En la muestra Mondrian y De Stijl, que el Museo Reina Sofía acaba de inaugurar, destaca la relevancia de Mondrian dentro de la revista y movimiento denominado De Stijl del que formó parte

Tras los meses en los que el Museo Reina Sofía se ha visto obligado a esperar para su inauguración por la crisis del coronavirus, hoy abre sus puertas a Mondrian y De Stjil. Gracias a su colaboración con Kunstmuseum Den Haag, la exposición se adentra en la historia del pintor holandés Piet Mondrian (1872, Amersfoort – 1944, NuevaYork), así como en el desarrollo del movimiento que le llevaría a ser reconocido mundialmente: el neoplasticismo. Esta corriente artística sería también practicada por los colaboradores de la revista De Stijl (1917-1931), entre los que se encontraban Bart van der Leck, Georges Vantongerloo o el fundador de la publicación, Theo van Doesburg. El recorrido propuesto, atendiendo a los preceptos de la revista y movimiento De Stijl, se embarca en la abolición de la jerarquía entre artes y en la reducción del lenguaje pictórico a sus elementos básicos, proponiendo una nueva representación de la belleza.

El inicio de la exhibición presenta al joven Mondrian a través de pinturas realistas, marcadas por el uso de formas sugerentes y de colores oscuros mediante los que representa su tierra. Sin embargo, no pintaría este tipo de obras durante mucho tiempo. Al llegar a Ámsterdam, con tan solo 18 años, comienza a centrar sus esfuerzos en la representación de paisajes, en los que, poco a poco, experimentaría con nuevas corrientes artísticas tales como el puntillismo. Además, esos cambios también se reflejan en la gama cromática utilizada por el artista, donde intensos colores fueron apoderándose de las escenas representadas.

El artista holandés había comenzado a desarrollar su deseo de encontrar lo que denominó como belleza universal, aquella belleza que pudiese ser entendida por cualquiera. No obstante, no sería hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial cuando descubriría que, como él, había otros artistas interesados en desarrollar, a través de la abstracción, una nueva forma de comprender el arte. La fundación de De Stijl, en 1917, suponía la apuesta por mostrar la importancia de unir diferentes disciplinas en un mismo movimiento: el neoplasticismo, fundado por el propio Mondrian. A través de la unión entre la teosofía y el arte, el pintor proponía el uso de líneas rectas negras y de colores primarios para poder alcanzar esa belleza que perseguía. De esta forma, los miembros de la revista propusieron un estilo totalmente innovador e inteligente que aplicaron al diseño de muebles o a la elaboración de cuadros.

Divergencias y contrastes en De Stijl

A pesar de que los miembros de De Stijl compartían intereses y pensamientos, así como formas de comprender el arte, como movimiento nunca llegó a conformar un grupo unido. De hecho, en varias ocasiones sus integrantes defendieron fuertes puntos opuestos. “De Stijl era un grupo donde se debatía, se dialogaba, se cuestionaba… Era un grupo muy vivo”, explica Manuel Borja Villel, director del Museo Reina Sofía. Tanto es así que, cuando Theo van Doesburg, en 1927, incorporó a la publicación el elementarismo, Mondrian abandonaría su colaboración en ella. Tal y como comenta Teresa Velázquez, jefa de exposiciones: “van Doesburg empieza a pensar que la diagonal, que es lo que perturba, es lo más importante para la Modernidad; mientras que Mondrian persigue el equilibrio dinámico entre verticales y horizontales”.

La muestra termina con la marcha a Nueva York del padre del neoplasticismo, en 1940, donde profundiza y juega con el movimiento hasta su muerte. Durante esta nueva etapa, Mondrian no hace más que reforzar sus creencias, sus gustos y su estilo. Entretanto el resto de los artistas de De Stijl no fueron generalmente aclamados por su contribución a la revista, el pintor holandés sería reconocido como uno de los padres de la Modernidad, e incluso de la abstracción. Mondrian fue, es y será recordado por demostrar que el diseño, la arquitectura y la pintura se podían hacer de otra forma. Tan elemental como novedosa. Un juego de líneas y color ampliamente reconocido, que hace accesible el arte.
 

Mondrian y De Stijl | StyleFeelFree

Sala de la exposición Mondrian y De Stijl | Foto: © StyleFeelFree

Mondrian y De Stijl | StyleFeelFree

Sala de la exposición Mondrian y De Stijl | Foto: © StyleFeelFree

DATOS DE INTERÉS
Título: Mondrian y De Stijl
Artistas: Piet Mondrian, Theo van Doesburg, Bart van der Leck, Georges Vantongerloo o Vilmos Huszár y otros
Organización: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y Stichting Kunstmuseum den Haag
Comisariado: Hans Janssen
Coordinación: Belén Díaz de Rábago y Beatriz Jordana
Lugar: Museo Reina Sofía, Edificio Sabatini, 1ª planta
Fechas: 11 de noviembre a 1 de marzo de 2021
Horario: consultar
Precio [entrada a exposición]: consultar
SFF Magazine
Últimas entradas de SFF Magazine (ver todo)