La fábrica de nada | Narrativas deslocalizadas

Entre lo documental y lo ficcionado La fábrica de nada, del portugués Pedro Pinho, consume todas las posibilidades narrativas para hacer una disertación pausada y diletante de las crisis que lleva atravesando Europa desde hace algunos años

La fábrica de nada | StyleFeelFree

Fotograma de La fábrica de nada | StyleFeelFree

Recientemente la Seminci, la Semana Internacional de Cine de Valladolid, anunció que contará con Portugal como país invitado en la que será su 63 edición. No es de extrañar en un momento en el que la cinematografía portuguesa, que ha sabido proponer nuevas derivas al camino emprendido por Manoel de Oliveira primero, y después al promovido por Novo Cinema y Pedro Costa, está en estos momentos experimentando una narrativa híbrida que reivindica lo documental en entornos propios de la ficción y todos los desvíos de esta ecuación.

Existe ya un nutrido grupo de cineastas portugueses que están en esta línea de investigación. Lo descubríamos con Miguel Gomes que estrenó Las mil y una noches en las salas españolas en 2016, una trilogía que desde una perspectiva documental y fabulosa _ en el sentido de fábula _ nos transportó a la realidad más devastadora de un Portugal afectado duramente por las políticas más áridas del neoliberalismo que visiblemente ha devastado Europa en la última década. A esta visión se suma ahora Pedro Pinho con La fábrica de nada, un filme que trata de arrastrar al presente el análisis proponiendo alternativas, rastreando soluciones cooperativas. Menos fantasiosa que la trilogía de Gomes, no obstante se sumerge en territorios de ficción que en lugar de explicar auscultan proponiendo escapar de una materialidad hermética y claustrofóbica.

La fábrica de nada juega con la multiplicidad de recursos. De lo documental a lo ensayístico, de la ficción a la realidad urgente que adopta un sentido de la experiencia. Pinho explora e incita a reflexionar reflexionando en una cinta que pretende abarcarlo todo, cerrando puertas que parecen anunciar un final que se posterga. Sus cerca de tres horas de proyección retienen al espectador, le obligan a dedicar atención a un problema al que parece que nos hemos acostumbrado asumiendo una nueva perspectiva desoladora. El filme se convierte así en tratado de intenciones que busca focalizar las crisis europeas desde que el neoliberalismo comenzase a desplegarse en toda su brutalidad. Fábricas cerradas que transmutan en escenario desérticos que nos remiten a la deslocalización. También la narratividad del portugués experimenta la misma idea de deslocalización. Navega en aguas turbias acaparando registros y géneros que nos llevan de aquí para allá. La mirada es totalizadora, se extiende en ángulos y propone soluciones que sin embargo no resultan definidas. Por ello, me quedo con la sensación de que la síntesis, difícilmente asumible por algunos realizadores manifiestamente eclipsados por su propia obra, hubiese compendiado mejor sus intenciones. La fábrica de nada, a pesar de mis reticencias, es una película sobre la que deberían recapacitar los futuros o noveles cineastas. Su narratividad híbrida y compromiso social ponen las metas muy altas. Y es preciso seguir investigando estos entornos.
 

Clip de La fábrica de nada | StyleFeelFree Youtube

 

SINOPSIS
Los trabajadores de una fábrica de ascensores, en las afueras de Lisboa, descubren que alguien está retirando maquinaria a escondidas. A partir de aquí empiezan a sospechar lo peor. No estaban equivocados, la fábrica tiene pensado despedir a todo el personal y poco a poco se va quedando desierta. Los jefes desaparecen y en su lugar una persona de recursos humanos los va citando, uno a uno, para explicarles la nueva situación y la toma de decisiones de la empresa. ¿Qué harán entonces?
FICHA TÉCNICA
Título original: A Fábrica de Nada (The Nothing Factory / La fábrica de nada)
Duración: 177 minutos
Dirección: Pedro Pinho
Guion: Pedro Pinho, Luisa Homem, Leonor Noivo, Tiago Espanha
Fotografía: Vasco Viana
Dirección artística: Luisa Homem
Vestuario: Vera Midões
Música / banda sonora: José Smith Vargas y Pedro Rodrigues
Montaje: Cláudia Oliveira, Edgar Feldman, Luísa Homem
Reparto: José Smith Vargas, Carla Galvão, Njamy Sebastião, Joaquim Bichana Martins, Daniele Incalcaterra
Fecha de estreno España: 11 de mayo de 2018
FESTIVALES Y PREMIOS
Festivales:
Toronto International Film Festival – TIFF (2017): Sección Oficial Wavelengths
Nominaciones:
Premios Sophia de la Academia de Cine Portuguesa (2018): Nominada a Mejor Película, Mejor Actriz (Carla Galvão) y Mejor Director
Premios Aquila (2018): Nominada a Mejor Director y Mejor Actriz (Carla Galvão)
Festival de Mar de Plata (2017): Nominada a Mejor Película en la Competición Internacional de Largometrajes a Concurso
Premios Fénix (2017): Nominada a Mejor Guion
Premios:
Premios Sophia de la Academia de Cine Portuguesa (2018): Premio a Mejor Edición y Premio a Mejor Guión Adaptado
Festival de Cine de Cannes (2017): Premio FIPRESCI de la Quincena de Realizadores
Festival de Cine Europeo de Sevilla (2017): Premio Giraldillo de Oro a Mejor Película
Barcelona Independent Film Festival (2017): Premio a Mejor Película
Munich Film Festival (2017): Premio a Mejor Película para Directores Emergentes
Premios Fénix (2017): Premio a Mejor Edición
Torino Film Festival (2017): Premio Especial del Jurado y Mención Especial
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2018 con valoraciones de películas
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter