La artista Teresa Moro reinterpreta reliquias de artistas que ha ido coleccionando durante su carrera, en la exposición que presenta el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo

Teresa Moro | MARCO | StyleFeelFree
Obra: Martin Kippenberger, cama (2021) de © Teresa Moro | Foto: cortesía MARCO / UM Fotografía | StyleFeelFree

El «efecto reliquia» es aquella emoción que se despierta en Teresa Moro (Madrid, 1970) cuando encuentra un objeto que pudiera haber pertenecido a un artista. Este sentimiento es lo que pretende transmitir en la exposición El Efecto Reliquia, que inaugura el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo. La muestra pone en escena su pasión por coleccionar, rastrear y archivar objetos singulares, como acto de resistencia y de reivindicación mediante la pintura. De esta forma, comienza una campaña personal de rescate de reliquias como estrategia defensiva frente a las amenazas que asedian al creador contemporáneo. Esa misión protectora que encontramos en la época clásica cuando custodiaban artículos venerables asociados con el héroe es la que inspira a la artista.

El proyecto pretende enseñar parte del botín de ejemplares encontrados por Moro tras peregrinaciones reales o virtuales. Así, como artista-coleccionista, va clasificándolos en un particular archivo gráfico que traslada a la pared del estudio y que se transforma en un altar votivo. Por consiguiente, su taller se ha convertido en una especia de cámara acorazada donde se atesora documentación de aquellos enseres. Estos objetos que va adquiriendo aparecen como un recuerdo evocado en el presente y que se proyecta hacia el futuro. Con este fin, la huella de los artistas a quienes pertenecieron se conserva latente en ellos y revivirá gracias a su preservación. Esa reminiscencia quedará en la obra realizada bajo su invocación.

Redescubrimiento del estudio de un artista

El Efecto Reliquia se organiza por las salas dejando pistas y dibujando una sutil línea narrativa en paralelo a esta serie de hallazgos y descubrimientos. Desde las Mirillas que nos permiten asomarnos al interior, hasta las Postales con vistas exteriores de las casas-estudios de los artistas. Pasando también por los Estudios en sí y la serie Reliquias, propiamente dicha, conformada por los objetos más escogidos y personales. En esta misma línea, la segunda sala despliega la serie Camas, que reúne piezas antiguas junto a obras realizadas en este último año. Son esos pequeños objetos, en principio sin importancia, los que atraen la atención de Teresa Moro. Gafas, pipas, mesas de trabajo, pinceles, paletas o camas que lleva a la tela o al papel y los transforma en un homenaje a la pintura.

La artista concibe este proyecto como un traslado del ritual diario del estudio a la sala de exposiciones. De este modo, realiza una invitación al público para compartir los secretos del culto a la pintura. Igualmente, responde también a la pregunta de Ángel González García, “¿Quién sabe lo que hacen los pintores en sus estudios? ¿Dormir? ¿Soñar tal vez?”. Teresa Moro presenta este escenario intercalando fotografías de archivo con dibujos y cuadros que colonizan el espacio, replicando las herramientas y el espacio de trabajo. Mediante esta proyección, ofrece penetrar en su universo más cotidiano para flanquear el paso a la intimidad del proceso creativo.

La pasión por el coleccionismo, un acto de resistencia

Su inspiración emana del discurso que enuncia Walter Benjamin en el que dice que “los coleccionistas son fisionomistas del mundo de los objetos”. El filósofo añade que los objetos no cobran vida en él, sino que él es quien vive en ellos. Ese es el fin que pretende la artista con las obras planteadas en esta muestra. Su pasión urgente por rastrear, recolectar y archivar alienta este proyecto. Ese interés por proyectar en el futuro los objetos del pasado alimenta su pasión por el coleccionismo. Con este fin recoge artículos que una vez pudieron pertenecer a artistas que ella admira y los coloca en su archivo documental como un santuario. Así, por ejemplo, al reinterpretar la pipa de Duchamp, se convierte en una ofrenda a una figura imprescindible del arte. Esa forma de convertir objetos comunes en protagonistas de la obra constituye un acto de resistencia frente a la estandarización.
 

DATOS DE INTERÉS DE LA EXPOSICIÓN

Título: El Efecto Reliquia
Artista: Teresa Moro
Comisariado: Miguel Fernández-Cid y Pilar Souto Soto
Producción: MARCO, Museo de Arte Contemporáneo de Vigo
Lugar: MARCO, Vigo
Fechas: del 14 de enero al 1 de mayo de 2022
Horarios y tarifas: consultar
Últimas entradas de SFF Magazine (ver todo)