Julieta | Pretendida, pero no conseguida

Rosana G. Alonso
Conecta

Las intenciones de ‘Julieta’, la última película de Pedro Almodóvar, son buenas, hay un intento de volver al Almodóvar más genuino, pero se queda en eso, en buenas intenciones

Julieta | Almodóvar | StyleFeelFree

Fotograma de Julieta | Foto: Manolo Pavón | StyleFeelFree

Les ocurre a grandes cineastas capaces de construir un universo propio. Ejemplos notables que lleven más de una década sin apuntar a la diana, Tarantino desde Kill Bill  o Lars Von Trier desde Manderlay. De todas formas, una vez creada la insignia, muchos realizadores se conforman con el siempre cálido aplauso de los incondicionales. Pedro Almodóvar pudiera estar cayendo en la misma trampa, la de cegarse con su propia luz y no ser capaz de resistirse a copiarse a sí mismo, o a hacer una parodia de sus memorables recursos. Pero esperemos que sea solo una racha que persiste en Julieta  aunque detrás haya una intencionalidad de recuperar su esplendor, el que retrató una España esperpéntica, lozana y pasional, con una marcada identidad warholiana abanderada en el cine por Paul Morrissey.

Aunque aquí no es tanto el problema del sello, de querer ajustarse a unas señas propias reconocibles en la mano de Antxón Gómez en un esmerado diseño de producción, que de hecho, son las que dan un poco de perspectiva a unos personajes poco creíbles y mal caracterizados, sino el de seguir un molde que afecta sobre manera a un guión reducido a soluciones fáciles, poco ratificadas con una realidad de la que también se alimenta la ficción si quiere tener consistencia y que recuerdan más a un Julio Medem en sus momentos de decaimiento que al Pedro Almodóvar de Mujeres al borde de un ataque de nervios  o La ley del deseo. No puedo ocultarlo, Julieta  me decepciona cuando esperaba que fuese el resurgir de un Almodóvar muy mal parado después de su inaceptable Los amantes pasajeros. Lo siento por el cine español, por una industria que como muchas otras culturales, la están dilapidando los que administran los pocos recursos económicos que se designan a lo cultural y que no permiten que los proyectos que podrían levantar esa marca española tan engañosa, vean la luz. Por eso es tan necesario hacer una crítica sincera que ponga un límite a ciertos creadores, para que no nos conformemos con los pocos nombres internacionales que pueden airear lo español. No todo es válido por mucho que haya una firma detrás que en el cine cada vez se evidencia más en visibles créditos que a veces son lo mejor de la cinta por su cuidado encuadre y su meticulosidad gráfica, que te hacen presuponer que hay una identidad meritoria de tal narcisismo, que aquí también tiene su brillante lacado en el punto final, con una Chavela Vargas todopoderosa. Pero si no puedo creerme a una Emma Suárez que siempre me ha resultado una actriz de recursos naturales y que en Julieta  es todo menos natural, no puedo creerme tampoco a una Adriana Ugarte que parece adaptarse como puede a un disfraz poco convincente y casi cómico, si lo comparamos con los memorables personajes de los ochenta a los que Almodóvar dio a luz como si los pariera.
 

Tráiler de Julieta | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Julieta
Dirección: Pedro Almodóvar
Guión: Pedro Almodóvar
Fotografía: Jean-Claude Larrieu
Diseño de producción: Antxón Gómez
Vestuario: Sonia Grande
Música / banda sonora: Alberto Iglesias
Montaje: José Salcedo
Reparto: Emma Suárez, Adriana Ugarte, Daniel Grao, Inma Cuesta, Darío Grandinetti, Rossy de Palma, Michelle Jenner, Pilar Castro, Susi Sánchez, Joaquín Notario, Nathalie Poza, Mariam Bachir, Blanca Parés, Priscilla Delgado, Sara Jiménez, Agustín Almodóvar, Bimba Bosé
Fecha de estreno España: 8 de Abril de 2016
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2016 con valoraciones de películas
Rosana G. Alonso

Rosana G. Alonso

Periodista cultural, librepensadora crítica observando las dinámicas sociales desde una perspectiva feminista, creadora contemporánea y alma mater de StyleFeelFree.