La exposición ‘La gran imaginación. Historias del futuro’, en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid, es un recorrido por 250 años de imaginación futurista

imaginación futurista | Espacio Fundación Telefónica | StyleFeelFree
Vista de sala de la exposición ‘La gran imaginación. Historias del futuro’ en Espacio Fundación Telefónica de Madrid | Imaginación Futurista | StyleFeelFree

La importancia que la imaginación y la creatividad tienen en la producción de futuros posible es una de las ideas que desarrolla la muestra La gran imaginación. Historias del futuro en el Espacio Fundación Telefónica. Y lo hace poniendo en valor la importancia de pensar futuros que den respuesta a los retos presentes. Pero, al mismo tiempo, analiza los primeros imaginarios futuristas surgidos a partir de la Revolución Industrial para ver su impacto en nuestras sociedades. En este sentido, no solo habla del futuro, sino también de la influencia del pasado en el futuro. Es decir, sigue la pista al efecto que las ideas futuristas pasadas han tenido en la idea de futuro que conservamos hoy. Pero también cómo ese imaginario pasado ha condicionado nuestro presente. Con todo ello, su propósito es hacernos repensar cómo podemos aventurar nuevos futuros que contribuyan, activa y críticamente, en su proceso de construcción.

A través de cuatro grandes apartados la exposición da así cabida a 250 años de visiones futuristas. Estos reflejan el futuro desde el pasado, el presente y la imaginación del futuro. De esta forma, el recorrido que aquí se presenta explora desde las primeras utopías a las más contemporáneas. Como resultado, pone en diálogo los primeros relatos futuristas surgidos en el siglo XVIII con las reflexiones más actuales. Visiones de futuro que han sido influenciadas, en gran medida, por el contexto que las alimentaban. Con ello, buena parte de la exposición aflora del concepto de Gran Aceleración acuñado por las Ciencias de la Tierra. Esta noción sugiere que hay una estrecha relación entre los cambios socioeconómicos y medioambientales y la expansión de historias sobre el futuro que proliferan durante ese periodo. Además, este itinerario arranca y finaliza con referencias a Jim Dator, pionero en los Estudios de Futuros.

Visiones actuales del futuro frente a visiones pasadas

Como declaró Jim Dator, el futuro no se puede conocer o predecir pues, en realidad, el futuro no existe. Lo que sí que existe son la multitud de imágenes de futuro que llegan a nosotros últimamente y cada vez por más cauces. Desde la literatura y el cine a las series, la arquitectura, el diseño o la publicidad. Precisamente, el primer apartado de La gran imaginación. Historia del futuro titulado Futuros Presentes, abarca de 2010 a 2021. Las piezas que encontramos en esta sección tratan temas como la frontera entre lo físico y lo virtual, o la convivencia entre los robots y la inteligencia artificial. También se introducen asuntos como la colonización espacial o la necesidad de generar estrategias de renaturalización. Aquí podemos encontrar piezas como las creadas por Domestic Data Streamers, escultura basada en datos de Google Trends, o la arquitectura biodigital Hortus XL de ecoLogicStudio.

Si seguimos avanzando, bajo el epígrafe Antes del Futuro se exponen obras de los antecesores de la imaginación futurista. De hecho, los relatos utópicos y la sátira se podrían considerar los precursores de la imaginación futurista. Hay que tener en cuenta que es difícil encontrar narraciones futuristas en el siglo XVII. Lo más parecido que podríamos definir como futuristas serían, en todo caso, las creaciones inspiradas en el descubrimiento de territorios desconocidos como el continente americano o islas lejanas. Estas ideas sirvieron de modelo a distintos autores para proyectar prototipos de sociedades ideales. En este sentido, se presentan ejemplares como la edición única de la Utopía de Tomás Moro, La Nueva Atlántida de Francis Bacon, La ciudad del Sol de Tommaso Campanella o Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift. Cada una de estas obras literarias es interpretada por el ilustrador Javier Sáez Castán.

Tras este preámbulo, ya sí nos sumergimos de lleno en los primeros relatos propiamente futuristas que datan del siglo XVIII. De esta etapa se rescatan Memorias del siglo XX de Samuel Madden (1733) y El año 2440 de Louis-Sébastien Mercier (1771). De igual manera, algunas obras bibliográficas de la Colección Piero Gondolo della Riva. También cabe destacar la instalación Cronología del Futuro que muestra en qué año algunos hitos del cómic, la literatura y el cine situaron el futuro.

Distopías cinéfilas y otras imaginerías futuras

Continuando el trayecto, avanzamos hasta finales del S.XIX para llegar al siglo XX. En esta época, las ciudades están inmersas en una etapa de modernización y crecimiento. El transporte, la arquitectura, las telecomunicaciones o la conquista del espacio son algunos de los temas más recurrentes en las nuevas ficciones. En consecuencia, se crean imágenes como las ilustraciones de 1893 de Albert Robida que muestran fantasías como el cielo parisino repleto de coches. Igualmente, los dibujos de Erich Kettelhut o Otto Hunter para la película Metrópolis en los años veintem, o las creaciones de Ridley Scott en Blade Runner ya en los ochenta. Asimismo, se recuperan películas como Hotel eléctrico (1908) de Segundo de Chomón, La casa eléctrica (1922) de Buster Keaton o 2001. Odisea en el espacio (1968) de Stanley Kubrick.

Si primero fue la literatura, luego fue el cine distópico el que ejerció un papel fundamental en la creación de la imagen futurista. A través de estos medios se ha advertido a la humanidad sobre los riesgos de un progreso sin valores. Discursos que plantean los miedos derivados de la robotización del mundo, la crisis climática o la posibilidad de una guerra final. Títulos como Nosotros de Yevgueni Zamiatin (1924) o Un mundo feliz de Aldous Huxley (1932), encarnan visiones distópicas sobre cuestiones que nos siguen preocupando en pleno siglo 2021. El broche final a esta exposición lo pone el conjunto de instalaciones creadas específicamente para la muestra que representan cuatro miradas alternativas que miran a 2050.
 

DATOS DE INTERÉS
Título: La gran imaginación. Historia del futuro
Artistas: varios
Comisariado: Jorge Camacho
Lugar: Espacio Fundación Telefónica, Madrid
Fechas: del 3 de noviembre de 2021 al 17 de abril de 2022
Horarios y dirección: consultar
Precio [entrada a exposición]: entrada gratuita previa reserva en la web
Últimas entradas de SFF Magazine (ver todo)