El viaje de sus vidas | La revolución emocional al otro lado del Atlántico

Aunque Paolo Virzì ha rodado El viaje de sus vidas en EEUU sigue conservando su espíritu de creador italiano que no teme sumergirse en las profundidades emocionales, magníficamente abordadas por Donald Stherland y Helen Mirren

El viaje de sus vidas | StyleFeelFree

Fotograma de El viaje de sus vidas | StyleFeelFree

SINOPSIS
Un matrimonio anciano, John Spencer y su esposa Ella, decide escaparse con su vieja autocaravana en un viaje por la costa Este hasta Key West, huyendo de la disciplina a la que les someten médicos e hijos. El propósito es llegar hasta la casa de Hemingway ya que John, profesor de literatura jubilado, es un admirador de su obra. Comienza así una aventura trepidante llena de insospechables descubrimientos.

Si bien es la primera vez que Paolo Virzì accede a rodar una película íntegramente en EEUU, El viaje de sus vidas, inspirada en la novela homónima de Michael Zadoorian, sigue conservando el ideario del realizador italiano, dispuesto a seguir fraguando su revolución emocional que indaga en un análisis del comportamiento afincando en su Italia natal. De entrada, sus películas, para los que no están habituados a su cine, apelan a ciertos desórdenes de la conducta que difícilmente escapan a un grado de excentricismo propio en su cinematografía, que se mantiene en paralelo con el trabajo Paolo Sorrentino, sin llegar a cruzarse. Virzì está más interesado en la revelación afectiva, de identidad a identidad. Su sentido de lo humano, dejándose arrastrar por lo más instintivo, acaba por destapar algo que de primeras, se desconocía. Por eso, según avanza el metraje, consigue involucrar al espectador en un abrazo fraterno, al reconocerse en la vulnerabilidad de sus personajes, como ocurre con los interpretados por Valeria Bruni Tedeschi y Micaela Ramazzotti en Locas de alegría, una aventura, con coche de por medio, que nos recuerda mucho a la que presenta ahora con El viaje de sus vidas. En este proceder que avanza y descubre, que invita a una reflexión de lo humano en la sociedad actual, me resulta un director extraordinario, aunque volviendo al paralelismo con Sorrentino, de este prefiero su sentido más mordaz en el estudio de los personajes y su narrativa de lo fastuoso, menos naturalista que la de Paolo Virzì.

El viaje de sus vidas, el nuevo proyecto de factura estadounidense del realizador de El capital humano es una road movie tragicómica en la que Donald Stherland y Helen Mirren interpretan de forma impecable a un matrimonio de edad avanzada que no quiere ser dependiente y toma sus propias decisiones. Dispuestos a no cerrarse a los dictámenes de la sociedad, se embarcan en un trepidante viaje a través del cual nos descubre una América que escapa de la postal y entra en la actualidad al señalar las nuevas derivas políticas, en una cinta que se filmó durante la campaña electoral estadounidense de 2016. La decisión de Virzì, en este sentido, fue cambiar la novela para adaptarla a sus intereses que tratan de alejarse del cliché de la América profunda que muestra la legendaria Ruta 66, popularizada por Kerouac en En el camino, para decantarse por una ruta menos conocida como es la del Este, de la que se muestra un paisaje más afable, que deja espacio a sus protagonistas. De esta manera, según progresa, y lejos de ser una cinta que bien podría haberse convertido en un producto manido, Virzì vuelve nuevamente a correr la cortina olvidándose de que está lejos de casa, para entrar sin miramientos en temas, que se deslizan de lo cómico a lo trágico recurriendo a alguna efectiva escena, y que acaban siendo de obligada lectura. Cómo vivir, cómo morir, cómo amar. Esto es, cómo enfrentarse a la vida, a la vejez, a la enfermedad, al temor, al descubrimiento de un yo y un otro nuevo y sus miserias, entrañablemente humanas. El viaje de sus vidas es la película que demuestra que Paolo Virzì hace comunidad y hogar allá donde vaya. Solo por señalar su punto más flaco, diría que las interpretaciones de Stherland y Mirren son tan maravillosas que parecen haber eclipsado a todo el equipo, olvidándose de Christian McKay y Janel Moloney, interpretando a sus hijos, que se perciben con inequívoca complacencia para sostener un relato, no obstante, con dos pilares muy sólidos. Estos son, como apuntaba, los formados por la adorable pareja de ancianos hacia una deriva inesperada, que plantea hacer la revolución. Aquella que nos dicta hasta dónde, hasta cuándo, con quién, de qué manera. La literatura es para vivirla.
 

Tráiler de El viaje de sus vidas | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: The Leisure Seeker
Duración: 112 minutos
Dirección: Paolo Virzì
Guion: Paolo Virzì, Stephen Amidon, Francesca Archibugi, Francesco Piccolo (basado en el libro de Michael Zadoorian)
Fotografía: Luca Bigazzi
Diseño de producción: Richard A. Wright
Dirección artística: Justin O’Neal Miller
Vestuario: Massimo Cantini Parrini
Música / banda sonora: Carlo Virzì
Montaje: Jacopo Quadri
Reparto: Helen Mirren, Donald Sutherland, Christian McKay, Janel Moloney, Dana Ivey, Dick Gregory
Fecha de estreno España: 23 de marzo de 2018
FESTIVALES Y PREMIOS
Festivales:
Festival de Venecia (2017): Sección Oficial
Nominaciones:
Globos de Oro (2017): Nominada a Mejor Actriz de Comedia (Helen Mirren)
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2018 con valoraciones de películas
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter