La Biblioteca y Centro de Documentación del Museo Reina Sofía acoge la obra del venezolano Carlos Cruz-Diez, artista y diseñador esencial del siglo XX

Carlos Cruz-Diez | Museo Reina Sofía | StyleFeelFree
Alfredo Silva-Estrada, Trans-verbales 1, 1969. Diseño de Carlos Cruz-Diez. Foto © Rafael Guillén | © Fundación Sonia Sanoja – Alfredo Silva Estrada | StyleFeelFree

A mediados del siglo pasado, cuando el diseño gráfico no existía como una profesión independiente, la industria editorial era un sector puramente técnico. Los estudios estaban habitados por tipógrafos, diagramadores e impresores, pero se desconocía el potencial de la comunicación visual. En el caso de Venezuela, no fue hasta la llegada a la industria de Carlos Cruz-Diez (Caracas, 1923 – París, 2019) que todo esto cambió. Precisamente porque poseía la sensibilidad formal y cromática del artista plástico que tanta falta hacía entonces. En su faceta como diseñador, persiguió soluciones sencillas y eficaces basadas en la coexistencia de la forma, del color y del contenido.

En la vertiente menos divulgada de la obra de Cruz-Diez se centra El peso de la forma. El diseño gráfico de Carlos Cruz-Diez. Una exposición con más de un centenar de los trabajos que realizó entre 1930 y 2015 que albergará la Biblioteca y Centro de Documentación del Museo Reina Sofía.Agrupada en tres formatos —diseño editorial, afiches y catálogos de exposiciones—, la muestra recorre la trayectoria del artista. Sus cuadernos, tiras cómicas, catálogos, libros, vídeos y carteles mantienen una reflexión sobre el papel de las formas. Los lenguajes que puso en juego Cruz-Diez para evidenciar todo el potencial del color en el arte, procedían directamente de la imprenta. Esto llevó al artista venezolano a crear su primera fisicromía en 1959. Un tipo de estructuras que revelan diferentes variaciones cromáticas según el desplazamiento y la intensidad tanto de la luz ambiente como del espectador.

Al igual que numerosos creadores latinoamericanos, como el brasileño Hércules Barsotti o el argentino Tomás Maldonado, Cruz-Diez trabajó simultáneamente como artista y diseñador. Para ello se apoyaban en las aportaciones de técnicos y artistas europeos una vez finalizó la Segunda Guerra Mundial. Debido al gran volumen de trabajo que existía en aquellos años, el venezolano terminó abriendo su propia agencia de diseño en 1946. Continuó ejerciendo la profesión y en 1960 se trasladó a París, donde diseñó la revista Robho y los afiches y catálogos del Centre Noroit. Su lenguaje gráfico se hizo entonces progresivamente más depurado y directo. Carlos Cruz-Diez, quien falleció hace menos de dos años, es hoy reconocido como uno de los grandes protagonistas del arte óptico y cinético. Además, su obra es parte de las colecciones del MoMA de Nueva York, del Tate Modern londinense y del Centre Pompidou de París, entre otras.
 

DATOS DE INTERÉS
Título: El peso de la forma. El diseño gráfico de Carlos Cruz-Diez
Artista: Carlos Cruz-Diez
Organización: Museo Reina Sofía en colaboración con el Archivo Fotografía Urbana y Cruz-Diez Art Foundation
Lugar: Biblioteca y Centro de Documentación del Museo Reina Sofía
Fechas: a partir del 12 de marzo
Horarios y tarifas: consultar
SFF Magazine