Regreso a casa | Las afecciones de Zhang Yimou

Preludio a la superproducción La gran muralla, pendiente de estreno para febrero del próximo año, Zhang Yimou llega a las carteleras españolas con Regreso a casa, un conmovedor drama humano que conecta con su temática más recurrente después de su período dorado

Regreso a casa | StyleFeelFree

Fotograma de Regreso a casa | StyleFeelFree

Pocas filmatografías han sido tan anómalas como la del cineasta chino Zhang Yimou. Pero si buscamos la trama central de su repertorio cinematográfico, los dramas humanos que buscan escarbar en los afectos del espectador, prevalecen por encima de la suntuosidad visual, en ocasiones rallando lo fastuoso, del período que practicó el género wuxia, o sus películas de temática más ligera, extrañas incursiones que podríamos clasificar en un cajón B, sin que por ello dejen de ser una forma de romper con la exigencia de un rigor cinematográfico que a veces pierde frescura en la falta de sentido del humor. Ejemplo de ello es Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos, una cinta curiosa que parece de cartón-piedra si la comparamos con la época dorada de Zhang Yimou, desde su excelente Sorgo rojo  hasta La joya de Shangai  (1995) acompañado de Gong Li como protagonista absoluta, que descubriría como una musa sobre la que proyectar su imagen ideal de la mujer china, que contrasta con el arquetipo de la sumisión femenina asociada a los roles de género tradicionales chinos.

En Regreso a casa, Zhang Yimou vuelve a contar con la presencia de Gong Li, de la que prescindiera por más de una década hasta La maldición de la flor dorada  (2006), en donde volvió a aparecer de forma estelar, en una película que tiene el mérito de embelesar por un esplendor estético que contrarresta con un guion excesivamente folletinesco. De vuelta a los ruedos con el maestro que la consagró, el personaje de Li en Regreso a casa  deja de lado el exceso de sus papeles tipo femme fatal como en La joya de Shangai, para volver a interpretar una de las grandes caracterizaciones en la filmografía de Yimou, aquella que conecta el sacrificio con la fortaleza, en un drama humano que si bien por momentos exige una emotividad desmedida, no deja de ser un motivo para llegar a lo mejor del ser humano siguiendo de cerca a otras películas del cineasta de una emocionalidad vívida como Amor bajo el espino blanco  (2010), La búsqueda (2005), Happy Times  (2000) o El camino a casa  (1999). Obras que no siendo quizás las más meritorias de la trayectoria del director de la indispensable ¡Vivir! , en cambio, en un momento como el actual, en el que hay un descrédito en los grandes valores asociados a lo humano, Zhang Yimou vuelve a ensalzar nuevamente la lealtad y la pureza de los sentimientos, siempre latentes en sus filmes, para regalarnos así otro pedazo de esperanza en un ser humano domesticado por la satisfacción inmediata, en sociedades contemporáneas.
 

Tráiler de Regreso a casa | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Coming Home (Regreso a casa)
Duración: 109 minutos
Dirección: Zhang Yimou
Guion: Zou Jingzhi (a partir de una novela de Yan Geling)
Fotografía: Zhao Xiaoding
Diseño de Producción: Lin Chaoxiang, Liu Jiang
Música / banda sonora: Qigang Chen
Montaje: Men Peicong, Mo Zhang
Reparto: Gong Li, Chen Daoming, Huiwen Zhang, Tao Guo, Ni Yan, Chun Li, Jia-yi Zhang, Peiqi Liu, Jiali Ding, Bai Qing Xin, Feng Zu, Xiaoyi Che
Fecha de estreno España: 5 de agosto de 2016
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter