta.

Hay una intención catártica en Recuerdos desde Fukushima al igual que en Cerezos en flor, ambas de Doris Dörrie. La catarsis en estas dos cintas se convierte en un proceso transformador que busca la liberación tras la pérdida o la culpa. Así se abre también un espacio para la esperanza a pesar del dolor que se pretende expiar. En Recuerdos desde Fukushima, estrenada durante la XVIII edición del Festival de Cine Alemán del año pasado, la realizadora alemana que estuvo en Madrid para la presentación de la película, explicó que para ella era muy importante la esperanza. Una esperanza que poco a poco se teje dejando paso a una cinta que subvierte a su predecesora, Hiroshima mon amour, de Alain Resnais, con un formidable guion de Marguerite Duras, con la que no obstante no guarda a penas relación salvo por el título [al menos, cuando la visualicé por primera vez se presentaba como Fukushima mon amour] y por tratar el tema de los desastres humanos. No queda nada de la romántica historia de amor-pasión heterosexual e interracial de la cinta de finales de los años cincuenta del pasado siglo, aunque si haya una reconciliación entre culturas, concretamente, entre Oriente y Occidente. A las puertas de la década de los años veinte del siglo XXI, las relaciones se expanden y las mujeres buscan liberarse de años de ataduras, aunque tengan que soportar mayor carga con una liberación a penas aceptada por la sociedad, y por la propia conciencia anclada a un social deforme. Pero más allá de todo esto, lo más interesante que enfoca Recuerdos desde Fukushima, para que percibamos nuestra sociedad, es la ansiedad posmoderna en la que estamos sumidos todos. Una ansiedad difícilmente esquivable con las metas que se nos imponen desde fuera, y la opulencia de un mercado infinito que nos invita al exceso saciándonos solo un instante, cada vez más corto, para hacernos indomables adictos a cualquier cosa que se presente como sucedáneo de la felicidad.

En este sentido Recuerdos desde Fukushima es inmensa. En un blanco y negro que parece retrotraerse hacia el pasado, avanza en cambio hacia un futuro en el que los/las cineastas tendrán que aceptar el cambio de roles y adaptar los guiones en circunstancias extrañas que admiten puntos de fuga, sobredimensionados e inabarcables, que requieren nuevas pautas narrativas. Doris Dörrie, muy consciente, es consecuente con la nueva mirada cinematográfica sin recurrir a fórmulas de otros, buscando su lugar en un instante que se detiene y capta lo que es invisible a los ojos: el estado de inconformismo y la inquietud en un momento, ante el que se para, para analizarlo. Sin duda, una de las mejores películas de este año que acaba. Un meditado y emocional poema a nuestro tiempo, con mirada de mujer, que busca reconocerse en el otro (la otra), donde encontrar complicidad y sustento.
 

Tráiler de Recuerdos desde Fukushima | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Grüße aus Fukushima
Duración: 104 minutos
Dirección: Doris Dörrie
Guion: Doris Dörrie
Fotografía: Hanno Lentz
Vestuario: Katharina Ost
Música / banda sonora: Ulrike Haage
Montaje: Frank Müller
Reparto: Rosalie Thomass, Kaori Momoi, Nami Kamata, Moshe Cohen, Honsho Hayasaka, Nanoko, Aya Irizuki
Fecha de estreno España: 29 de diciembre de 2017
FESTIVALES Y PREMIOS
Nominaciones:
Berlin International Film Festival (2016): Nominada a la Mejor Película
German Film Awards (2016): Nominada a Mejor Actriz Principalç
German Film Awards (2016): Nominada a Mejor Película
Premios:
Berlin International Film Festival (2016): Premio C.I.C.A.E.
Berlin International Film Festival (2016): Premio Heiner Carow
Bavarian Film Award (2016): Premio a Mejor Actriz (Rosalie Thomass)
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2017 con valoraciones de películas