Wonderstruck. El museo de las maravillas | Haynes, tras la pista de Scorsese

Aunque guarda una relación estrecha con Hugo de Martin Scorsese, Wonderstruck. El museo de las maravillas es una cinta compleja que asombra en los contrastes

Wonderstruck. El museo de las maravillas | StyleFeelFree

Fotograma de Wonderstruck. El museo de las maravillas | StyleFeelFree

SINOPSIS
Dos historias transcurren simultáneamente encontrándose entre ellas muchos paralelismos. Uno de los relatos lo protagoniza Rose, una niña de doce años en la década de los veinte del siglo XX. Mientras tanto, Ben, tiene la misma edad, pero en los años setenta. A pesar del tiempo que separa las dos historias, ambos tienen muchas cosas en común. Los dos son sordos y se escapan de casa, tras las pistas de alguien, para encontrar respuestas. La simetría que guardan estas dos narraciones acabará finalmente encontrando una explicación cuando se crucen.

Quizás sorprenda que el autor de Lejos del cielo, con una espléndida Julianne Moore, se involucrase en la adaptación del libro Maravillas de Brian Selznick, una novela protagonizada por niños pero más pensada para un lector adulto, teniendo en cuenta que el argumento gira en torno a dos historias y hasta el final no sabemos qué conexión existe entre ambas. Pero si analizamos más la trayectoria de Todd Haynes, con su intensa carta de presentación que fue Poison, lo descubrimos como un realizador versátil que arriesga. Wonderstruck. El museo de las maravillas no deja de ser una oportunidad de explorar otras posibilidades, si bien personalmente prefiero al Haynes que indaga en la identidad y la sexualidad como en Carol, sin miedo de entrar en territorios escabrosos que implican un cierto grado de responsabilidad social.

No obstante e incluso siendo Wonderstruck. El museo de las maravillas un paréntesis en la carrera del realizador estadounidense, es además una obra cinematográfica compleja y muy ilustrativa, con un potente uso narrativo de la voz y el silencio, que se devanea entre dos épocas diferenciadas porque una está rodada en blanco y negro, y la otra, a todo color. Por otra parte, su mayor acierto es su envolvente diseño de producción y vestuario, que nos acerca a dos décadas: los años veinte, y los setenta. La década de los setenta, de hecho, reluce sobremanera, en el choque con el blanco y negro de los veinte. Más allá de estas características que la hacen destacar entre las películas para todos los públicos, y aunque difícilmente encontrará su target, guarda mucha relación con Hugo, de Martin Scorsese. Como en ella, que también es una adaptación de Selznick, lo esencial es infundir la sensación de que la magia existe y todo es posible. En Wonderstruck. El museo de las maravillas, esa magia acaba por encontrar sentido en la búsqueda de uno mismo. Su final conmovedor, sobre la pérdida y la esperanza, es uno de esos mensajes que el cine proyecta como si fuera ley universal.
 

Tráiler de Wonderstruck. El museo de las maravillas | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Wonderstruck
Duración: 120 minutos
Dirección: Todd Haynes
Guion: Brian Selznick (basado en su novela “Maravillas”)
Fotografía: Edward Lachman
Diseño de producción: Mark Friedberg
Dirección artística: Ryan Heck
Vestuario: Sandy Powell
Música / banda sonora: Carter Burwell
Montaje: Affonso Goncalves
Reparto: Oakes Fegley, Millicent Simmonds, Julianne Moore, Jaden Michael, Cory Michael Smith, Tom Noonan, Michelle Williams, Amy Hargreaves, Morgan Turner, Sawyer Nunes, James Urbaniak
Distribuidora en España: Diamond Films
Fecha de estreno en España: 05 de enero de 2018
FESTIVALES Y PREMIOS
Festivales:
70 Festival de Cannes (2017): Sección Oficial
Nominaciones:
Critics Choice Awards (2017): Nominada a Mejor Intérprete Joven
Satellite Awards (2017): Nominada a Mejor Guion Adaptado y Banda Sonora
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2018 con valoraciones de películas
Rosana G. Alonso

Rosana G. Alonso

Alma mater de StyleFeelFree. Alquimista de sueños rotos, esperando que amanezca | Twitter