Call Me by Your Name | Nítidas sensaciones

En una película asombrosa desde el punto de vista sensorial que se transmite con la imagen y el sonido, solo la poca dilucidada presencia femenina de Call me by your name empaña ligeramente una obra en mayúsculas sobre la homosexualidad masculina

Call Me by Your Name | StyleFeelFree

Fotograma de Call Me by Your Name | StyleFeelFree

SINOPSIS
Es el verano de 1983 en Italia donde Elio, un joven adolescente, y su familia, pasan sus vacaciones en una pequeña ciudad del norte. Allí llega también Oliver, un estudiante estadounidense que prepara su doctorado y colabora con el padre de Elio, un reputado profesor especializado en cultura grecorromana. Los dos jóvenes, motivados por un esplendoroso verano, irán abriéndose el uno al otro, descubriendo así un vínculo entre ellos difícil de romper.

Hay algo majestuoso en el sol que han sabido captar con acierto algunos cineastas, dejándonos memorables cintas para el recuerdo en las que la luz solar hizo posible las relaciones distendidas en escenas pensadas para disfrutar de lo sensorial. Eric Rohmer ha tendido a recrearse en estos espacios iluminados captando la energía del verano como en Pauline en la playa, La rodilla de Clara o La coleccionista. No obstante, Luca Guadagnino en Call me by your name se acerca más a Bernardo Bertolucci en Belleza robada, teniendo en cuenta que las dos películas transcurren en una Italia contemplativa donde se puede sentir como el tiempo parece como si se detuviese, para alargar el momento del deleite sensual. Como en los títulos mencionados, Call me by your name, inspirada en la novela del mismo título de André Aciman, tiene como protagonista a un adolescente que está en la edad de descubrir el placer. Este papel que recae en un espléndido y polivalente Timothée Chalamet que también destaca tímidamente en Lady Bird (pendiente de estrenarse en España) es además cinematográficamente muy original, puesto que aunque guarda paralelismo con los prototipos de lolita a los que nos ha acostumbrado largo y tendido la cultura cinematográfica y literaria, ahora el cambio de género le sienta bien, transmitiendo además una complejidad y sofisticación que afecta al elenco de actores.

No tanto a las actrices, que se ven obligadas a quedar al margen o en un plano poco motivador, en momentos cumbre, para dejar todo el brillo y protagonismo a sus compañeros en una película perfecta en muchos aspectos, pero que se resiente un poco en este sentido, ya que la mirada, por pulcra que sea, se centra en una masculinidad totalizadora. Y aclaro, no es que sea cuestionable que pueda haber mayor o menor presencia femenina, de hecho hay suficientes actrices en el reparto, pero su aparición se utiliza para enfatizar un mundo paradisíaco de hombres virtuosos que confían y disfrutan los unos de los otros, manteniendo secretos que los personajes femeninos (en la película) se adivina que conocen, lo cual no deja de ser paradójico. Esto se evidencia especialmente en la conversación final que mantiene el padre de Elio (Michael Stuhlbarg) con su hijo (Timothée Chalamet), conmovedora en cierto sentido, pero poco generosa con el papel de la madre del protagonista, al margen, en quien se deposita una complacencia estudiada que la deja, precisamente, en los puntales del relato, cuando se intuye esencial. Esa mujer que ve, que conoce, que comprende, y al final, resulta que no sabe nada. Si bien es posible que esta caracterización dependa del relato original de Aciman, queda un poco en el aire en esta cinta que cierra una trilogía del deseo, que a la postre se revela como tal. Solo hay simulacros de una pasión consumada en los anteriores filmes (Cegados por el sol y Yo soy el amor) que componen este tríptico. En cambio en Call me by your name el deseo estalla como si Guadagnio se reservara para dar una sorpresa en la última cena en la que trata de desentrañar el misterio del amor. Lástima que tal vez se le vaya de la mano, si consideramos que ya ha anunciado una secuela.

A pesar de esta puntualización, estos poco dilucidados caracteres femeninos, que hay que construir como receptor, es algo circunstancial en Call me by your name cuando su virtuosismo oculta cualquier desliz que a James Ivory, guionista aquí, pudiera habérsele pasado por alto. Los espectadores que verán Call me by your name posiblemente a penas se den cuenta de estos incisos porque el relato tiene un ritmo sensacional y unos principales poderosos que eclipsan todo el argumento para entablar un diálogo a cerca del deseo, no tanto homosexual, aunque sea el caso, sino sobre el deseo que se revela como descubrimiento de persona a persona. Muy lejos de Cegados por el sol, el anterior proyecto de Guadagnino, en esta cinta los rayos del sol no solo revitalizan el fastuoso escenario sino que consiguen enfocar a sus personajes (masculinos) para que transmitan verdadera emoción. Con una intensidad que se siente en el aire que respiran, en cada gesto y en cada instante que se posterga y ralentiza para que cada sensación se propague y alcance cotas más altas con una banda sonora excepcional en la que sobresalen los dos temas compuestos por Sufjan Stevens para la ocasión: Mystery of Love y Visions of Gideon. La música, como la luz, siempre han tenido un papel destacado y meritorio, como catalizadores de la explosión emocional en la trayectoria de Luca Guadagnino, que a esta sazón, se ven reforzadas por la evocadora imaginería, detalle a detalle, de Sayombhu Mukdeeprom, también elocuente en Las mil y un noches de Miguel Gomes.
 

