El Centro Niemeyer de Avilés dedica una exposición a Gabriel Cualladó que recorre su trayectoria poniendo el foco en Asturias, uno de los escenarios predilectos del fotógrafo

Gabriel Cualladó | Centro Niemeyer de Avilés | StyleFeelFree
Hija de Jesús. Guexes. Asturias, 1963 de © Gabriel Cualladó | StyleFeelFree

El fotógrafo Gabriel Cualladó (Valencia, 1955 – Madrid, 2003), al que ahora le dedica una exposición el Centro Niemeyer de Asturias, fue uno de los primeros premios nacionales de Fotografía que otorgó el Ministerio de Cultura. Miembro del grupo AFAL y cofundador de La Palangana antes de formar parte de la Escuela de Madrid, es uno de los nombres que se suma al panorama fotográfico que conforma PhotoEspaña 2022. La muestra Cualladó, que puede verse en Avilés, forma parte del Festival Internacional de Fotografía. Con 140 obras que recorren su trayectoria artística, se hace especial hincapié en el territorio asturiano, uno de los escenarios predilectos del artista. En este lugar realizó muchas de sus obras, de gran fuerza, a pesar de su sencilla apariencia. Son fotografías que captan los instantes de su vida cotidiana. Por estas instantáneas transitan familiares, amigos y personajes anónimos que conforman un mosaico intimista.

La exposición, comisariada por Antonio Tabernero, manifiesta la dimensión poética y la libertad de expresión que caracterizaba a Cualladó. Sin embargo, también propone la naturalidad y sencillez con la que abordó su interpretación del mundo. No solo en Asturias, sino también en París y Madrid. Asimismo, destaca por configurar un estilo de mirada realista que compone un universo poético propio que transmite su intenso latido vital. En este sentido, su fotografía conforma un discurso estético que modela una aportación esencial a la historia de la fotografía española.

Una vida fotografiando

La época de mayor actividad de Gabriel Cualladó se refleja a partir de sus series fotográficas que realizó en las décadas de 1950 a 1970. En ellas, no busca temas ni personas relevantes, sino que retrata escenas sencillas y desprovistas de artificios para captar los instantes de su vida cotidiana. Él mismo nos lleva desde el Rastro madrileño hasta las calles parisinas al modo de la Nouvelle Vague. Todas estas fotografías guardan algunas de las cualidades mágicas que tuvo el arte en sus etapas iniciales cuando eran poco más que un amuleto. En consecuencia, el trabajo realizado conforma una vitalidad generada por un peculiar instinto creativo.

La carrera de Gabriel Cualladó continuó siendo fecunda hasta poco antes de su fallecimiento en 2003. Se puede observar en el proyecto fotográfico Puntos de vista para el Museo Nacional Thyssen–Bornemisza del que esta exposición incluye una selección de obras. En la serie, el artista cambia radicalmente su modo de mirar puesto que el tema principal es el público del museo. Así, Cualladó mira a gente que, a su vez, mira y es mirada por el pintor de las obras, generándose un juego caleidoscópico revelador. Por otra parte, los últimos años de su carrera están reflejados en la muestra a través de una pequeña serie de polaroids. Con ayuda de los tonos especiales que la cámara le ofrecía lograba completar su mirada en un ambiente bucólico. El conjunto del recorrido busca transmitir la esencia de Cualladó y evidenciar su ejercicio dentro del panorama de la fotografía contemporánea.
 

DATOS DE INTERÉS DE LA EXPOSICIÓN

Título: Cualladó
Artista: Gabriel Cualladó
Comisariado: Antonio Tabernero
Lugar: Centro Niemeyer, Avilés (Asturias)
Fechas: hasta el 4 de septiembre de 2022
Horarios y tarifas: 4 € (3 € para la entrada reducida) en los siguientes horarios: de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 en temporada baja y de 11:00 a 14:00 y 16:00 a 20:00 en temporada alta
Últimas entradas de SFF Magazine (ver todo)