El humanismo radical de las pinturas de Alice Neel se materializa en la exposición que le dedica el Met de Nueva York a la artista

Alice Neel | Museo Met | StyleFeelFree
Obra: Autorretrato, 1980 de © Alice Neel | StyleFeelFree

“Para mí, las personas van primero. Por eso he tratado de reivindicar la dignidad y la importancia eterna del ser humano”. Estas palabras enunciadas por la propia Alice Neel (Pensilvania, 1900 – Nueva York, 1984) son las que dan título a esta exposición. Alice Neel: People Come First, —las personas van primero—, una retrospectiva de una de las pintoras más radicales del siglo XX. Afirmación que justifica cada una de las casi cien obras que alberga el Museo de Arte Metropolitano (Met) de Nueva York para la ocasión. Entre pinturas, dibujos y acuarelas, la muestra presenta docenas de los retratos más impactantes de Neel, celebrados hoy por su inquebrantable agudeza psicológica.

Dividida en ocho secciones, la exposición recorre la relación de la artista con la pintura abstracta y explora su estilo tardío de los ochenta. Sin embargo, también arroja luz sobre sus logros en otros géneros, como el bodegón o el paisaje urbano. Por otra parte, pertenencias personales como fotografías o publicaciones periódicas de izquierdas, a las que contribuyó con dibujos, complementan la muestra. Estos objetos permiten un vistazo a su tipo de relaciones, personalidad y convicciones políticas, así como su futura entrada en la cultura popular estadounidense. Se trata de una variedad de aspectos de la práctica de Neel que han sido poco estudiados hasta ahora. Por ejemplo, su compromiso con las calles del Harlem español, sus fascinantes pinturas de temas LGBT o el significado del hogar en su obra.

Si bien Neel no era neoyorquina de nacimiento, fue allí donde residió gran parte de su vida hasta convertir la ciudad en su tema predilecto. Sus trabajos dan testimonio de su dramatismo y belleza cotidiana, pero especialmente de la diversidad, la resistencia y la pasión de sus habitantes. El área más completa de la exposición está dedicada a los numerosos bohemios y figuras disidentes locales que retrató y con los que frecuentemente colaboró. Entre ellos se encuentran personalidades como el activista de los derechos civiles James Farmer y la performer del Lower East Side Jackie Curtis. Otra sección agrupa sus dibujos de espacios interiores, mayormente de su propia casa, un entorno íntimo donde dio lugar a naturalezas muertas personalísimas. Y también a un repertorio de retratos, a veces eróticos, a veces conmovedores, de miembros de la familia y de amantes.

En una gran sala del Met habitan muchos de los provocativos y rompedores desnudos que Alice Neel pintó a partir de los treinta. Incluye asimismo su autorretrato, realizado a sus ochenta años de edad. Se torna así evidente su mirada empática y su inclinación por encarnar aflicciones corporales y emocionales. Lo mismo ocurre en otra de las secciones de la muestra dedicada a sus cándidas representaciones de madres, antes y después del parto. La exposición concluye subrayando el compromiso de Neel con la abstracción y sus innovaciones formales, prestando especial atención a su adopción de lo inacabado. Tanto por sus fines estéticos como alegóricos, funciona como una poderosa metáfora del principio y el fin, la vida y la muerte. Tras su presentación en el Met, Alice Neel: People Come First aterrizará en el Guggenheim de Bilbao el 17 de septiembre de 2021.
 

DATOS DE INTERÉS
Título: Alice Neel: People Come First
Artista: Alice Neel
Comisariado: Kelly Baum, Cynthia Hazen Polsky y Leon Polsky
Lugar: The Met Fifth Avenue, 2ª planta, Galería 899
Fechas: del 22 de marzo al 01 de agosto de 2021
Horarios y tarifas: consultar
Itinerario: Guggenheim de Bilbao: del 17 de septiembre, 2021 al 23 de enero, 2022; Fine Arts Museums de San Francisco: del 12 de marzo, 2022 al 10 de julio, 2022
SFF Magazine