Luis González Palma: recortes de un invisible frágil entre lo bello y lo triste

Luis González Palma (Guatemala, 1957) redefine los límites entre las categorías artísticas en Constelaciones de lo intangible, un compendio de su trabajo que puede verse en el Espacio Fundación Telefónica, manifestándose como uno de los artistas más destacados de la fotografía latinoamericana


Aunque la exposición Luis González Palma. Constelaciones de lo intangible que ahora puede verse en el Espacio Fundación Telefónica está enmarcada en el programa de PHotoEspaña lo que vemos aquí es algo más que fotografía. La fotografía a la que recurre el guatemalteco Luis González Palma es sólo un dispositivo más que forma parte de composiciones híbridas. Estructuras que iban para ser pintura y se muestran como fotografía sin ser tal. “Yo siempre quise ser pintor. Soy fotógrafo porque soy un pintor frustrado”  reconoce. Y sin ser ni una cosa ni otra _ ni pintura ni fotografía puramente _ en muchas ocasiones se exhiben a modo de instalaciones escultóricas. Entre otras cosas, porque la idea de fracaso está enraizada en su método mismo de trabajo. Esta percepción de pérdida también está presente en la temática manifiesta por medio de una herencia personal vinculada a la historia, la personal y la colectiva. Un relato social en el que la Guerra Civil de Guatemala (1960-1996) marca el ritmo desesperanzado de sus primeras obras. Pero también es visible la esperanza en preguntas que se revelan dependiendo de la mirada, del lugar desde el que se mire. Se perciben muchas perspectivas en la obra de Palma y no sólo como argumento curatorial sino que hay trabajos que ofrecen diferentes puntos de vista por su naturaleza técnica. Esto lo vemos en las Catóptricas, inspiradas en la anamorfosis renacentista. En ellas somete sus retratos a distorsiones que desestabilizan nuestra percepción permitiendo que la imagen se presente desde diferentes ópticas gracias a cilindros que recomponen la imagen fragmentada y descompuesta la cual vemos en un plano horizontal evidenciando una fragilidad permanentemente presente.

La muestra Luis González Palma. Constelaciones de lo intangible  la componen alrededor de 70 obras que abarcan desde los años 80 hasta la actualidad.

La fragilidad del ser humano también es sintomática de lo que para Luis González Palma conforma su temática partiendo de sus intereses: el vacío, el desamor, la incomunicación, el desencuentro, la angustia, la sociedad como fracaso… Elementos que enumera, que reitera y expresa desde una conciencia melancólica que inverna en un “espacio del consuelo”  _ expresión del artista _ que descubre no evidenciándolo sino desenmascarándolo iconográficamente por medio de metáforas, de hipótesis, de escenificaciones, de representaciones del poder, la cultura, la raza y la clase social o de relecturas que apelan a símbolos del pasado y que interpreta por medio del betún de Judea con el que tiñe sus fotografías envejeciéndolas o del pan de oro con el que las lustra, reflejo de otra de sus constantes, las representaciones religiosas como testigo de un legado cultural ancestral que aborda desde sus inicios. Así, en Las loterías  (1988-1991), inspirado en el juego de origen español pero representado por figuras en lugar de números, Luis González Palma propone una ampliación de la iconografía popular nutriéndose de códigos de las comunidades indígenas que representa inspirado por los retablos de madera y oro de los altares barrocos. Durante la década de los noventa también retrata a indígenas mayas-guatemaltecos inmersos en una mirada expresiva que vaticina ese invisible al que alude repetidamente el artista. En adelante, en el siglo XXI abarca una diferencia formal latente en el uso del color pero también en la temática que sin variar sustancialmente descubre nuevos matices que tratan de responder a una pregunta, ¿dónde está el espacio sagrado en este momento de la historia? Lo sagrado parece encontrarlo en Jerarquías de intimidad  (2007), una reinterpretación del mito de la Anunciación plasmado en algunas pinturas del Renacimiento. Pero sobre todo lo recrea en La luz de la mente  (2005) en donde recupera las crucifixiones realizadas por clásicos como Zurbarán, Murillo o Rubens, concentrándose en lo que se denominó paño de pudor  que cubría el cuerpo desnudo de Cristo.

Más comprometido con lo que no puede ver que con lo que puede ver, como él mismo señala, Luis González Palma con esta muestra convierte al espacio Telefónica en un santuario desde el que invita a reflexionar, a hacernos preguntas, a encontrarnos a solas con nosotros mismos. Idea que destaca Laura Fernández Orgaz, directora de colecciones y exposiciones de Fundación Telefónica, al expresar que este “universo que conforma un todo compuesto de elementos que no tienen nada que ver con la fotografía sino más con la pintura y la artesanía, invita al recogimiento, al silencio”. Un cosmos del que también habla Alejandro Castellote _ comisario de la muestra _ al declarar que la exposición obedece a un interés por ofrecer “constelaciones que cohabitan el universo del artista construyendo el presente a partir del pasado”. Concepto que se revela en el mismo título, revelador de esa comprensión de lo que no es materia porque apela al sentir vinculado a la experiencia. A esa idea de lo bello en lo triste y en su conjunto, a lo que no puede describirse sino a través de la confrontación entre razón y sentimiento, representado aquí en sus últimas obras. Por ello, la serie Möbius  (2013-2014) obedece a un duelo sin vencedores entre abstracción y figuración o lo que es lo mismo, entre juicio y emoción. La vida misma.
 

Luis González Palma | stylefeelfree

El artista, Luis González Palma, con su obra Möbius, 2013-2014 en Fundación Telefónica. Foto: Y.Yu para © StyleFeelFree

Luis González Palma | stylefeelfree

Obra de Luis González Palma en Fundación Telefónica | Foto: Y.Yu para © StyleFeelFree

Luis González Palma | stylefeelfree

Obra: La luz de la mente, 2005 de Luis González Palma en Fundación Telefónica | Foto: Y.Yu para © StyleFeelFree

DATOS DE INTERÉS
Título: Luis González Palma. Constelaciones de lo intangible
Artista: Luis González Palma
Lugar: Espacio Fundación Telefónica (Fuencarral,3 Madrid)
Fechas: 11 de Junio de 2015 – 18 de Octubre de 2015
Horario: Martes a Domingo de 10:00 a 20:00 horas
Entrada: entrada libre
Programas complementarios: Encuentro en el artista Luis Gómez de Palma y el comisario de la exposición, Alejandro Castellote (11 de Mayo) / “La mirada atenta: Entre la apropiación y la reconstrucción en fotografía” (del 7 al 10 de Julio) / “Pierre Gonnord: viaje hacia el retrato. Reflexión acerca del acto fotográfico del retratista (11,12 y 13 de Septiembre)
Visitas comentadas: los jueves a las 12 y 18 horas (libres). Bajo reservada (concertadas)
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter