Todo saldrá bien | Explorando nuevas posibilidades para el 3D

todo saldrá bien | stylefeelfree

Fotograma de Todo saldrá bien | StyleFeelFree

Wim Wenders nunca se ha quedado parado en un hacer. Su trayectoria ha dado saltos importantes incursionando en métodos más o menos arriesgados. Con Todo saldrá bien se sale también de esos marcos refugio de fórmulas efectivas con marca y eslogan. Entre Summer in the city o sin ir tan lejos, su Paris, Texas, y este último trabajo, el salto es cuantioso. De momento parece haberle pillado el gusto a la tecnología 3D que ya había probado recientemente en Pina. Pero aquí va un paso más allá sorprendiendo en una utilización de las tres dimensiones, no para espectacularizar lo espectacular, sino para crear texturas que envuelven a los personajes y las escenas en un misterioso halo tenebroso al que acompaña espléndidamente la música de Alexandre Desplat. Su sorpresiva forma de abordar el 3D es mágica. En Todo saldrá bien, parece como si nos deslizásemos por un tobogán hasta el pulmón de un cuento tenebroso que asfixia a los personajes en una neblina que les angustia no permitiéndoles evolucionar. El reflejo de estas asombrosas tramas exige a la historia un entramado que esté a la altura de un audiovisual admirable. A este respecto, el guión de Bjørn Olaf Johannessen pierde terreno porque su historia no es tan ambiciosa como el celofán que la envuelve.

Todo saldrá bien  centellea por las texturas que permite el 3D recreando una historia poco sorprendente pero sonora y visualmente atractiva

Aunque en el desarrollo de la trama de Todo saldrá bien  colabora un soberbio trabajo de montaje que sale bien parado además por las acertadas localizaciones en Canadá, como espectador empiezas la proyección entusiasmado y acabas decepcionado porque ni la evolución de los personajes ni la historia, compiten en igualdad de condiciones con unos ambiciosos recursos visuales y sonoros que se comen de un bocado una trama que deslumbra en los pequeños detalles, pero se pierde en lo general. A esto tampoco colabora la gelidez sin matices del personaje que interpreta James Franco o la mediática Charlotte Gainsbourg interpretando un papel tan extrañamente taciturno como los que igualmente acompañó en sus trabajos para Lars Von Trier, proyectando una antinaturalidad poco convincente. Ante esta tesitura, es mejor no esperar demasiado de la historia y recrearse en la fantástica escenificación que abre un camino muy interesante y no abordado hasta ahora para el 3D. Las inmensas posibilidades que anticipa esta cinta son más relevantes que la película en sí, a la que le faltan articulaciones de base, si bien desde una percepción que desatienda las expectativas que genera la escenificación, se convierte en un ejercicio brillante de oportunidades fílmicas.

FICHA TÉCNICA
Título original: Everything Will Be Fine (Todo saldrá bien)
Dirección: Wim Wenders
Guión: Bjørn Olaf Johannessen
Reparto: James Franco, Charlotte Gainsbourg, Rachel McAdams, Marie-Josée Croze, Robert Naylor, Patrick Bauchau, Peter Stormare
Fecha de estreno España: 24 de Julio de 2015

Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2015 con valoraciones de películas
Rosa GA

Rosa GA

Aprendiza en el camino del conocimiento, observando como florece y se marchita la vida a cada paso que doy.