Tráiler de Call Me by Your Name | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Call Me by Your Name
Duración: 131 minutos
Dirección: Luca Guadagnino
Guion: James Ivory y Luca Guadagnino (Basado en la novela “Call Me By Your Name” de André Aciman)
Fotografía: Sayombhu Mukdeeprom
Diseño de producción: Samuel Deshors
Dirección artística: Roberta Federico
Vestuario: Giulia Piersanti
Música / banda sonora: Sufjan Stevens
Montaje: Walter Fasano
Reparto: Armie Hammer, Timothée Chalamet, Michael Stuhlbarg, Amira Casar, Esther Garrel, Victoire Du Bois, Vanda Capriolo, Antonio Rimoldi, Elena Bucci, Marco Sgrosso, André Aciman, Peter Spears
Fecha de estreno España: 26 de enero de 2018
FESTIVALES Y PREMIOS
Nominaciones:
Premios Oscar (2018): Nominada a Mejor Película, Mejor Actor (Timothée Chalamet), y Mejor Canción Original (“Mystery of Love” de Sufjan Stevens)
Premios Golden Globes (2018): Nominada a Mejor Película Drama, Mejor Actor (Timothée Chalamet) y Mejor Actor Secundario (Armie Hammer)
Premios BAFTA (2018): Nominada a Mejor Película, Mejor Actor Principal (Thimothée Chalamet) y Mejor Guion Adaptado (James Ivory)
Premios BAFTA (2018): Nominada al Premio David Lean a la Dirección (Luca Guadagnino)
Festival Internacional de Cine de Berlín (2017): Nominada a Mejor Película
Chicago Film Critics Association Awards (2017): Nominada a Mejor Dirección, Mejor Actor de Reparto (Armie Hammer y Michael Stuhlbarg) y Mejor Montaje (Walter Fasano)
Denver Film Critics Society (2018): Nominada a Mejor Fotografía, Mejor Actor (Timothée Chalamet), Mejor Actor de Reparto (Armie Hammer), Mejor Canción Original (“Visions of Gideon” y “Mystery of Love” de Sufjan Stevens)
Film Independent Spirit Awards (2018): Nominada a Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Actor Secundario, Mejor Montaje
Florida Film Critics Circle Awards (2017): Nominada a Mejor Película, Mejor Actor de Reparto (Armie Hammer y Michael Stuhlbarg)
Gotham Awards (2017): Nominada al Premio del Público y a Mejor Guion
San Francisco Film Critics Circle (2017): Nominada a Mejor Fotografía, Mejor Actor (Timothée Chalamet), Mejor Actor de Reparto (Armie Hammer y Michael Stuhlbarg)
Festival Internacional de San Sebastián (2017): Nominada a Mejor Película
Toronto International Film Festival (2017): Nominada al Premio People’s Choice Awards a Gala o Special Presentations
Premios:
Premios Oscar (2018): Premio a Mejor Guion Adaptado (James Ivory)
Film Independent Spirit Awards (2018): Premio a Mejor Interpretación Masculina y Mejor Fotografía
Premios AFI (2018): Premio AFI a Película del Año
Chicago Film Critics Association Awards (2017): Premio a Mejor Actor (Timothée Chalamet), Premio a Mejor Guion Adaptado, Premio a Mejor Actor Revelación (Timothée Chalamet)
Denver Film Critics Society (2018): Premio a Mejor Guion Adaptado (James Ivory)
Florida Film Critics Circle Awards (2017): Premio Mejor Actor (Timothée Chalamet) y Mejor Guion Adaptado (Jame Ivory)
Gotham Awards (2017): Premio a Mejor Actor Revelación (Thimothée Chalamet) y Premio a Mejor Película
Hollywood Film Awards (2017): Premio a Mejor Actor Revelación (Thimothée Chalamet)
Los Angeles Film Critics Association Awards (2017): Premio a Mejor Actor (Thimothée Chalamet), Premio a Mejor Dirección y Premio a Mejor Fotografía
New York Film Critics Circle Awards (2017): Premio a Mejor Actor (Thimothée Chalamet)
San Francisco Film Critics Circle (2017): Premio a Mejor Guion adaptado (James Ivory)
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2018 con valoraciones de películas
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter